Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DENUNCIA: HERIDOS EN PARO DE TRANSPORTADORES.

Por: Marleny Lasso Martínez
Fecha publicación: 9 de marzo de 2010

El escenario  de  la capital colombiana continúa siendo protagonizado por  la crisis generada por  la reorganización del sistema de transporte. No sólo se ven afectados los pequeños propietarios sino que además, de por  medio, está la industria nacional carrocera y todas las operaciones conexas a la actividad del transporte. Mientras  se exige más socialización, más claridad sobre la licitación y se cuestiona una vez más el favorecimiento al monopolio y a los grandes empresarios, éste reclamo de la organización civil se justifica por  funcionar como respuesta a una inconformidad popular .


Lo que  no se  justifica  de ninguna manera son las absurdas y  brutales agresiones provenientes de los integrantes de la fuerza pública, así como por algunos transportadores, según lo documentan algunos testigos.


El pasado martes 2 de marzo, mientras los bogotanos se enfrentaban al segundo día de paro, algunos ciudadanos de los barrios Garcés Navas y Álamos, en la localidad de Engativá, fueron víctimas de ataques indiscriminados, provenientes al parecer de un grupo de conductores.


A eso de las 5:30 de la tarde, Alexandra Montaña, quien  tiene ocho meses de embarazo y su hijo Iván Rodrigo Villota de 19 años regresaban a su casa después de laborar y  fueron  agredidos por tres conductores luego de  bajarse de una ruta escolar en la calle 68 con carrera 105.

El vehículo que los transportaba fue atacado con piedras. Dentro del vehículo aún se encontraban pasajeros, entre ellos niños, y preocupados por lo que sucedía, los afectados reclamaron a los agresores, a lo cual prosiguieron lanzando piedras y al parecer, hasta golpes. Alexandra cayó al suelo y tuvo una herida considerable en su frente, que obligó a que le tomaran seis puntos en la Clínica Partenón; mientras su hijo resultó lesionado al ser golpeado: se comprobó la existencia de varios hematomas en su cuerpo y una  herida en su ceja.

Después de una persecución los agresores no son detenidos, los policías capturan  a otros conductores  que, dicen las autoridades,  estaban    causando los mismos hechos  cerca al lugar  y son llevados al  CAI del barrio Garcés Navas, pero  son  puestos en libertad porque  ningún testigo  realizó las  respectivas  denuncias   y quienes habían sido agredidos como Alexandra Montaña y su hijo estaban  en ese momento  en la clínica. 


Señores transportadores, gran parte de  los ciudadanos y usuarios respetamos sus reclamos, respetamos que exijan sus derechos y   manifiesten su inconformidad por este negocio excluyente del Sistema Integrado Transporte Público (SITP). Con lo que no estamos de acuerdo y lo que denunciamos abiertamente son las acciones agresoras por parte de algunos de ustedes que han puesto en riesgo la  integridad  de  varias personas, en este caso la de una mujer en embarazo  que pudo haber perdido su   bebé por sus  manifestaciones abusivas.
 
No  somos causantes de su situación y exigimos  que ustedes no sigan siendo  causantes de   lamentables hechos  como este,   no   continúen  con este tipo de desórdenes que dejan como víctimas personas que no tienen que ver con el conflicto. No confundamos  poder popular con vandalismo.

Esperamos que de alguna manera estas personas  respondan por lo que  hicieron y sean judicializadas,  que injusticias como éstas no  sigan  quedando  impunes  ni  guardadas en el olvido. Seguiremos denunciando  toda acción que atente contra la dignidad humana .


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com