Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SENADOR JUAN CARLOS RESTREPO DE CAMBIO RADICAL OTRO CON MERMELADA REELECCIONISTA

Por: El Libelo.*
Fecha de publicación: 27 de febrero de 2014.

Enlace permanente de imagen incrustada
El senador Juan Carlos Restrepo (segundo de izquierda a derecha) en correría política acompañando al candidato a la Cámara de Representantes Jorge Rey (derecha). Foto: Archivo particular.

El senador del mayor partido parapolítico del país, Cambio Radical, Juan Carlos Restrepo, padrino político del candidato a la Cámara de Representantes por Cundinamarca Jorge Rey, también salió untado por las denuncias que el uribismo realizó en un estudio sobre los legisladores colombianos, en un voluminoso expediente de 683 páginas. El documento titulado “Carrusel de la reelección” y que fue llamado por algunos analistas, medios y jefes de control político, la denuncia de la mermelada reeleccionsita, da detalles de números de contratos, dinero recibido o puestos en entidades públicas asignadas a los congresistas de la coalición de gobierno para permitir y apoyar la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

Según la denuncia, el senador Restrepo recibió un total de 20 cargos públicos, que representan la suma de 9125 millones de pesos. Dos son los puestos que sobresalen y que en el marco de la coima politiquera les fueron entregados, es decir
cuotas políticas directas del senador: el director del establecimiento penitenciario INPEC en Mocoa, Putumayo, René Alexander Imbachi; y el representante del consulado colombiano en Shangai, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ricardo Galindo. También sobresalen dos solicitudes del senador en el lleno de sus respectivas cuotas políticas para la consecución de su apoyo a Santos, en la Regional del Sena en Cundinamarca, y al Ministerio de Relaciones Exteriores, con una embajada u otro consulado.

Restrepo fue uno de los senadores que
aprobó la fracasada reforma a la justicia, con sus “micos” incluídos, que permitía a los altos legisladores blindarse frente a sus propios actos de corrupción. También fue incluido recientemente en la lista de candidatos cuestionados por sus nexos con grupos ilegales, de la Fundación Paz y Reconciliación, representando un "riesgo medio," esto por las investigaciones que se le adelantan por paramilitarismo y sus vínculos con gamonales de dudosa reputación. Sobre el trasegar del político, Édgar Artunduaga, director de Todelar, y uno de lo más reconocidos periodistas del país,
escribió:

“Donde hay dinero, ahí está el senador de Cambio Radical Juan Carlos Restrepo Escobar, con la tesis de que “no hay hermano/ ni pariente tan cercano/ni amigo tan de verdad/como el dinero en la mano/en cualquier necesidad”. Quizá por esa afición al dinero, que se le convirtió en profesión, tiene investigaciones en la Corte por parapolítica y supuestos nexos con narcotraficantes que al no ser confirmados todavía se convierten en meras especulaciones (...)

Juan Carlos se hizo experto en temas de presupuestos, vigencias futuras, partidas, grandes y pequeñas cifras, regalías, beneficios, tajadas y todo ese mundo de tejemanejes que saben barajar contadores, economistas y versados en distribuir el dinero de los demás. Era su propensión, pero se convirtió en tratadista como secretario de la Comisión Cuarta de la Cámara de Representantes (1994-1997) y dicen quienes le conocieron en esa época que no solamente repartía, orientaba, adjudicaba y manipulaba sino que entregaba sus propios auxilios, más que los congresistas (apenas cuestión de habilidad, no deshonestidad). (...)

En su tarea legislativa sólo una vez se ha apartado de los números y cifras del presupuesto nacional: el día que pretendió, mediante un proyecto de ley, “precisar y humanizar aspectos fundamentales de la lidia de toros, como la pica o puya, colocación de banderillas y la ejecución de la suerte de matar al toro”. Esa faena le mereció rechiflas del respetable en los tendidos de sol y sombra."

* El Libelo es el proceso de comunicación gestado y apoyado por El Macarenazoo en el municipio de Funza, Cundinamarca.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com