Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

AL INTERIOR DE PENALOSISTAS ANONIMOS

Por Martínenrique.- A media Cuadra.
Fecha de publicación: 14 de abril de 2016.

¿Vas a votar por Peñalosa? Mirá
Arrependitos los votantes de Peñalosa. Acá su escrito. Foto: Archivo.

Acepto que voté por Peñalosa, creí que si elegíamos a un alcalde de mayor altura alcanzaría a ver más cosas que los alcaldes bajitos como Petro, que por cierto, y para el colmo del mal, necesita usar gafas permanentes. Me equivoqué, al alcalde Peñalosa lo que le gusta es mirar sobre el hombro y su altura hace que se vea torpe al caminar. Con solo verlo el día de la posesión ahí sentado con las rodillas juntas, bajo el inclemente sol bogotano, supe que había perdido mi voto. Y luego todo fue de mal en peor. No tiene habilidad para abrazar a los pobres y eso es imperdonable en un político. También es imperdonable que se pinte las canas, aunque lo haga de blanco.


Así que cuando escuché que ya había un grupo de Peñalosistas Anónimos, que además se mantenían prudentemente en la clandestinidad, no lo dudé y me inscribí en una de las células. Hay células por cada estrato, e incluso hay una para ciudadanos especiales, por supuesto fue allí donde encontré mi lugar. Por eso me impactó ver gente tan diferente y rara, creí que íbamos a estar sólo gente con clase. Pero qué podía esperarse, nos citaron en un oscuro garaje en Chapinero.


Quien presidía la reunión era un hombre poco agraciado, pasado de kilos y calvo, su facha era desaliñada, se veía como alguien a quien el papá o el tío le prestan la ropa. No hablaba muy fluido, pero aun así, lograba generar atención y confianza en el grupo. Aunque su rostro me parecía familiar, no pude reconocerlo ni siquiera cuando se presentó:

- Reciban una cordial bienvenida, soy Daniel Samper, soy peñalosista.

Todos respondieron fuerte y al unísono: – ¡Hola Daniel! –, incluso un taxista repolludo y bigotón, que supongo se coló al grupo, abrazó a Daniel con cara compasiva. Algunos celebraron el hecho con risas.


- Aceptamos aquí a todos aquellos que sufren o han sufrido de peñalosismo y quieren salir del túnel oscuro, pero debemos guardar discreción, no queremos ser el hazmereir ni perder credibilidad entre las demás especies de la altiplanicie. Hoy no viene Claudia López, porque dizque ella votó por Pardo y ya se curó, otro que se excusó fue Mockus, escribió que tuvo un accidente y ha perdido el habla, yo le pedí que viniera, le dije que igual él ya casi no hablaba, que sólo era un comodín, pero se quedó mudo. Bueno, empecemos, ¿quién quiere contarnos algo?

Alguien alzó la mano en medio del tenso silencio.

- Hola, soy Paola Turbay ("¡Hola Paola!"), participé en un comercial de la última campaña y tengo familiares en el alto gobierno – dijo la hermosa exreina, llevándose las manos a la cara y cayendo en un llanto desgarrador. Todos esperaron a que se calmara. Juan Ángel le pasó un vaso de agua. Ella continuó con su voz casi infantil: – Yo me sentí identificada con ese señor, mi familia también es de políticos, crecí en Estados Unidos como él y como él siempre he vivido con un pie aquí y otro allá, en fin, estaba confundida: esta semana casi vuelvo a recaer por un render del metro, pero ya no le creo -suenan aplausos y chiflidos que Daniel manda a callar. Continuó hablando Paola: – Así como él pidió que lo sacaran de los comerciales de Volvo también debería sacarme de su video de campaña. Lo de su doctorado ya se sabe en todo el mundo, una boleta, yo no quiero perder mis comerciales de shampoo – luego volvió a caer en el mismo llanto. Partía el corazón.

- ¿Otro testimonio? - Preguntó Daniel.


- Hola gordis. Soy Carlitos Vargas del programa la Red ¿Yo solo quiero saber quién sacó del parche a los del Centro Demoníaco... Y yo que me puse divain porque me gustan algunos de esos patriotas bravos. Yo como que mejor cambio de canal.

A mí me sorprendió ver tan flaco a Carlitos, debe cuidarse de la anorexia, está a punto de perder toda la gracia. Debería pensar que sin sus cachetes es un don nadie.

- Esos lumpen oligarcas nos estaban infiltrando - replicó Daniel -, igual ellos son los que están más cómodos con el gobierno del Doc, ya habían chuzado a algunos compañeros, e incluso se atrevieron a enviar amenazas desde nuestras cuentas secretas en Twitte. Los vamos a reemplazar con algunos sampersantocastrochavistas que te  van a encantar.

Carlitos celebró la respuesta simulando bailar y dando un giro sobre sí mismo. Tomó asiento con la sonrisa a flor de piel.


- Sepan ustedes que no vamos a permitir más traidores en el grupo, a los que  pillemos les haremos matoneo en la revista – retomó Daniel en tono desafiante. En ese momento Julito y Maurcio Vargas, esos prohombres de la imagen, salieron muy elegantes y apurados a contestar sus teléfonos. Me sorprendió que Julito tuviera como ringtone “el doctorado” de Tony Dize.

En esas alzó la mano un nerd, por un momento creí que era el ministro de Hacienda, pero recordé que ese ya no es nerd ni es nada.

- Soy Yesid Lancheros, hasta hace poco tiempo era periodista, ahora soy jefe de prensa de Enrique, este puede ser el fin de mi carrera.

Yesid fue abruptamente interrumpido por Daniel:

– Les recuerdo que habíamos acordado no decirle Enrique, vale decirle Volvolitro, Pañalosa, incluso Doctor Bolardo, pero Enrique jamás, no podemos darnos esas licencias, pueden generar confusiones en el grupo.

Con un gesto le indicó a Yesid que continuara.


- Mi vida es terrible, el doctor no para de cagarla, sale a la calle y la caga, da una conferencia y la caga, cuando lo dejamos usar Twitter  pasa lo mismo, es un pendejo, ya le prohibimos salir a repartir casas con Vargas Lleras, le advertimos que Lleras por sí mismo es un desprestigio y que juntos son una bomba, pero no nos creyó, encima se va para Usme, la única localidad donde ganó Clara – Yesid se quita las gafas, también son de uso permanente, suda, se le empieza a regar el gel sobre las sienes. Toma un nuevo aliento y continúa con el discurso: – balbucea aquí, balbucea allá, a veces cuando despierta de su siesta no recuerda en qué ciudad está, se la pasa diciendo que aquí son unos desagradecidos y que él debería estar trabajando en la NASA. No sé cuánto aguantaremos. Yo ya quité la calcomanía del carro, pues cuando pasamos por los barrios pobres, que son bastantes, más de los que se imaginan, se nos ríen en la cara. A veces pienso que nos pueden hacer algo. El alcalde no lo dice pero se le ven los nervios. Me imagino que ustedes lo han notado.

Ante el comentario de Yesid, varios pidieron la palabra, Tatiana Cruz, Gina Parody, el padre Chucho, Yamid Amat que se había acabado de despertar. Como se ve de viejito.

En ese momento se escucharon fuertes golpes en la puerta. Juan Ángel corrió para ver qué pasaba, hizo un par de señas. Daniel nos ordenó a todos que saliéramos ordenadamente por la puerta de atrás y que nos perdiéramos entre las calles. Cuándo el Esmad entró, el garaje ya estaba desocupado, incluso el lento de Yamid alcanzó a salir. Los policías lanzaron un par de gases y un explosivo para no perder el impulso. Y todo acabó allí. Fue emocionante y deprimente, ustedes me entenderán.

De regreso a la casa lo pensé detenidamente, no está bien que uno tenga que arriesgar su vida y evadir la realidad por asuntos banales. Uno puede decir y pensar lo que quiera, igual en este país a la gente se le olvida todo. Por eso decidí hacer este escrito, y atenuar mi responsabilidad saliendo del closet. Por eso lo repito: Yo voté por Peñalosa ¿Y qué?

PEÑALOSA RENUNCIE


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com