Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DENUNCIAN POSIBLE CAZA DE AVES EN CERROS DE FACATATIVA

 

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 17 de septiembre de 2015.


http://1.bp.blogspot.com/-Wv3SzlRkTc0/U0fmOy6RavI/AAAAAAAAas0/48C-BXU6KS0/s1600/Penelo+monta.jpg


Imagen superior: pava andina (Foto: Mauricio Rueda ). Imagenes inferiores: casquillo y plumas de la pava andina en el cerro Manjuí de Facatativá (Fotos: Ie-Sua Hijos de Manjuí).


Defensores ambientales de Facatativá, Cundinamarca, denunciaron presuntas actividades de caza ilegal en los cerros cercanos a la municipalidad. Según relatan en una nota publicada en Internet en un recorrido realizado por un camino real en la zona oriental, en el denominado cerro de Manjuí, se encontraron casquillos de escopeta y plumas de pavas andinas (Penelope montagnii). La zona que conecta a Facatativá con Anapoima a través de un camino real es un bosque de niebla en donde se presume hay decenas de especies nativas más habitando y es centro de pernoctación de varias aves migratorias. El lugar, a su vez, conectaría a través del bosque con Zipacón, en donde organizaciones sociales pretenden adelantar un estudio sobre la actividad del oso perezoso que ha sido avistado en dicha zona por pobladores locales.

La organización Ie-sua Hijos de Manjuí dijo en su comunicado: "
es una fortuna saber que aún habita (la pava andina) en aquellos invaluables relictos y una tragedia saber que las seguimos exterminando." Y culpa seguidamente del ataque a la fauna la falta de compromiso institucional en el municipio alrededor de la protección ambiental: "no es un secreto que para las administraciones municipales nunca ha sido una prioridad el patrimonio ecológico del municipio y la problemática al respecto es grave y compleja."

Al unísono de esta denuncia, la Corporación Autonoma Regional de Cundinamarca (CAR)
alertó de la posible caza a aves migratorias rapaces en el cerro El Tabor del municipio de Pulí.

Sobre las aves cazadas en Facatativá, las pavas andinas pueden llegar a meedir hasta 60 centimetros de longitud y pesar 460 gramos. Pese a la rareza que es avistarlas en la región de la sabana de Bogotá, es muy común a lo largo de los Andes, desde Venezuela hasta Argentina.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com