Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

CRIMEN DE COMUNERO INDÍGENA.

 

Comisión de Derechos Humanos y Audiencias

Senado de la República

 

Constancia Pública

Martes 16 de Diciembre de 2008

 

Plenaria del Senado de la República

 

El crimen del comunero indígena Edwin Legarda en Inzá, departamento del Cauca,  es un crimen de Estado.

 

En  mi condición de Senador de la República y Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, denuncio ante la opinión pública internacional y nacional y ante el Congreso de Colombia, la ejecución extrajudicial del ciudadano y comunero indígena, Edwin Legarda en la madrugada del día de hoy, en la vía Inza - Totoró, a la altura de la Finca San Miguel, de propiedad del Señor Bolívar Manquillo, en la vereda Gabriel López del municipio de Totoró, departamento del Cauca.

 

La víctima fue abaleada, según lo han denunciado las organizaciones indígenas del departamento del Cauca, por tropas del Ejército Nacional, adscritas a la 3ra Brigada, que operaban en el área y que dispararon de manera repetida con armamento de guerra en contra del vehículo en que se movilizaba Edwin Legarda.

 

El operativo oficial que dejó como saldo al comunero indígena muerto por medio de 17 impactos de arma de fuego sobre el vehículo emboscado configura un atentado criminal más, en contra de la dirigencia indígena del Cauca, precisamente en el 17° aniversario de la masacre de 20 comuneros en la Hacienda del Nilo, en Caloto, Cauca. 

Hecho trágico que compromete de manera directa, la responsabilidad del Gobierno Nacional, en el manejo del orden público en esta zona del país y su política para el tratamiento del conflicto con las comunidades indígenas, el cual se ha visto ensombrecido en el último periodo por amenazas reiteradas, abusos permanentes de la Fuerza Pública, persecuciones de tipo judicial y violaciones reiteradas de los derechos humanos en una creciente espiral de militarización, paramilitarización y agresión hacia los territorios y jurisdicciónes indígenas por parte del Gobierno Nacional.

 

En este sentido, exijo una respuesta oficial inmediata a las comunidades indígenas del norte del Cauca, por parte del Presidente de la República, Dr. Álvaro Uribe Vélez, en su calidad de Comandante General de las Fuerzas Militares. El Presidente  no solamente debe encabezar las acciones que conduzcan a iniciar todas las investigaciones de carácter interno, disciplinario y penal con ocasión de los hechos, sino que además debe pedir disculpas a las comunidades indígenas, al Consejo Regional Indígena, a la consejera mayor y esposa de la víctima, Aída Quilcué, quien es una destacada dirigente de la Minga indígena, la cual ha sido amenazada en múltiples ocasiones; y en su nombre al país entero, a nombre del Estado colombiano, por este nuevo hecho de agresión, irrespeto y vulneración de los derechos fundamentales a la vida y la soberanía de los pueblos indígenas y del orden constitucional, en cabeza de las tropas del Ejército Nacional, bajo su mando.

 

Solicitamos garantías a todo el movimiento indígena colombiano y el respeto a su autonomía. Así mismo, se solicita que los responsables de este hecho sean puestos en manos de la justicia ordinaria.

 

Es necesario que el Presidente Uribe defina cuál es la política en torno al movimiento indígena colombiano, cuando lo único que reciben estas comunidades son agresiones, persecución y no atención a las demandas de estas comunidades.

 

De la misma manera, el Presidente de la República, debe comprometerse públicamente a cesar la represión y la campaña de persecución en contra del movimiento indígena del departamento del Cauca y del país.

 

Firmado:

 

 

Alexander López Maya

Presidente

Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República

 


 

COLOMBIA

SENADO DE LA REPUBLICA

 

 

PROPOSICIÓN

Plenaria del Senado de la República

 

Bogotá D.C.,  16 de diciembre de 2008

 

La Plenaria del Senado de la República lamenta y rechaza los hechos ocurridos en la mañana de hoy en el municipio de Inza, zona rural del Cauca, en donde murió el líder indígena Edwin Legarda, esposo de la Consejera Mayor Aída Quilcué , estos hechos son de absoluta gravedad y en ese orden de ideas la Plenaria del Senado de la República le solicita al señor Presidente de la República un pronunciamiento como Jefe de Estado para que aclare la muerte del líder indígena.

 

Igualmente se solicita que se definan por parte del Presidente de la República, políticas claras que garanticen los derechos y garantías de los pueblos indígenas.

 

La Plenaria del Senado solicita al Fiscal General de la Nación y al Procurador General de la República se conforme un equipo especial de fiscales y procuradores para que atiendan esta situación presentada en el departamento del Cauca.

 

De esta manera, el Senado conformará una Comisión de Seguimiento nombrada por la Mesa Directiva del Senado de la República para que acompañe todas las actuaciones que sean necesarias dentro del mandato Constitucional y Legal que le compete al Congreso a fin de conocer la verdad;  y para que los responsables por estos hechos sean puestos ante la Justicia.  Esta comisión también acompañará a las comunidades indígenas, como mecanismo de protección y garantías a sus derechos, durante el tiempo que esté en receso el Congreso.

 

La Comisión presentará un informe cada que considere necesario con el objetivo de que las autoridades correspondientes actúen en sus debidas responsabilidades.

 

Firmado:

SENADORES DE LA REPÚBLICA


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com