Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL SOBREENTRENADO PARA MENTIR

Por: Guillermo Castro*
Fecha de publicación: 5 de agosto de 2017.

https://pbs.twimg.com/media/DGWaE3GXsAEmMYu.jpg
Jorge Rey durante el programa de "Bogotá Opina" de Canal Capital.

Para un despistado ciudadano de Cundinamarca, la defensa que realizara el gobernador Jorge Rey sobre su propia gestión durante la administración de la Alcaldía de Funza entre 2008 y 2011, pudo haber sido elocuente, frentera y sagaz; esto en días pasados, en el programa “Opina Bogotá” de Canal Capital. El medio de comunicación realizó un especial periodístico que duró tres días, tocando el tema de las mafias que hay en la sabana de Bogotá y que han volteado los usos del suelo para verse beneficiados. En los principales hechos se relaciona a Rey, y por ende el gobernador tuvo la oportunidad de defenderse en el medio de comunicación el jueves. Un periodista de la región, Julián Leonardo Duque, tituló en su medio de comunicación: “Jorge Rey le quita la máscara a Fernando Galán”, y compartió el video de Canal Capital. Pues así como Duque, muchos cundinamarqueses pensaron y creen que Rey ha salido avante en su proceso de defensa frente a los acusaciones por el “volteo de tierras”.

Sin embargo, la verdad es que Rey está sobreentrenado para mentir; y los periodistas del canal no auscultaron lo suficiente la información a su disposición, y por ende produjeron un resultado esperado desde antes de la emisión del programa: limpiar el nombre de Rey reseñado en muchas investigaciones de la mafia del “volteo de tierras.”

Jorge Rey, el mentiroso
Jorge Rey sigue mintiendo de manera cínica. Su estrategia es mentir sobre la supuesta inexistencia de un proceso fiscal en su contra. Lo dice en todos los medios de comunicación: esta semana pasó por varios de ellos La W, Caracol, Cablenoticias, y catapultó su actuación en Canal Capital. ¿Qué dice el gobernador de Cambio Radical? Que no se le investiga sobre su gestión en cuanto al cobro de la plusvalía cuando era alcalde de Funza. Y sobretodo que no tiene ningún proceso en la Fiscalía que lo involucre en la mafia de cambios de uso del suelo. Entonces, de acuerdo a las referencias de los medios de comunicación, ¿estará mintiendo a Fiscalía que lo relacionó, o el senador Galán que también lo ha nombrado?

https://pbs.twimg.com/media/DFtcc6SXsAEmv9l.jpg
https://pbs.twimg.com/media/DFtceDYWsAA-0Ni.jpg
¿Mentirá la Revista Semana?

¿Cuál es la verdad? Que la Fiscalía sí lo tiene en el ojo del huracán por su gestión como alcalde, y por su vinculación con el cartel del "volteo de tierras", entre otras cosas porque se codeó con algunos corruptos capturados hoy por hoy: Giovanni Villarraga, exalcalde Madrid, su exsubalterno en la Gobernación; Álvaro Rincón, exalcalde de Mosquera; Fabián Villalba, alcalde de Girardot, amigo cercano de Rey; Álvaro Cruz, exgobernador y su exjefe; entre otros.


Lo más importante es que a Jorge Rey se le imputaron una serie de delitos por parte de la Procuraduría por el tema de la plusvalìa en su administración como alcalde, y ¡fue encontrado culpable! Sin embargo, el "castigo" fue una simple multa, que Jorge Rey pagó justo antes de iniciar la campaña proselitista al Congreso hace ya casi cuatro años.

En Canal Capital, aseguró sentirse orgulloso de cobrar el oneroso impuesto de la plusvalía. Al ser cuestionado sobre el contrato que para los fines técnicos realizara la Alcaldía con la Corporación Manaba, Jorge Rey defendió tal proceso. La periodista Erika Fontalvo, le dijo que Manaba, en palabras de la Fiscalía, no era idónea para adelantar el proceso avaluador, a lo que Rey contestó: “No es cierto que (Manaba) no tenía la calidad ni la probidad (sic) para adelantar los estudios, por supuesto que las tenía (minuto 10:40)”. Posteriormente, Yesid Lancheros le dijo que el contrato con Manaba no se había liquidado, pero Rey respondió diciendo que “se liquidó con los valores única y exclusivamente de las tareas cumplidas por parte del contratista.” Posterior a esto, y de manera hábil, pasó a otro tema.

La verdad de este punto es la siguiente: La Corporación Manaba no era un perito avaluador certificado al momento del contrato, y por tal motivo, entre otras razones, es que se debió contratar a Apra Ltda más adelante para realizar el avalúo de las zonas que quedaron gravadas con el impuesto. Voy a narrar la cronología, y le pido al lector máxima atención con las fechas y hechos. Rey contrató a Manaba el 12 de diciembre de 2008, por un coste total de 120 millones de pesos y una duración de cuatro meses. Al terminar los cuatro meses, hacia el 15 de abril de 2009, se suscribe un contrato adicional por dos meses más. El 5 de junio se decide suspender el contrato aduciendo “deficiencias en informaciones entregadas” hasta entonces. Sin embargo, de manera sorprendente, el 24 de junio, Rey firma un documento donde asegura que el contrato sí cumplió todas las exigencias legales, aunque no haya entregado el informe final como lo establecía el objeto del contrato. Como este objeto no se cumplió, el 20 de octubre de 2009 se reinicia el contrato, y nueve días después apenas se suspende por segunda vez el mismo, curiosamente por una directiva de la CAR (Corporación Autónoma Regional) que sugería al municipio “reformular el Plan Básico de Ordenamiento Territorial (POT)” Al iniciar el 2010, es decir, más de un año después de que se firmara el primer contrato (que, recuerdo, estaba estipulado para cuatro meses), se reinicia la operación contractual entre Manaba y la Alcaldía. Esta vez el jefe de planeación de la época Fernando Tovar adiciona 25 millones al contrato, que fue firmado el 5 de febrero, que queda fijado para que se termine el 20 de junio. El 20 de mayo de 2010, se suspende por tercera vez, también argumentado por un documento de la CAR. El 12 de julio de 2010, reinicia el contrato ¡por cuarta vez! Al haber terminado el periodo fijado, el 5 de agosto, se vuelve a firmar el contrato, para que finalice el 5 de julio de 2011. El 15 de junio de 2011, por fin, la Alcaldía quiere terminar el contrato, pero sólo se suscribe el acto de suspensión del contrato hasta el 19 de septiembre de ese año. Casi tres años después de que se contratara a Manaba para que hiciera de veces de perito avaluador para la plusvalía, se cierra el proceso, y lo peor: no hay resultados. 52 millones de pesos quedan en las arcas de Manaba.

Entonces, respecto a las palabras de Rey en Canal Capital, ¿el contratista cumplió? ¿Sí tenía la calidad para ser perito avaluador? El 8 de noviembre de 2010, la Corporación Manaba se inscribió en el Registro Nacional Avaluador. Pero ojo: había sido contratado por la Alcaldía, a finales de 2008. O sea, en el momento en que suscribió el contrato con Jorge Rey, y a lo largo de varias adiciones al contrato, no estaba registrado como avaluador, o sea, su tarea como contratista era completamente ilegal, porque no cumplía los requisitos técnicos para hacer el proceso. Y bueno, Rey a lo largo del programa de Canal Capital del jueves dijo que debían haber “razones técnicas y jurídicas” para sus actos, y no sólo por su función como alcalde de Funza, sino por los de municipios de donde son oriundos funcionarios de su despacho. Y dice sentirse orgulloso, así también lo consignó en Twitter:

Jorge Rey ha mentido tanto en su trayectoria política que nunca ha sido capaz de decirle a sus electores que por estas acciones administrativas relacionadas con la plusvalía fue encontrado culpable de dos delitos por la Procuraduría. Uno de ellos, por prolongar tanto el contrato de Manaba. Dijo el procurador delegado Rafael Guzmán en su momento: “lo mínimo que se le puede exigir (al exalcalde) es que mediante su prudencia y una conducta que cualquier buen padre de familia daría a la administración de sus recursos observara que si el contrato inicialmente era de 4 meses y no se avanzaba en ejecución se adoptaran medidas para que se obtuviera o la ejecución plena o la liquidación para avanzar en otro ámbito como finalmente se decidió 3 años después, suscribiendo un contrato, el 460 el 3 de noviembre de 2011 (con APRA Ltda), cuyo plazo de ejecución fue hasta el 31 de diciembre del mismo año.” Y añadió: “¿será que en su actividad personal para un servicio que espera de similar naturaleza al contratado con la Corporación Manaba hubiera esperado tres años para dar por terminado el contrato? ¿Hubiera entregado suma tan importante para luego procurar su recuperación? La respuesta sería seguramente que no.” (Leer detalles del fallo de la Procuraduría)

Tan curtido es el gobernador Jorge Rey en la mentira que sabe muy bien que una cosa es lo que dice él, y otra lo que dicen los expedientes. Por eso está sobreentrenado para mentir; y seguramente tome nota sobresaliente en los actos de corrupción que se le señalan. Acá ya hubo un Ernesto Samper y un Álvaro Uribe que dijeron que todos los actos corruptos de sus funcionarios fueron a sus espaldas, y que desconocían esas sindicaciones. El sobreentrenado para mentir, apenas se acaba de enterar que su jefe de gabinete Nicolás García también anda en la lupa de las autoridades, y su sucesor en la Alcaldía de Funza Jorge Machuca, hoy gerente de la Empresa de Licores de Cundinamarca, también por las modificaciones ilegales al POT. No vaya y sea que se le olvide que andan en la cárcel sus amigos de Girardot y Mosquera, o su exdirector de la Secretaría de la función pública, Giovanni Villarraga.


PD: Por cierto, el jefe de planeación de Rey durante su paso por la Alcaldía de Funza, Fernando Tovar, trabaja en la Gobernación de Cundinamarca.

* El autor es director de El Macarenazoo. Es secretario del Polo Democrático Alternativo de Funza, Cundinamarca.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com