Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

INCONFORMIDAD CON PRESUNTOS ABUSOS DURANTE OPERATIVOS DE REQUISA EN FUNZA

Por: El Libelo.*
Fecha de publicación: 15 de febrero de 2015.





En los operativos participaron la Policía Nacional, Ejército, y las Secretarías de Gobierno, Salud y Tránsito y Movilidad. Foto: Alcaldía de Funza.

Los operativos policiales promovidos por la Alcaldía de Funza en las dos últimas noches, en todos los barrios del municipio, han generado malestar, inconformidad y denuncias ciudadanas por la actuación presuntamente irregular y autoritaria de las personas que participan en los mismos.

En la noche inmediatamente anterior, algunos periodistas de este medio de comunicación fueron víctimas de las redadas policiales. Miembros de la Policía Nacional, que se desplazaban en una moto oficial de placas ZDN 35C – perteneciente a una caravana diseñada para recorrer los barrios, y en donde participaban civiles que se desplazaban en motos, taxis y camionetas –, sin mediar respeto, obligó a los comunicadores a presentarse a una requisa y “sacar” todo lo que contenían los morrales que llevaban. En buena hora, adujeron su condición de periodistas, lo que frenó las intenciones de los uniformados de vaciar las maletas. Frente al reclamo sobre el proceder de los uniformados, quienes en ningún momento se presentaron, ni ofrecieron un saludo, éstos respondieron: “¡vayan y coloquen una queja en la Defensoría del Pueblo si no les gusta!” Posterior a esto tomaron el vehículo y prosiguieron su marcha...


La situación llevó a que nuestro equipo periodístico indagara la razón de estas pesquisas, las cuales, según advierte el perfil oficial en Facebook del alcalde Jorge Enrique Machuca obedecen a “contribuir al orden y seguridad de Funza.” La altruista razón no puede permitir la violación a la dignidad humana, puesto que cualquier ciudadano tiene el derecho a la movilidad, así como las autoridades a hacer los controles respectivos; pero lo que se evidenció la noche anterior fue un flujo constante de denuncias en cada hora que transcurría la noche, lo que evidenciaría la falta de control de instituciones defensoras de derechos humanos para evitar atropellos. Las medidas del denominado “plan requisa” deberían estar precedidas de protocolos que incluyan, por ejemplo, prever el acompañamiento de la Personería municipal (ausente la noche anterior), medios de comunicación y veedores ciudadanos en los operativos.



Denuncia ciudadano de un carro afectado por la caravana de controles nocturnos. Foto y denuncia de Daniel Soler Jaulín.

El ciudadano Daniel Soler denuncia con fotografías que el paso de la caravana por un sector del municipio dejó averiado un vehículo de una amiga suya, y enviando un mensaje al alcalde escribió: “espero me respondas por los daños que dejan por el camino, mire cómo le volvieron el carro a mi amiga y aquí nadie responde.” Dentro de las instituciones públicas presentes en los operativos estuvo la Secretaría de Salud, que en una de las fotografías se le ve realizando actividades de registro de vendedores ambulantes de comida. Al respecto, la ciudadana Lore Garzón, dice que presuntamente se inmoviliza a estas personas y al producto que comercializan, y añade, dirigiéndose a la Alcaldía: “qué tristeza que el corazón de piedra de muchos de ustedes se haga presente, y después preguntan por qué aumentan los robos... ¿será por la gente honesta y humilde que se para en las esquinas a vender el producto que ellos mismos hacen, para mantener a sus familias y no los dejan? No se aprovechen del poder que tienen.”



Funcionarios de la Secretaría de Salud durante operativos la noche anterior. Foto: Alcaldía de Funza.


En síntesis, todas las personas, inclusive las afectadas, valoran la realización de los operativos porque pueden servir para detectar delincuentes y prevenir robos, así como aumentar la percepción de seguridad. Sin embargo, nada puede justificar el atentar contra los derechos ciudadanos, como la movilidad y el trabajo. El respeto que deben procurar mantener las autoridades en todo momento frente a los ciudadanos y ciudadanas es de doble vía, y si no dan no se puede esperar recibirlo.

* El Libelo es el proceso de comunicación alternativa gestado en Funza, Cundinamarca, por El Macarenazoo.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com