Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SENADOR EVERTH BUSTAMANTE SENALA FALAZMENTE QUE EN FUNZA MOSQUERA Y FACATATIVA HUBO GUERRILLA DE LAS FARC

 
SENADOR EVERTH BUSTAMANTE SEÑALA FALAZMENTE QUE EN FUNZA, MOSQUERA Y FACATATIVÁ HUBO GUERRILLA DE LAS FARC

Por: El Libelo*
Fecha de publicación: 18 de septiembre de 2014

http://www.centrodemocratico.com/wp-content/uploads/2014/01/IMG_3310.jpg
Everth Bustamente posando con el logo del Centro Democrático. Archivo C.D.

El senador del Centro Democrático Everth Bustamante fue uno de los personajes que, en su afán por defender a Álvaro Uribe de sus vínculos con el paramilitarismo, profirieron sendas mentiras y calumnias contra el senador citante al debate sobre el tema en el Congreso, Iván Cepeda. No bastando con las injurias, Bustamante adujo que en los municipios de la sabana occidente de Cundinamarca, tales como Mosquera, Facatativá y Funza actuaba un supuesto frente de las FARC antes del mandato del ex presidente y hoy senador cuestionado. Sorpresa causó en la población de estos municipios las palabras del senador, que, totalmente desinformado del acontecer político e histórico de esta región, trató así infructuosamente de desviar la atención del debate sobre los vínculos de la criminalidad con el Estado colombiano.

Así se refirió Bustamente sobre esa supuesta presencia de las FARC en estos municipios: “Yo soy del departamento de Cundinamarca y era alcalde en el periodo del 2001 al 2003, cuando las FARC tenían prácticamente rodeada la capital de la República después del Caguán. No sé si el nombre de Hener Sánchez Díaz le diga algo a el senador Cepeda (sic), fundador del frente 42 conocido como el frente Manuel Cepeda Vargas, que asoló gran parte del Meta y especialmente las provincias de Sumapaz; del alto Tequendama; del alto Magdalena; de las goteras de Bogotá, la sabana occidente, Facatativá, Mosquera, Funza; y la provincia de Río Negro.”

El Frente Manuel Cepeda de las FARC es una columna guerrillera que, contrario a lo expuesto por Bustamente, ha tenido como su área de operaciones militares principalmente el Cauca y el Valle del Cauca, registrando apenas unas cuantas acciones oficiales en Cundinamarca; por consiguiente pensar en su presencia en “las goteras de Bogotá” resulta una imprecisión de suma trascendencia. Por si fuera poco en Wikipedia aparecen por lo menos los nombres de 11 destacados miembros del Frente, y en diarios del orden nacional otros tantos que han sido capturados por las autoridades; en ninguna lista aparece el supuesto Hener Sánchez Díaz, convirtiéndose así en un gran interrogante a qué persona se estaba refiriendo el senador uribista.

Los municipios a los que hizo alusión el senador efectivamente son las poblaciones cundinamarquesas más cercanas a Bogotá por el occidente. Sin embargo, los mismos no han registrado la presencia significativa y de la incidencia que destaca Bustamante de guerrilleros de las FARC. Apenas un par de notas han sido expuestas en relación con el tema en épocas pasadas, sin que se crea que hubo control de la insurgencia en estos territorios. Por ejemplo, la Policía Nacional informó el 23 de octubre de 2010 la captura de un subversivo del Frente 22 de las FARC en Funza. El Frente 22 hace parte del Bloque Oriental de las FARC, y es denominado el Simón Bolívar, con actuación en Cundinamarca, según las autoridades. Es distante, obviamente, del Frente Manuel Cepeda, número 42 en la organización guerrillera.

A falta de presencia guerrillera que estuviera supuestamente asolando estos municipios, lo que se ha registrado desde los años en que Bustamente hace mención, hace aproximadamente diez años, son cambios en el poder con asesinatos incluidos cometidos por grupos paramilitares contra dirigentes de izquierda. Obvió Bustamente que el 15 de enero de 2005 – durante la primera presidencia de Álvaro Uribe – se registró uno de los peores crímenes en la historia de Funza: se trató del asesinato a quemarropa y con munición sofisticada del candidato en ese entonces a la Alcaldía por el Polo Democrático Independiente Aldemar Campos, hecho que se atribuyó a grupos paramilitares. Los nuevos paramilitares, las Bacrim, incluso han anunciado campañas de limpieza en este municipio en la historia reciente.

En conclusión, en estos municipios, y en Funza especialmente, no ha habido una presencia guerrillera nunca en su historia del tamaño alarmante que de manera irresponsable señaló el congresista del Centro Democrático. Por el contrario el monopolio político local y su historia señalan la nula influencia que sectores de la izquierda democrática han tenido, llegando incluso a asesinar a sus líderes (hablando de hace menos de una década), opositores antaño del modelo vigente.

* El Libelo es el proceso de comunicación gestado e impulsado por El Macarenazoo, en Funza, Cundinamarca.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com