Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

IRONICO PRESUNTO ENVENENADOR DE MASCOTAS ES AUXILIAR DE ZOONOSIS EN FUNZA

Por: El Libelo.*
Fecha de publicación: 29 de junio de 2016.


Foto: Archivo Diario 3

El presunto responsable de envenenamientos de mascotas en el municipio de Funza, Cundinamarca, el funcionario
Fabián Arturo Pardo Palacios, irónicamente adelanta un contrato con la Alcaldía de Funza como “auxiliar de zoonosis para la prevención, vigilancia y control del riesgo”. El Contrato fue suscrito el pasado 19 de febrero, y tiene plazo de ejecución hasta el 19 de diciembre de este año. El mismo tiene un costo de $16.568.000. El auxiliar de Zoonosis – según las denuncias ciudadanas que fueron emitidas por este medio de comunicación – estaría realizando al parecer envenenamientos a roedores sin protocolos sobre la materia con la consecuencia de matar a mascotas de hogar, quienes ingieren un elaborado venenoso artesanal, del cual se desconoce un antídoto. (Leer el Artículo completo)


El padre de Pardo Palacios, Luís Arturo Pardo Acosta, también fue denunciado en su momento por la ciudadanía cuando desempeñó tres cargos en el área de zoonosis del municipio: entre el 28 de marzo de 2011 y el 20 de diciembre de 2013. Actualmente Pardo Acosta, ex candidato al Concejo de Funza, también tiene un contrato con la Alcaldía de Funza por $14.875.000 apoyando “la coordinación, verificación y conservación del mantenimiento y zonas verdes con ornato.” Este contrato fue firmado el 13 de abril y terminará el 20 de diciembre de este año.


En Mosquera también se han adelantado quejas ciudadanas respecto al presunto envenenamiento de mascotas (en el Artículo de denuncia inicial está consignado). Y allí aún ningún funcionario público se manifiesta sobre el particular. Una de las personas encargadas de velar por la protección animal desde la institucionalidad es precisamente la animalista Carolina Albarracín, que suscribió el Contrato No. 441 de 2016, tendiente a la realización de servicios técnicos de “cuidado, sensibilización y conservación de especies menores en el Parque Mi Mascota.” El Contrato de casi quince millones de pesos, firmado el 16 de marzo y de duración de nueve meses y medio, estipula dentro de las obligaciones del contratista “atender y prestar asistencia profesional a las quejas y denuncias por maltrato animal, sea cual fuere la especie que se esté afectando.” Por ahora no se conoce que la funcionaria esté actuando con respecto a los presuntos envenenamientos de mascotas y animales callejeros en ese municipio.  

* El Libelo es el proceso de comunicación comunitaria y akternativa gestado en Funza por El Macarenazoo.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com