Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DESALOJO DE "EL CARTUCHITO"

¿La mejor solución es echarlos?

Por: Gianni Lara Cruz

 

La noche del miércoles 27 de octubre entraron miembros de la alcaldía de Kennedy en compañía de la fuerza pública a desalojar el sector conocido como “El Cartuchito”. Para muchos de los habitantes de Patio Bonito, el desalojo traerá mejoras ya que este lugar es mal visto por la indigencia, el desaseo, la pobreza y la delincuencia que lo circunda. Lo que quizá no se tuvo en cuenta es que allí hay gente y que muchas familias viven del comercio que se genera; muchísimas más adquirían repuestos, ollas, revistas, herramientas y todo tipo de artículos a bajo costo. Esta pequeña economía les servía para subsistir. Como hace unos años se acabó con “El Cartucho”, en el centro de Bogotá, hoy parece ser que la solución sigue siendo pasar por encima de la gente, bajo el esquema de recuperar el espacio público.

A pesar de que se concertó una mesa de trabajo con estas comunidades afectadas, y que la organización ASOCORE, dedicada al reciclaje, trabajó con huertas, medios de comunicación y eventos sociales para generar procesos educativos y de economía digna en el sector, sus esfuerzos fueron pisoteados por las autoridades locales que incumplieron los acuerdos firmados. Quizá si se hubiera invertido en la gente del sector parte de los $462 millones de pesos que habían sido asignados a proyectos de educación en Kennedy (Techotiba), pero que curiosamente estos dineros cambiaron de destinatario y se compraron llantas, vehículos, maquinaria pesada, elementos de papelería e insumos para equipos de oficina por decisión de nuestros ediles y su alcaldía el pasado 16 de octubre, esta gente tendría más oportunidades que correr a empezar de cero en otro lado.

De aquí en adelante es muy posible que tanto proveedores como administradores públicos se hayan embolsillado la navidad por las comisiones que habrá para los contratos en la compra de estos materiales (que ya tenían asignado presupuesto), que los materiales nuevos y de mala calidad se pudran en una de las bodegas de nuestra flamante administración y que sigamos viendo niños, ancianos, mujeres y hombres con todas las capacidades para transformar el mundo, creando nuevos “cartuchitos” para sobrevivir ante el abandono estatal, que lo único que hace es eliminar lo que se ve mal sin importar que sean seres humanos. Ahora, hagámonos la pregunta: ¿La mejor solución era echarlos?


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com