Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

AGITAR A NUESTRA GENTE Y NUESTROS BARRIOS

Por: Edith Parada Caldas.
Fecha de publicación: 25 de febrero de 2016.

https://notiagen.files.wordpress.com/2012/05/1-de-mayo-desde-el-sur-de-bogota.jpg
Foto: Notiagen. Archivo de movilización desde el sur de Bogotá.

En una marcha se encuentra uno con los que luchan. Nos abrazamos, nos apoyamos, cantamos, se descarga la indignación, se intenta enviar un mensaje al país, si los medios lo transmiten (cosa que casi nunca pasa) y tensionar al gobierno, a los politicos y empresarios. Se defienden los derechos y libertades. Es un ritual de encuentro y afectos, que tiene hoy corredores viales definidos, que ni los poderosos miran o habitan; y la gente que trabaja y estudia no tiene tiempo de indignarse.. no pueden ir ¡y ni nos escuchan!

Creo que las marchas y carnavales de protesta deberían hacerse por las calles de nuestros barrios, cerca a las oficinas, para animar a aquellos sumisos que no pueden rebelarse a informarse y animarlos a salir con nosotros.

Creo que deberíamos marchar frente a los edificios de los nos tienen así, frente a sus casas y oficinas, colapsar el norte de la ciudad donde viven los ricos, conmoverles la mente, trancarles sus pasos viales, hacerles perder dinero, pacíficamente, colapsarlos.

¿Qué hacemos reunidos en una pasarela convenciendonos entre los convencidos que esto debe cambiar ya? ¿Qué hacemos gritandonos arengas entre los que ya estamos convencidos, parandonos frente a un edificio donde ni está el alcalde, ni el presidente, insultando y muchas veces golpeandonos con otros pobres policías asalariados y esclavos como nosotros?

Si aquí hay que hacer temblar al gobierno, pongamoslo a temblar donde se debe. ¡Si no nos sirve, que se caigan! Pero convenciendonos entre los convencidos esto no cambia en nada.

La gente no participa porque no tiene tiempo, vamos a buscarlos. ¡A despertarlos!

¿Por qué los estudiantes, sindicalistas, profesores, activistas y organizaciones sociales, todos los de esta pequeña élite intelectualoide (sí, una élite, porque la gran mayoría de población no ha sido educada y hoy es una ignorante política, porque educarse aún es un privilegio aquí, y ellos, que son mayoría, que no tiene tiempo de marchar, de reunirse, de pensar, porque el poco tiempo que tiene se dejan convenser de un mentiroso noticiero de televisión que adotrina masas sumisas y tontas, conformes e indiferentes)
no han tenido el privilegio de pensar, romper sus miedos y decir ¡No mas!? Debemos ir a hablarle a la gente por qué no los dejan salir a marchar, o no entienden. A las amas de casa, que replican a sus hijos mensajes de miedo y sumisión.

¿Por qué no marchamos frente a nuestras casas, vamos a las oficinas, a los lugares comunes, parques, iglesias, Transmilenio, calles de los barrios y conjuntos, efificios, oficinas, bancos, a agitar más y más movilización contra este gobierno y esta guerra?

Es nuestra responsabilidad convencer y agitar a otros pobres como nosotros que esto debe detenerse.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com