Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LA AGENCIA NACIONAL DE SEGURIDAD GRABA CADA LLAMADA CELULAR DE BAHAMAS

Por: Ryan Devereaux, Glenn Greenwald y Laura Poitras, The Intercept.
Traducción: El Macarenazoo
Fecha de publicación: 25 de mayo 2014

http://rack.2.mshcdn.com/media/ZgkyMDE0LzA1LzE5L2Y1L0JhaGFtYXNfUGhvLmM0NTllLmpwZwpwCXRodW1iCTk1MHg1MzQjCmUJanBn/416efe07/223/Bahamas_Phone.jpg


La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) está, en secreto, interceptando, registrando y archivando el audio de casi todas las conversaciones de telefonos celulares de la isla de Bahamas.

Según la documentación presentada por el denunciante Edward Snowden, la vigilancia es parte de un sistema de alto secreto - con nombre en código SOMALGET - que fue implementado sin el conocimiento ni consentimiento del Gobierno de las Bahamas. En cambio, la agencia parece tener acceso utilizando legalmente el privilegio obtenido en cooperación con la Agencia Antidrogas de EE.UU. para abrir una puerta trasera en la red de telefonía celular del país, lo que le permite grabar secretamente y almacenar el audio de cada llamada de móvil hecha desde, dentro y hacia las Bahamas; igualmente para reproducir las escuchas de hasta un mes de antiguedad.

SOMALGET es parte de un programa más amplio llamado MYSTIC NSA, intersección que se ha utilizado para monitorear en secreto los sistemas de telecomunicaciones de las Bahamas y varios otros países, entre ellos México, Filipinas y Kenya. Pero mientras MYSTIC está diseñado para redes móviles, depositando los datos en la llamada "metadata" - información que revela la hora, el origen y el destino de las llamadas - SOMALGET es una herramienta de vanguardia que permite a la NSA espiar y almacenar el contenido real de cada conversación de un país entero.

La NSA está utilizando MYSTIC para recopilar datos personales de las llamadas móviles situadas en países con una población combinada de más de 250 millones de personas. Y de acuerdo a los documentos clasificados la agencia está buscando financiación para exportar la capacidad de vigilancia de barrido en otros lugares el mundo.

El programa plantea profundos interrogantes sobre la naturaleza y el alcance de la vigilancia estadounidense en el extranjero. La comunidad de inteligencia de EE.UU. justifica rutinariamente sus esfuerzos masivos de espionaje citando las amenazas a la seguridad nacional que representa el "terrorismo global" y "naciones rivales impredecibles" como Rusia e Irán. Pero los documentos de la NSA indican que SOMALGET se ha desplegado en las Bahamas para localizar "narcóticos, traficantes internacionales y en especial  traficantes de personas" - preocupaciones tradicionales para la aplicación de la ley, pero muy lejos de desbaratar complots terroristas o interceptar las armas de destrucción masiva...

"Bahamas es una democracia estable que comparte los principios democráticos, las libertades personales, y estado de derecho con Estados Unidos", dijo el Departamento de Estado en un informe sobre el crimen y la seguridad publicado el año pasado. "Hay muy pocas situaciones en Bahamas que constituyen una amenaza para los estadounidenses, el terrorismo interno, guerra o disturbios civiles."

Al dirigirse a la totalidad de la red móvil de Bahamas, la NSA está recogiendo intencionalmente y reteneniendo la información de millones de personas que no han sido acusados ​​de ningún delito o actividad terrorista. Casi cinco millones de estadounidenses visitan el país cada año, y muchos ciudadanos prominentes de Estados Unidos mantienen sus casas allí, entre ellos el senador Tom Harkin (Iowa), Bill Gates y Oprah Winfrey.

Además, el programa se constituye en un serio abuso del acceso a las redes telefónicas internacionales que otros países otorgan voluntariamente los Estados Unidos para la vigilancia policial legal - y tal vez ilegal. Si la NSA está utilizando la relación de la Administración de Control de Drogas a las Bahamas como una cubierta para grabar secretamente las llamadas de telefonía móvil de todo el país, podría poner en peligro la larga tradición de la cooperación policial internacional que Estados Unidos mantiene con sus aliados.

"Es sorprendente la falta de visión del gobierno", dice Miguel Alemán, miembro Brennan Center de la Universidad de Nueva York para la Justicia, que pasó 16 años como un agente del FBI en la realización de investigaciones encubiertas. "El hecho es que no pueden ver cómo la explotación de un mecanismo legal a tal grado, puede perjudicar sus intereses a largo plazo, y claramente el interés a largo plazo es la seguridad nacional de Estados Unidos ".

La NSA se negó a comentar sobre el programa, pero dijo en un comunicado que "la afirmación de que la recolección de inteligencia exterior de la NSA es arbitraria y sin restricciones es falsa." La agencia también insistió en que sigue los procedimientos de "proteger la privacidad de los ciudadanos estadounidenses", cuyas comunicaciones "incidentalmente se han recogido."

Informado sobre el espionaje de la NSA, ni la oficina del primer ministro de las Bahamas ni el ministro de seguridad nacional del país tenían algún comentario. Las embajadas de México, Kenia y Filipinas no respondieron a los mensajes telefónicos y correos electrónicos.


mystic_somalget_final
Ilustración por Josh Begley

 



En marzo el The Washington Post reveló que la NSA había desarrollado la capacidad de grabar y almacenar el tráfico telefónico de toda una nación por 30 días. El mensaje informa que la capacidad es una característica de Mystic, al que describió como un "programa de interceptación de voz", que está en pleno funcionamiento en un país y propuesto para la activación en otros seis. (El mensaje también se refirió a los documentos de la NSA que sugieren que MYSTIC tiraba metadatos en algunos de esos países.) Citando las peticiones del gobierno, el periódico se negó a nombrar a alguno de esos países.

The Interception
ha confirmado que a partir de 2013 , la NSA estaba utilizando activamente MYSTIC para recopilar metadatos de teléfonos celulares en cinco países, y fueron interceptandos datos de voz en dos de ellos. Los documentos muestran que la NSA ha estado generando informes de inteligencia del sistema de vigilancia MYSTIC en las Bahamas, México, Kenia, Filipinas, y otro país, que no se especifica en respuesta a las preocupaciones, creíbles y específicas, de que ello podría llevar a un aumento de la violencia. La capacidad más expansiva de sacar el máximo de grabación se ha desplegado tanto en las Bahamas y en el país sin nombre ((WikiLeaks reveló después de esta nota que este país es Afganistán).

MYSTIC fue establecido en 2009 por la división de Operaciones Especiales de la NSA, que trabaja con socios corporativos para llevar a cabo la vigilancia. Los documentos en el Archivo de Snowden lo describió como un "programa de sistemas de recolección integral, instalado abiertamente en las redes de destino, sobre todo para la recolección y procesamiento de las redes inalámbricas / móviles de comunicación."

Si las llamadas de teléfonos celulares de toda una nación fueran un menú de programas de televisión, MYSTIC sería una guía que mostrara la programación de cable que ofrecen los canales. SOMALGET sería el DVR que registra automáticamente cada show en cada canal y los almacena durante un mes. MYSTIC proporciona el acceso; SOMALGET proporciona las cantidades masivas de almacenamiento necesarios para archivar todas esas llamadas para que los analistas puedan escuchar a voluntad después cada llamada. Según un documento de la NSA , SOMALGET se "implementa con redes completas" en las Bahamas, y en el segundo país, y los procesos de "más de 100 millones de eventos de llamadas al día."

Capacidades de SOMALGET se exponen más detalladamente en un memo de mayo de 2012 escrito por un funcionario de la división Internacional del Delito y Narcóticos de la NSA. El memo es oriundo de la "exitosa" unidad de drogas y el crimen de la NSA, que ha disfrutado el uso del programa, y que jacta como "beneficiosa" la recopilación y registro de todas las llamadas telefónicas en un país determinado.

En lugar de simplemente hacer "conclusiones analíticas preliminares derivados de metadatos", señala el memo, los analistas pueden dar seguimiento a las corazonadas yendo atrás en el tiempo y escuchar las llamadas telefónicas grabadas durante el mes anterior. Esta "recuperación retrospectiva" significa que los analistas pueden averiguar lo que los objetivos estaban diciendo incluso cuando se produjeron las llamadas antes se identificarlos como objetivos. "Nosotros amortiguamos ciertas llamadas que pueden ser de valor de inteligencia en el extranjero por un período suficiente para permitir una decisión bien informada sobre si se debe recuperar y devolver el contenido de audio específico", informó el funcionario de la NSA. "Hay pocas razones", agregó el funcionario, para que SOMALGET no pueda ampliarse a más países, siempre y cuando la agencia proporcione la ingeniería adecuada, coordinación y hardware. No hay ninguna indicio en los documentos que la NSA hizo, de un seguimiento por parte de funcionarios con ese "entusiasmo."

Los documentos no explican cómo la NSA ha sido capaz de aprovechar las llamadas telefónicas de todo un país. Pero una nota indica que los datos secretos de SOMALGET  se protegen con el apelativo de "interceptaciones legales" hechas a través de la Administración de Control de Drogas, y "accesos" a  las escuchas telefónicas legales de las redes de telefonía extranjera, solicitadas por la DEA en el marco de la cooperación policial internacional.

Cuando los agentes antidrogas de Estados Unidos necesitan rastrear un teléfono de un capo de la droga sospechoso en otro país, llaman a sus colegas y les piden establecer una interceptación. Para facilitar los grifos, muchas naciones - incluyendo las Bahamas - han contratado a los funcionarios que instalan y mantienen las llamadas de los equipos de intercepción legal de sus telecomunicaciones. Con SOMALGET parece que la NSA ha utilizado el acceso que esos contratistas desarrollaron para, en secreto, rastrear todo el sistema telefónico del país a través de "inteligencia de señales": grabación de todas las llamadas de móvil en el país. Señala el documento que "los países de acogida (...) no son conscientes de la colección SIGINT de la NSA."

"Hay vulnerabilidades de comunicaciones en la ingeniería de sistemas y en  lainterceptación legal en las redes, lo que obliga a los transportistas a debilitarse", dice Christopher Soghoian, el director técnico de la Unión Americana de Libertades Civiles. "Los gobiernos anfitriones realmente deberían pensar dos veces antes de aceptar uno de estos caballos de Troya."

La DEA ha sido durante mucho tiempo, la puerta trasera para ayudar a la NSA a acceder a las redes de telefonía extranjeras. "La DEA tiene estrechas relaciones con los homólogos de gobiernos extranjeros y socios extranjeros investigados", dice su director en un memo 2004 reportando los esfuerzos de la NSA por ganar la guerra a la droga. De hecho, con más de 80 oficinas internacionales, la DEA es una de las agencias más ampliamente desplegadas de EE.UU. en todo el mundo.

Pero lo que muchos gobiernos extranjeros no se dan cuenta es que los agentes antidrogas de Estados Unidos no se limitan simplemente a la lucha contra los narcotraficantes. "La DEA es en realidad una de las mayores centrales de espionaje que existe", dice Finn Selander, un ex agente especial de la DEA que trabaja con el grupo de defensa de drogas, la reforma Law Enforcement Against Prohibition. "Nuestro mandato no son sólo las drogas; nosotros recogemos la inteligencia ".

Lo que es más, Selander añade, que la NSA ha ayudado a la DEA durante años en las operaciones de vigilancia. "En nuestros resultados hay información sobre medicamentos y droga... luego está la información no droga", dice. "Así que nos dejaron en los países, ya que no nos ven, en realidad, como una organización de espionaje."

La experiencia de primera mano de Selander tuvo eco en el memo de 2004, firmado por el director de los esfuerzos de la guerra contra la droga  de la NSA, que fue titulado "DEA:. The Other Warfighter". La DEA "disfruta de una vibrante relación bidireccional de intercambio de información con la NSA," dice la nota, además apunta que se "coopera estrechamente en la lucha contra el narcotráfico y la lucha contra el terrorismo existiendo un riesgo de borrar los límites entre las dos misiones".

Aún así, la posibilidad de grabar y reproducir las llamadas telefónicas de todo un país, parece ser un arma relativamente nueva en el arsenal de la NSA. Ninguno de la media docena de ex funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de EE.UU. entrevistados por Interception dijo que haber oído hablar de una operación de vigilancia que se le parezca a la adelantada por la NSA en Bahamas.

"Estoy completamente familiarizado con el programa", dice Joel Margolis, un ex funcionario de la DEA que ahora es vicepresidente ejecutivo de asuntos gubernamentales de Subsentio, una empresa con sede en Colorado que instala intercepciones legales para los proveedores de telecomunicaciones. "Yo trabajaba en la oficina del abbogado jefe de la DEA, y yo era su especialista principal en cuestiones de vigilancia legales. Pero yo no era consciente de nada como esto".

Durante casi dos décadas, los proveedores de telecomunicaciones en los Estados Unidos han sido legalmente obligados, bajo la Ley de Asistencia de Comunicaciones de 1994, para que construyan sus redes con capacidades de interceptación telefónica, proporcionando a las fuerzas del orden un acceso eficiente a vigilancia y gestión centralizada.

Desde la aprobación de CALEA, muchos países han adoptado medidas similares, por lo que es más fácil reunir información de inteligencia de las telecomunicaciones para las investigaciones internacionales. Un grupo de trabajo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en 2001 fue tan lejos como para instar a los países a considerar permitir que organismos policiales extranjeros pudieran iniciar intervenciones telefónicas internacionales directamente desde sus propios territorios.

El proceso para la creación de intercepciones legales en países extranjeros es en gran parte la misma que en los Estados Unidos. "La policía emite una orden o autorización de otro tipo, una compañía o agente de un transportista, responde a la orden de aprovisionamiento de la intersección, y la información se envía en una especie de camino de ida a la agencia de aplicación de la ley", dice Marcus Thomas, el ex subdirector del FBI que ahora sirve como director de tecnología de Subsentio.

Cuando los agentes antidrogas de Estados Unidos interceptan redes de telefonía de un país, deben cumplir con las leyes de la nación que los acoge y trabajar junto a sus homólogos de la ley. "La forma en que la DEA trabaja con nuestros aliados - que podría ser Bahamas o Jamaica, o en cualquier lugar - es que el país anfitrión tiene que invitarnos", dice Margolis. "No venimos para proporcionar apoyo, sino que hacemos la intersección misma."

La Ley de dispositivos de Bahamas requiere que todas las escuchas telefónicas deben ser autorizadas por escrito, ya sea por el ministro de la seguridad nacional o el comisario de policía en consulta con el fiscal general. Los individuos que sean seleccionados habrán de ser nombrados. En virtud de la Ley de Protección de Datos de la nación, los datos personales sólo pueden ser "recogidos por medios que sean a la vez legítimos y justos en las circunstancias del caso." La oficina del comisionado de protección de datos de las Bahamas, que administra el acto, dijo en un comunicado que "no estaba al tanto de la cuestión."

Los países como Bahamas no instalan intercepciones legales por su cuenta. Con la adopción de las normas internacionales, un mercado floreciente ha surgido para las empresas privadas que son contratadas por los gobiernos extranjeros para instalar y mantener equipos de intercepción legal. Actualmente valorado en más de 128 millones de dolares, se espera que el mercado mundial de los servicios de interceptación privados se disparae a más de 970 millones de dólares en los próximos cuatro años, según un informe de 2013 de la firma de investigación de mercados y mercados.

"La mayoría de los proveedores de hardware de telecomunicaciones tendrán algunas soluciones para la interceptación legal", dice un ex ingeniero de telecomunicaciones móviles que pidió no ser identificado debido a que se encuentra trabajando para el gobierno británico. "Eso es más o menos debido a que la interceptación legal es un requisito, si usted va a operar una red de telefonía móvil."

La proliferación de contratistas privados al parecer ha proporcionado a la NSA un acceso directo a las redes de telefonía extranjeras. Según los documentos, MYSTIC extrae sus datos de "sistemas de recolección" que se instalaron abiertamente sobre los sistemas de telecomunicaciones de los países destinatarios, al parecer por "socios" corporativos que cooperan con la NSA.

Un documento de la NSA explica que "el propósito explícito" es acceder a los sistemas de telecomunicaciones extranjeros. El mismo documento añade que "para el servicio comercial legítimo, el de ellos es Telco": "nuestra misión encubierta es la provisión de SIGINT", o inteligencia de señales.

El archivo desclasificado en 2013 también describe MYSTIC como el uso de acceso "socio-enabled" a ambas redes de teléfonos celulares y teléfonos fijos. La meta es "proporcionar acceso a los metadatos y el contenido integral contra las comunicaciones dirigidas" en el Caribe, México, Kenia, Filipinas, y el país sin nombre. El presupuesto agrega que en las Bahamas, México y las Filipinas, MYSTIC requiere "servicios contratados" para su "sostenimiento operacional."

Los documentos de la NSA no especifican quiénes están proporcionando el acceso en las Bahamas. Pero ellos describen SOMALGET como un "término genérico" para los sistemas proporcionados por una empresa privada, que se describe en otra parte de los documentos como un "proveedor de acceso MYSTIC" (los documentos no nombran a la empresa, sino que se refieren a un nombre encubierto que los interceptadores han acordado no publicar en respuesta a una preocupación específica creíble que el hacerlo podría conducir a la violencia). Expertos en comunicaciones dicen que las descripciones de los documentos sugieren que existe una empresa capaz de instalar equipos de interceptación legal en las redes de telefonía.

A pesar de que no es el "proveedor de acceso," el gigante de la NSA, el contratista General Dynamics, está directamente involucrado tanto en MYSTIC como en SOMALGET. De acuerdo a los documentos, la firma cuenta con ocho años de experiencia y 51 millones de dolares en contrato para procesar "todos los datos de MYSTIC" en una instalación en Annapolis Junction, Maryland, en la calle de la sede de la NSA. Registros de la NSA de la actividad de recolección de SOMALGET - de comunicación entre los analistas acerca de temas tales como cortes y problemas de rendimiento - contienen referencias a un técnico en un "centro de procesamiento SOMALGET" que lleva el mismo nombre que un usuario de LinkedIn del listado de General Dynamics, como su empleador. Contactado para hacer comentarios, el portavoz de General Dynamics reenvió las preguntas a la NSA.

De acuerdo a los documentos de la NSA, MYSTIC dirige las llamadas y otros datos que se transmiten en el sistema global para las redes de comunicaciones móviles - el marco principal que se utiliza para las llamadas de teléfonos celulares en todo el mundo. En Filipinas, MYSTIC recoge "GPS's, servicios de mensajes cortos (SMS) y grabaciones detalladas de llamadas" a través de acceso proporcionada por un "activo DSD en un sitio proveedor de Filipinas" (El DSD se refiere a las iniciales de Dirección de Defensa, un brazo de la inteligencia australiana. El consulado de Australia en Nueva York se negó a comentar). La operación en Kenia es "patrocinado" por la CIA, según los documentos, y recoge "metadatos y GPS's con el potencial para revisar el contenido en una fecha posterior." La operación mexicana es igualmente patrocinada por la CIA. Los documentos no dicen cómo o ​​bajo qué pretextos la agencia está reuniendo datos de las llamadas en esos países.

En las Bahamas, dicen los documentos, la NSA intercepta datos GPS que se transmite a través de lo que se conoce como "un vínculo" o "una interfaz"- un componente esencial de muchas de las redes móviles. Los datos son los enlaces que se transfieren entre dos partes cruciales de las redes GPS, el subsistema de estación base (donde los teléfonos en el campo se comunican con las torres de celulares), y el subsistema de red, que enruta las llamadas y mensajes de texto al destino apropiado. "Es el lugar donde todo el tráfico telefónico va", dice el ex ingeniero.

Una perforación en esta parte de la red móvil de un condado daría a la NSA acceso a una corriente prácticamente sin parar de las comunicaciones. También requeriría la tecnología de gran alcance.

"En serio, no creo que eso sería su equipo de interceptación legal", dice el ex ingeniero, que trabajó con el hardware y el software que normalmente ha llegado al máximo en 1000 intercepciones. La NSA, por el contrario, graba y almacena decenas de millones de llamadas. Es una "vigilancia masiva", observa, que va mucho más allá de las prácticas estándar reconocidas en todo el mundo para interceptar legalmente. The Bahamas Telecommunications Company no respondió a las llamadas telefónicas y correos electrónicos repetidos.

Si el gobierno de los EE.UU. quería hacer un caso para la vigilancia en las Bahamas, hubiera podido crear la situación del país como un refugio líder para los evasores de impuestos, juegos de azar y una amplia gama de los traficantes del mercado negro. El Departamento de Estado considera las Bahamas como un "importante país de tránsito de drogas" y un "importante país en el lavado de dinero" (una designación que comparte con otros 60 países, incluyendo los EE.UU.).  Según el Fondo Monetario Internacional, a partir de 2011 Bahamas fue el hogar de 271 bancos y sociedades fiduciarias con licencias activas. En ese momento, los bancos de las Bahamas declararon tener US$595 mil millones en activos de Estados Unidos.

Pero los documentos de la NSA no reflejan un enfoque concertado de los lavadores de dinero y poderosas instituciones financieras - incluyendo numerosos bancos occidentales - que se basasen en el mercado negro de narcóticos en las Bahamas. En su lugar, una presentación interna de la NSA de 2013 relata con orgullo cómo los analistas utilizan SOMALGET para localizar a un individuo que "arregla los envíos de marihuana de México a Estados Unidos" a través del Servicio Postal de los EE.UU.

La presentación no indica si la NSA compartió la información con la DEA. Pero la División de Operaciones Especiales de la agencia de drogas ha sido criticada por el uso incorrecto de la información clasificada obtenida por la NSA para iniciar investigaciones criminales - y por ende la creación de discursos engañosos para timar a los tribunales acerca de cómo empezaron las investigaciones. La táctica - conocida como construcción paralela - fue reportada primero por Reuters el año pasado , y ahora está siendo investigada por el inspector general del Departamento de Justicia .

Por lo tanto: más allá de un deseo de detener traficantes de marihuana en la isla, ¿por qué la NSA opta por aplicar una herramienta de recopilación de gran alcance, como SOMALGET, contra las Bahamas, lo que supone prácticamente ninguna amenaza para los Estados Unidos?

La respuesta puede estar en un documento que caracteriza la operación de Bahamas como un "banco de pruebas para las implementaciones de sistemas, capacidades y mejoras" para SOMALGET. La pequeña población del país - menos de 400.000 habitantes - proporciona una muestra manejable para probar las características del sistema de vigilancia. SOMALGET también funcionaría en varios países; las Bahamas se puede utilizar como una especie de conejillo de indias para las mejoras de pruebas beta y alteraciones sin afectar las operaciones del sistema en otros lugares. "Desde el punto de vista de la ingeniería tiene mucho sentido", dice el ex ingeniero. "Por supuesto."

Más allá de las Bahamas, los demás países están dirigidos por MYSTIC, más en línea con las prioridades más comúnmente publicitadas de la NSA. En Kenia, los EE.UU. trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas de seguridad locales en la lucha contra el grupo militante fundamentalista Al-Shabab, con sede en la vecina Somalia. En Filipinas, los EE.UU. sigue apoyando una sangrienta guerra en la sombra contra los extremistas islamistas en marcha por el gobierno de Bush en el 2002. El mes pasado, el presidente Barack Obama visitó Manila a firmar un pacto militar que garantiza que las operaciones de Estados Unidos en el sudeste de Asia se mantengan y amplíen durante al menos otra década. México, otro país vigilado con MYSTIC, ha recibido miles de millones de dólares en la policía, los militares y la ayuda de inteligencia del gobierno de EE.UU. en los últimos siete años para luchar en la guerra contra las drogas, un conflicto que ha dejado más de 70 mil mexicanos muertos según algunas estimaciones. El fiscal general Eric Holder ha descrito cárteles mexicanos de la droga como una  "amenaza a la seguridad nacional" de Estados Unidos, y en 2009, el entonces director de la CIA, Michael Hayden, dijo que la violencia y el caos en México pronto será la segunda mayor amenaza a la seguridad frente a los EE.UU. detrás de Al Qaeda. 

La legalidad de la vigilancia de barrido de la NSA en las Bahamas está claro, dadas las leyes permisivas con las que Estados Unidos opera en la labor de inteligencia. A principios de este año, el presidente Obama emitió una directriz política de imponer "nuevos límites" en el uso que la comunidad de inteligencia de EE.UU. ofrece de las "señales de inteligencia recopilada de forma masiva." Además de las amenazas contra el personal militar o aliados, la Directiva enumera cinco condiciones generales en que la agencia pueda rastrear datos en redes a su libre disposición: las amenazas que plantean las potencias extranjeras, el terrorismo, las armas de destrucción masiva, seguridad cibernética, y "amenazas delictivas transnacionales, incluida la financiación ilícita y elusión de las sanciones."

SOMALGET opera bajo la Orden Ejecutiva 12333, una norma de la era Reagan, que establece un amplio margen para la NSA y otras agencias de inteligencia para espiar a otros países, siempre y cuando se convenza al fiscal general de que los esfuerzos están destinados a la recolección de inteligencia extranjera. En 2000, la NSA aseguró al Congreso que toda la vigilancia electrónica se realiza bajo la 12333, y "debe llevarse a cabo de una manera que minimice la adquisición, conservación y difusión de información sin consentimiento sobre personas de Estados Unidos." En realidad, muchos expertos señalan la falta de supervisión legal, judicial o sanciones penales por violar la orden que hacen las directrices en ese sentido. "Creo que sería abierta, legal o no", dice Alemán, ex agente del FBI. "Porque no tenemos todos los hechos acerca de cómo lo están haciendo. Durante mucho tiempo, la NSA ha estado interpretando su autoridad en la forma más amplia posible, incluso más allá de lo que un observador objetivo diría que era razonable."

"Un ciudadano estadounidense, donde queira que esté, tiene los derechos de la Cuarta Enmienda", añade Kurt Opsahl, abogado de la Electronic Frontier Foundation. "Sin embargo, ha sido sin duda una serie de cosas publicadas en el último año que sugieren que existen los programas de barrido amplios que la NSA y otras agencias del gobierno están haciendo en el extranjero, rastreando incluso las comunicaciones de los estadounidenses."

Legal o no, la vigilancia secreta de la NSA a toda una nación sugiere que son "límites" tibios los del presidente para frenar las ambiciones de la comunidad de inteligencia. "Es casi como si tuvieran esa mentalidad - si podemos, lo haremos", dice Alemán. "No hay análisis de los riesgos a largo plazo de hacerlo; ningún análisis de si realmente vale la pena el esfuerzo; ningún análisis de si no podríamos tomar esos recursos y en realidad se los puso como amenazas reales sin más discusión."

No es de extrañar, añade Alemán, que ese programa encubierto del gobierno en las Bahamas no haya quedado encubierto. "El debilitamiento del derecho internacional y de la cooperación internacional es un resultado negativo a tan largo plazo de estos programas, que tenían que saber que eventualmente los ciudadanos pueden estar expuestos, ya sea a través de una fuga, ya sea a través de un espía, ya sea a través de un accidente", dice. "Nada permanece en secreto para siempre. Realmente muestra la arrogancia de estas agencias - no era más sino decir que van a hacer lo que iban a hacer - sin realmente tener en cuenta otros aspectos importantes de cómo las necesidades de nuestra seguridad a largo plazo se abordan".


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com