Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

ORGANIZADOR DE CONCENTRACIÓN SOCIAL EN FUNZA FUE OBJETO DE RETENCION ARBITRARIA.

Fecha de publicación, 11 de junio de 2010


Después de realizar una Concentración pacífica contra el fraude electoral y contra la ignorancia del pueblo, como se denominó a la reunión pública efectuada en el parque principal de Funza (Cundinamarca), este jueves 10 de junio, el organizador de la misma, director del periódico El Macarenazoo y líder juvenil del municipio, Guillermo Castro, fue retenido por la policía y llevado a la Estación local, donde se le negó su libertad durante una hora y media.

 

La reunión consistió en extender una pancarta; distribuir algunos medios de comunicación entre la población, principalmente la Edición No. 40 de El Libelo, medio gestado por El Macarenazoo en Funza; y hablar con los habitantes en general sobre las implicaciones que tendría un inminente triunfo del candidato presidencial Juan Manuel Santos, y develar cómo operó el fraude electoral en el municipio y en Colombia. La gente se mostró bastante receptiva, por lo cual los asistentes a la Concentración no arengaron, ni gritaron, no entorpecieron el transito vehicular o peatonal, sino que simplemente se apostaron a hablar en el parque principal de Funza. El acto duró tres horas, desde las 2 hasta las 5 p.m., hora en la cual Guillermo Castro junto con otros dos compañeros de El Libelo fueron sorprendidos en una esquina del parque, cuando éstos se retiraban, por cerca de diez uniformados. Al ver esto, otras seis personas del grupo juvenil Circo Circlowmbia, que también apoyaron la Concentración se acercaron a indagar sobre la retención. Un agente de la Policía, identificado con el número 006 amenazó con judicializar al organizador del evento, y le obligó a “acompañarlo” a la Estación de Policía. Ante la negativa del afectado, el uniformado mandó a ocho policías bachilleres a que lo llevaran a la fuerza, lo cual de inmediato éstos hicieron. Lo tomaron de las manos y de la espalda, mientras el retenido exclamaba a gritos: “¡Esto es una detención ilegal e irregular! ¡No he cometido ningún delito! ¡Exijo la presencia de la Personería Municipal y que se me respeten mis derechos!” Hubo un forcejeo con los uniformados, hasta que finalmente fue conducido a la Estación, donde los demás acompañantes hicieron un pequeño plantón esperando su libertad.

 

Adentro, antes de que llegara la personera municipal, un uniformado, identificado con el número 0130, golpeó en la nuca al afectado, y pretendía proferirle más golpes que fueron detenidos por algunos de sus compañeros y por la personera que llegó en esos instantes. Ésta dio cuenta ante los uniformados que reconocía el trabajo comunitario que ejercía Guillermo Castro en el municipio, y advirtió que no se le podía golpear. Finalmente, sin firmar ningún documento, luego de que se le revisasen uno por uno los papeles que llevaba en la maleta y requisado en su totalidad dos veces, se le dejó salir después de las 6:30 p.m., 90 minutos después de ser detenido arbitrariamente.

 

En el parque principal del municipio no se solicitó la identificación del afectado, ni se le pidió que fuera objeto de una requisa; el objetivo principal de los uniformados era llevar a éste a la Estación a como diera lugar, sitio en donde sí se comprobaron antecedentes, sin encontrar ninguno. Estamos seguros que la reacción del afectado y la colaboración de la personera municipal, junto con el acompañamiento de los demás participantes, fue fundamental para presionar por la restitución violada de los derechos ciudadanos.

 

Ante esta situación cabe reseñar que el afectado ya había denunciado en febrero a la policía municipal por el abuso de autoridad que esta ejerció contra los comunicadores que repartían ejemplares de El Libelo en una rendición de cuentas de la Alcaldía Municipal. En dicha ocasión fueron decomisados cien ejemplares de este medio por varios uniformados enviados por el guardaespaldas del alcalde municipal  - Jorge Rey –, sin que hasta el momento ni la policía, ni los funcionarios públicos den razón del paradero de ese material. La Fundación por la Libertad de Prensa – FLIP – se refirió a través de una Alerta publicada en Internet a este caso donde conminó a respetar los derechos y el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa. Las quejas fueron presentadas en su momento ante los organismos de control, y en este momento aún no hay fallo sobre el hecho.

 

Este abuso de autoridad en la que se vio envuelto el director de El Macarenazoo, evidencian los controles restrictivos que se ejercen en municipios, ciudades y pueblos de Colombia contra las personas y organizaciones que actúan distinto al Establecimiento, más en la coyuntura electoral que refuerza esas medidas de control. Agradecemos a las personas que físicamente o de corazón estuvieron apoyando el acto público, e invitamos a seguir realizando en todos los barrios, municipios, ciudades, veredas y localidades de Colombia eventos y medios que quiten la venda del pueblo cegado. Es necesario seguir luchando contra la corrupción, contra la ignorancia, por un pueblo digno, soberano y capaz.

Nota final. No fue posible entregar el día de hoy la denuncia formal en las instituciones implicadas, dado el horario de oficina. A primera hora del martes 15 de junio, se entregara y será publicada por este medio.

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com