Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DENUNCIA PÚBLICA: ARMAS DE GUERRA CONTRA CAMPESINOS E INDÍGENAS.

URGENTE

 

A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

 

LA RED DERECHOS HUMANOS DEL SUROCCIDENTE COLOMBIANO

"Francisco Isaías Cifuentes"

 

DENUNCIA PÚBLICA

 

Uso de armas de guerra convencionales y no convencionales de fuerzas Regulares del Estado Colombiano en contra de campesinos e indígenas Concentrados sobre la vía Panamericana

 

Continúa riesgo inminente vidas e integridad personal de ciudadanos campesinos e indígenas pertenecientes a las Asociaciones Campesinas Pro Constitución de Zonas de Reserva Campesina de los Municipios de Corinto, Miranda y Caloto y las Asociaciones Indígenas "Avelino Ul", "Lorenzo Ramos" y la organización Indígenas Nasa "Movimiento Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame", los cuales vienen haciendo parte del proceso de movilización pacífica en el marco de la Jornada Agraria, Indígena, Obrera y popular y la "Minga Nacional de Resistencia Indígena y Popular", ante el abuso de autoridad, no distinción y agresiones a la integridad personal, de fuerzas regulares del Estado Colombiano.

 

De acuerdo a denuncias recibidas recientemente:

 

En Suramérica, Sur occidente de Colombia, Departamento del Cauca, Municipio de Caldono, Corregimiento de El Pital, Vereda El Rosal y en el Municipio Villarrica sobre la Vía Panamericana, el Estado Colombiano mediante operaciones sistemáticas y combinadas de integrantes del Batallón de Infantería No. 8 "Batalla de Pichincha", perteneciente a la III Brigada y adscritos a la III división del Ejército de Colombia y las Fuerzas Especiales del Escuadrón móvil Anti Disturbios (ESMAD) del Comando de Policía Cauca, en desarrollo de la política de Consolidación de la Seguridad Democrática, continúan su brutal e indiscriminada represión, con todo tipo de armamento de guerra convencional y no convencional, a un grupo de ciudadanos campesinos e indígenas, que en ejercicio de sus derechos constitucionales se concentran Pacíficamente.

 

Varios ciudadanos Campesinos e indígenas colombianos que participan en la jornada de protesta presentan heridas de gravedad en desarrollo de la agresión de las fuerzas armadas colombianas que utilizan su armamento de guerra contra su propio pueblo en violación flagrante al Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

 

Estas acciones de Terrorismo de Estado, que a diario se desarrollan especialmente contra organizaciones indígenas y populares en Colombia, son ejecutadas como política de Estado, en desarrollo de la etapa militar del desarrollo de la Doctrina de la Acción Integral, mediante la cual se persigue un modo de pensar y se expropia al pueblo colombiano de su tierra, sus bienes, sus derechos, su organización, su cultura, sus líderes naturales, en la pretensión por aniquilar la resistencia al actual régimen de terror y miseria del Estado comunitario de Uribe Vélez.

 

Por lo tanto, responsabilizamos al estado colombiano en cabeza del señor ÁLVARO URIBE VÉLEZ, al Gobernador del Departamento del Cauca, señor GUILLERMO ALBERTO GONZALEZ y a las Fuerzas Militares y de Policía por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) en contra de los ciudadanos asentados en el corregimiento de El Pital, Vereda el Rosal y en el Municipio de Villa Rica sobre la Vía Panamericana.

 

HECHOS

 

Viernes 17 de Octubre de 2008

 

Suroccidente de Colombia

 

Departamento del Cauca, Municipio de Villa Rica, sobre la Vía Panamericana, cerca de las 7:30 de la mañana, inicia una brutal represión en contra de Campesinos e Indígenas por parte de integrantes del Escuadrón Móvil Anti Disturbios ESMAD del Estado Colombiano, quienes indiscriminadamente utilizaron armas convencionales y no convencionales, tales como: Gases lacrimógenos con metralla, Granadas de esparcimiento, papas explosivas, Granadas con metralla de balines, ráfagas y disparos tiro a tiro de proyectil de arma de dotación y hechizas de fuego sobre la concentración de Campesinos e indígenas del Norte del Cauca.

 

La acción Terrorista de las fuerzas Regulares del Estado Colombiano continúa y deja al momento gravemente heridos a tres ciudadanos campesinos e indígenas, dos de los cuales fueron trasladados de urgencia hasta el Hospital Municipal de Caloto (Cauca).

 

Los ciudadanos remitidos al Hospital responden a los nombres de LUIS EINER ILAMO, indígena del resguardo de Tacueyó, Municipio de Toribió, herido con proyectil de arma de fuego en su ojo izquierdo y JULIO CRUZ RAMOS, campesino de la vereda San Luis Arriba del municipio de Corinto, herido con proyectiles y esquirlas de arma de fuego en la espalda, piernas, brazos y cuello.

 

Departamento del Cauca, Municipio de Caldono, corregimiento de El Pital, Vereda el Rosal, cerca de las 7:00 de la mañana, inicia una brutal represión por parte de integrantes del Ejercito y del ESMAD del Estado Colombiano, quienes indiscriminadamente utilizaron armas convencionales y no convencionales, tales como: ráfagas y disparos tiro a tiro de proyectil de arma de dotación y hechizas de fuego sobre la concentración.

 

La acción Terrorista de las fuerzas Regulares del Estado Colombiano, tiene aterrorizados a los manifestantes y al momento no ha logrado herir a ningún ciudadano indígena:

 

Los sitios de concentración de campesinos e indígenas continúan siendo acordonados por fuerzas especiales combinadas del ejército y la policía de Colombia, y por los precedentes de anteriores movilizaciones y las recientes actuaciones de las Fuerzas Militares y de Policía, se prevé una represión desmedida en contra de colombianos indefensos.

 

EN RECHAZO A LA POLÍTICA DE SEGURIDAD DEMOCRÁTICA, QUE HACE DE LA EXTRALIMITACIÓN EN EL USO DE LA FUERZA UN ELEMENTO CONSTITUTIVO DEL ESTADO COLOMBIANO.

 

EN RECHAZO AL TERRORISMO DE ESTADO QUE MATERIALIZAN LAS FUERZAS MILITARES Y DE POLICÍA EN LA VEREDA EL ROSAL, CORREGIMIENTO DE EL PITAL MUNICIPIO DE CALDONO Y EN EL MUNICIPIO DE VILLA RICA AL NORTE DEL DEPARTAMENTO DEL CAUCA SOBRE LA VÍA PANAMERICANA.

 

EN RECHAZO A LA PASIVIDAD DE LOS ORGANISMOS DE CONTROL FRENTE LA CRISIS HUMANITARIA QUE PADECE LA REGIÓN Y A LA FALTA DE ACCIONES CONCRETAS DIRIGIDAS A FRENAR ESTA POLÍTICA DEL RÉGIMEN FASCISTA DE ALVARO URIBE VELEZ.

 

DENUNCIAMOS PÚBLICAMENTE EL TERRORISMO DE ESTADO EN CONTRA DEL PUEBLO COLOMBIANO

 

RESPONSABILIZAMOS

 

AL ESTADO COLOMBIANO, Y EN PARTICULAR AL MAYOR GENERAL JUSTO ELISEO PEÑA SÁNCHEZ (III DIVISIÓN DEL EJÉRCITO DE COLOMBIA), AL COMANDANTE DEL BATALLÓN DE INFANTERÍA NO. 8 "BATALLA DE PICHINCHA", AL CORONEL LUIS JOAQUÍN CAMACHO SARMIENTO COMANDANTE DEL COMANDO DE POLICÍA CAUCA, POR LA VIDA E INTEGRIDAD PERSONAL DE LAS COMUNIDADES CONCENTRADAS EN LAS ZONAS DE OPERACIONES DE LAS UNIDADES MILITARES Y POLICIALES QUE DIRIGEN.

 

EXIGIMOS

 

Responsabilidad estatal frente a la vida y la seguridad personal, el derecho a la organización, al trabajo y la protesta de los ciudadanos colombianos asentados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana.

 

A LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS (OACNUDH):

·      El cumplimiento de su mandato como veedores de que el estado colombiano cumpla con sus obligaciones constitucionales y de los Derechos Internacionales de los Derechos Humanos.

 

AL ESTADO COLOMBIANO

·  El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de  los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.

· Detener las medidas represivas y el amedrentamiento a las que están siendo sometidas las comunidades, organizaciones populares y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, por parte de las Fuerzas regulares e irregulares del Estado Colombiano.

·   Garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, a la libre movilidad, a la organización, al trabajo y a la protesta de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares e indígenas y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

·     Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las extralimitaciones en ejercicio de la fuerza en contra de los ciudadanos colombianos asentados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

 

 

A LA GOBERNACIÓN DEL CAUCA:

·  El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de  los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.

· Detener las medidas represivas y el amedrentamiento a las que están siendo sometidas las comunidades, organizaciones populares y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, por parte de las Fuerzas regulares e irregulares del Estado Colombiano.

·   Garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, a la libre movilidad, a la organización, al trabajo y a la protesta de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares e indígenas y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

·     Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las extralimitaciones en ejercicio de la fuerza en contra de los ciudadanos colombianos asentados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

 

A LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO:

·     Cumplir con su papel institucional de velar por la garantía y el respeto a los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, a la libre movilidad, a la organización, al trabajo y a la protesta de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares e indígenas y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

·   Adelantar las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, a la libre movilidad, a la organización, al trabajo y a la protesta de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares e indígenas y sus líderes naturales concentrados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

·     Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por él las extralimitaciones en ejercicio de la fuerza en contra de los ciudadanos colombianos asentados en la Vereda el Rosal, Corregimiento de El Pital del Municipio de Caldono y en el Municipio de Villa Rica al Norte del Cauca sobre la Vía Panamericana, del Departamento del Cauca.

 

 

SOLICITAMOS

 

A LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS (OACNUDH):


·    En  el marco del  cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las Normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas.

 

INSTAMOS A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS Y ORGANIZACIONES POPULARES A MANTENERSE ATENTOS Y ALERTA LA CRITICA SITUACION DE DERECHOS HUMANOS QUE ESTA AFRONTANDO EL DEPARTAMENTO DEL CAUCA

 

RED DE DERECHOS HUMANOS DEL SUROCCIDENTE COLOMBIANO

"FRANCISCO ISAIAS CIFUENTES"

17 DE OCTUBRE DE 2008


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com