Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL MODELO RELIGIOSO ES UN PROBLEMA QUE EXPLICA EL TRIUNFO DEL NO

Por: Ninfa Hildazapatos.
Fecha de publicación: 12 de octubre de 2016.


La ideología religiosa permea todas las clases sociales. Dice la lectora en esta carta, que los assietentes a estas manifestaciones ni siquiera "se hacen preguntas." En la foto, miembros de la Misión Carismática Internacional, una iglesia que impuso el No en el plebiscito del pasado 2 de octubre. Tomada de página web.

Mi mirada sobre los recientes acontecimientos:

Hace más de un año regresé a Colombia, lo hice más por resolver problemas personales que por el convencimiento de querer regresar. Fue muy fuerte encontrar, de primera mano y a primera vista las agudas condiciones sociales en Bogotá, más miserabilizada que nunca y esto expresado en el escandaloso aumento de personas en situación de calle, y me pregunté: ¿por qué no hay un grito de emergencia humanitaria sobre esto? A la pregunta, sólo escucho argumentos que criminalizan a esa misma población para justificar su situación y no resolverla... Tanto así que les dicen "habitantes de calle", como si la calle fuera un lugar para vivir.

La segunda cosa más llamativa es como creció la evangelización en las distintas iglesias adventistas, Betesdhas, y no sé cuántas más que tienen sus grandísimas infraestructuras de "abobamiento", de donde la inmensa convocatoria de personas, sobre todo personas más pobres, sale repitiendo un montón de discursos que justifican desde las violencias cotidianas hasta la criminalización política.

Hace cuatro meses estoy en Santa Martha trabajando en un proyecto de cultura con victimas sobrevivientes de conflicto, de avalanchas y otras tragedias que han ocasionado los mega proyectos, las cuales se nombran aquí como “fenómenos naturales”. La mayoría de esta población está en su mayoría evangelizada y los discursos que se escuchan sobre la justificación de la violencia es terrible. Por ejemplo el que justifica la violencia de padres a hijos: repiten la biblia para decir cosas como que "la biblia dice: con una vara corregirás a tus hijos".

Durante los últimos días les escuché que la directriz de los cultos era votar por el No. Cabe aclarar en las iglesias evangélicas se alinearon por el No. Con este panorama y otros aspectos que también temí y pensé que ganaría el No, porque la avanzada de este fenómeno ideológico abunda los rincones de este país y ha tenido y mostrado como efecto la domesticación y sometimiento de un pueblo de tradición rebelde.

El problema es que esta población evangelizada obedece ciegamente a su iglesia; tampoco se hacen preguntas... El modelo ideológico esta aprovechado y organizado por la tradición gamonal de este país.

Mi trabajo con esta población ha sido todo un reto y me he planteado la necesidad de pensarnos pedagogías que problematicen estos modelos y se piensen en coherencia con la realidad. Aquí es un escándalo cuestionar esto, de hecho he tenido problemas con la institución con la que trabajo por plantearlo.

Lo peor es que el modelo, como han sido los demás modelos hegemónicos, tiende a expandirse y Colombia sigue siendo un laboratorio. Claro, existen organizaciones y población que siguen resistiendo y tratando de construir el país por otras formas. Y en esas seguiremos pero tenemos que nombrar el modelo ideológico religioso como un problema.

Hay mucho que decir de este tema y esta es solo un resumen de mi mirada.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com