Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

COMUNICADO PUBLICO EL LIBELO

ALERTA POR ATAQUE A LA LIBERTAD DE PRENSA EN FUNZA

Por: El Libelo*
Fecha de publicación: 28 de marzo de 2011.



El Libelo es el medio de comunicación comunitario que gesta El Macarenazoo en Funza (Cundinamarca)... Esta fotografía corresponde a la feria artística realizada el pasado fin de semana en Ciudadela Colsubsidio, Bogotá.


El Libelo, medio de comunicación alternativo del municipio de Funza (Cundinamarca), denuncia los hechos de intimidación que un ciudadano de la región ha realizado en los últimos días contra un miembro del comité editorial del periódico. 

Antecedentes.

1.    1. En la más reciente edición de El Libelo, correspondiente al primer trimestre de 2011, No. 44, el medio de comunicación en la sección “El Libelo es su voz”, publica una denuncia del ciudadano Edilberto Rojas Cantor, en torno a las supuestas estafas que han sufrido personas desplazadas en el municipio de Funza. El artículo en cuestión se titula: “denuncian engaño en inversión de lotes para desplazados” (al final de esta comunicación adjuntamos el contenido del mismo).

2.    2. La sección “El Libelo es su voz” se asemeja a las que tienen otros medios de comunicación, como la “carta del lector” o el muro de libre expresión. En esta sección los ciudadanos pueden expresar sus opiniones, denuncias, ideas, etc., que quieran transmitir públicamente. A diferencia de otros medios de comunicación, El Libelo hace seguimiento a las notas ciudadanas, incluso ayudando en la redacción de las mismas, sobre todo teniendo en cuenta que muchas personas carecen de las herramientas de argumentación que puedan redundar en beneficio de la transmisión de la idea.

3.    3. En el artículo en cuestión, El Libelo, con un ciudadano de 64 años de edad, decidió darle voz. Empero, todas las ideas allí expresadas le corresponden únicamente a este señor, como queda evidenciado desde el mismo inicio del artículo: “Edilberto Rojas Cantor, desplazado que vive en el municipio de Funza, con 64 años de edad, denuncia que personas inescrupulosas están engañando a las familias que han sido desarraigadas…”

4.    4. Como lo expresamos en la bandera del periódico, todas las informaciones allí depositadas con nombre propio corresponden única y exclusivamente a ese autor, y no representan expresamente el pensamiento editorial del medio.  

Hechos.

1.    1. Al ser publicado el periódico, el señor Francisco Vargas, quien es denunciado por Edilberto Rojas Cantor como el responsable directo en Funza de distintos engaños a las personas desplazadas, se contacta con el director del periódico, Guillermo Andrés Castro, quien lo atiende de inmediato en el parque principal de Funza. Allí lo escucha atentamente, y le aclara explícitamente que el artículo del cual está ofendido Vargas, no es una responsabilidad directa del medio, en el entendido de que se basa en una denuncia de un ciudadano de Funza, y por lo cual el comité editorial decidió avalar la publicación de las palabras del afectado. Consciente de la labor periodística que se debe desempeñar en este tipo de casos, Guillermo Castro le asegura que deben realizar una entrevista formal con él, para así escuchar las distintas versiones del hecho, teniendo en cuenta aún así la periodicidad del medio, que puede variar entre mensual o trimestral. Las dos personas quedan en definir un nuevo encuentro vía telefónica para realizar una visita personal a  la casa de Francisco Vargas, quien a la cita informal se presentó como el representante legal de la Asociación de Desplazados de Funza. Desde entonces, Vargas no se ha comunicado con el director de El Libelo.

2.    2. Distinto a la actitud cordial que tuvo Francisco Vargas con el director de El Libelo, en días posteriores, el representante de esta asociación de desplazados, ha llamado en por lo menos cuatro ocasiones de manera amenazante e intimidatoria a la señorita Angie Ramírez, miembro del comité editorial de El Libelo, y menor de edad, sin importarle horarios ni la presencia de sus padres que han escuchado algunas conversaciones.

3.    3. El día domingo 27 de marzo antes de las 8 a.m., la mamá de Angie Ramírez, contestó el celular de su hija, y tuvo que soportar los improperios del señor Francisco Vargas quien amenazó con denunciar ante la Fiscalía al periódico El Libelo por supuestos actos de calumnia.

4.    4. El mismo día, Guillermo Castro, director de El Libelo, conocedor de estos hechos, trató infructuosamente comunicarse con el señor Francisco Vargas, para concretar la cita y realizar la entrevista que se había acordado; pero encontrarlo ha sido imposible, pese a que se le han dejado mensajes de voz en el número celular que él nos dio: 313 310 68 63.
 

SOLICITUDES Y RECLAMACIONES PÚBLICAS:

1.    Rechazamos la actitud asumida por quien ha sido denunciado por un ciudadano en nuestro medio de comunicación como el directo responsable de una serie de supuestas estafas contra las familias desplazadas en Funza. El señor Francisco Vargas más que encargarse de defender su presunta inocencia, ha tomado como referente del ataque a un miembro del comité editorial, mujer y menor de edad, Angie Ramírez, identificada con la T.I. No. 94081903535.

2.    Solicitamos respeto a la constitución nacional por parte del señor Francisco Vargas, representante también del programa Familias En Acción en el municipio de Funza: le invocamos a respetar el derecho a la libertad de prensa, de expresión, de reunión, a la privacidad, a la honra y a la dignidad de las personas.

3.    Invocamos a las autoridades pertinentes, organismos de defensa de la libertad de prensa y autoridades locales, a tomar las medidas pertinentes que garanticen el ejercicio de la libertad de prensa, del medio de comunicación El Libelo, y en general de cada uno de los miembros que lo componen.

4.    En caso de existir falsedades en torno a la denuncia proferida por el señor Edilberto Rojas Cantor, en el periódico El Libelo, éste no se responsabiliza en el entendido de que es una persona natural la que ha firmado la denuncia. Sugerimos, por el contrario, a quienes se sientan afectados por este artículo, adelantar las acciones judiciales correspondientes contra las personas que sean del caso, sin inmiscuir en las mismas la labor meramente periodística de este medio de comunicación alternativo.

5.    Para los organismos de protección a los derechos humanos, es necesario aclarar que sólo tenemos contacto con el señor Francisco Vargas a través de su celular: 313 310 68 63. Debido a la gravedad de las intimidaciones, nos hemos abstenido de visitar la residencia de Vargas, ubicada en la calle 15 No. 3A-45, en el municipio de Funza.

6.    Esperamos que las entidades correspondientes investiguen, se pronuncien y tomen acciones en torno a los supuestos engaños de que ha sido víctima la comunidad desplazada en el municipio de Funza (Cundinamarca), teniendo como base las denuncias que ha publicado un ciudadano del municipio en uno de los principales medios de la región.

***
Adjunto:

EL LIBELO ES SU VOZ: DENUNCIAN ENGAÑO EN INVERSIÓN DE LOTES PARA DESPLAZADOS
(Artículo publicado en la edición No. 44 El Libelo, enero – marzo 2011, página 4)

Edilberto Rojas Cantor, desplazado que vive en el municipio de Funza, con 64 años de edad, denuncia que personas inescrupulosas están engañando a las familias que han sido desarraigadas, principalmente, y a ciudadanos del común, con la promesa de un mejor futuro. A través de una asociación llamada Asodecf se prometen terrenos en donde las familias puedan resarcir su vida en los llanos orientales (Meta), y en Guaduas (Cundinamarca). Para el mismo, se pretende que las familias, a través de un ahorro programado, puedan obtener lotes en donde puedan construir sus casas.

Rojas Cantor fue víctima de la estafa y decidió establecer la denuncia a través de El Libelo, pretendiendo con ello que otras víctimas del complot realicen sus respectivas demandas. Asodecf fue creada con auspicio de la Asociación Nueva Vida, del cual uno de sus representantes, Julián Arboleda, fue uno de los principales promotores, al punto de venir a Funza a convencer a los ingenuos a que entregaran los dineros correspondientes y así poder obtener un lote tan codiciado. Arboleda, aprovechó la asociación, también, para postular su nombre al congreso de la república (Cámara de Representantes) en las pasadas elecciones del 14 de marzo de 2010. Así, los potenciales beneficiarios, también participaron en política al tratar de obtener votos para su mentor.

Para este año, las tierras ya debían estar en proceso de ser entregadas, según comenta Rojas Cantor, pero las esperanzas se han diluido a medida que los incumplimientos crecen y se evidencia la farsa con la cual fueron engañados. El principal responsable en Funza, según nos comenta el denunciante, es Francisco Vargas, quien en asocio con Arboleda fundó la asociación, y en donde también podría estar involucrada la esposa del primero, del cual sólo se conoce su nombre, Adriana.

“Nosotros confiando en ellos, de buena fe les dimos el dinero que nos exigían, y ahora dicen que no pueden adquirir las tierras ni pueden devolver ningún dinero, porque nosotros confiando en ellos no les exigimos ningún comprobante,” relata el afectado. “Terminé pagando 500 mil pesos, entregados directamente a la asociación, representada por Francisco y por la esposa de él llamada Adriana,” continúa. Para Rojas Cantor, que tenía las esperanzas depositadas en la asociación, el fraude es de la mayor gravedad, si se tiene en cuenta que él prácticamente vive de la caridad pública; y no es el único, los estafados son familias cuyos niños están desnutridos, o desprotegidos, y además obligados a pagar arriendos en donde viven de manera hacinada, “ya nos confunden hasta con los desechables dada nuestra condición de desplazados.” Pero, advierte, que hubo gente que dio hasta 60 millones de pesos por comprar las prometidas tierras.

En la asociación, la gente también ganaba comisiones si se motivaban a nuevas personas, pero hoy es el día en que, según relata Rojas, “no sabemos la manera en la que se despilfarró ese dinero.”

Esta situación se sigue presentando, por eso alertamos a la comunidad a no perseguir falsas ilusiones, que puedan perjudicar sus ahorros, como lo ocurrido con las captadoras ilegales de dinero. A la administración municipal, se le hace el llamado a responder a las necesidades de la comunidad desplazada, que en muchos casos no se siente representada ni atendida a cabalidad por las secretarías pertinentes y los organismos de defensa de derechos humanos; “nos han ignorado completamente, además decirle la verdad al rey no es quitarle la corona,” puntualiza Rojas Cantor, un ciudadano más de Funza que fue desplazado de su tierra natal hace once años y encontró en estas tierras un terruño de tranquilidad y armonía, y que ya en su edad avanzada, la ve alejarse por la ineficiencia del sistema estatal de atención a las víctimas de la violencia en Colombia.

* El Libelo es el medio de comunicación gestado por El Macarenazoo en el municpio de Funza (Cundinamarca).


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com