Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

HABLAR DE CAMILO TORRES NO ES HABLAR DE TERRORISMO SINO DE HUMANISMO

Por: Muareen Maya.
Fecha de publicación: 9 de julio de 2015.



¿Desde cuándo publicitar actos relacionados con el cura Camilo Torres, nos convierte en sospechosos de terrorismo? ¿Volvimos al McCarthysmo?


Dice un portal de noticias, que “en redes sociales, la capturada ha promovido la defensa de los derechos sexuales de la mujer, exhibido su asistencia a encuentros del Polo Democrático, y divulgado imágenes de actos vinculados con el sacerdote Camilo Torres, exdirigente del ELN”. La conclusión entonces fue elemental, blanco es…. ¡Qué peligro esta ignorancia y está simplicidad!.

Camilo Torres fue mucho más que un guerrillero o un supuesto dirigente del ELN, pero sin duda quien escribe la nota, quien sin asomo de vergüenza se hará llamar periodista, no tiene la más mínima idea de quién fue, qué hizo, qué luchas enfrentó, en qué contexto social, político y cultural vivió, por qué desafió a la Iglesia Católica, cuál fue su legado y qué simboliza y representa para América Latina la figura de Camilo Torres Restrepo, el 'cura guerrillero'.

Para saber quién fue Camilo Torres, cómo se formó su pensamiento político y su compromiso social, cuál fue la causa que los llevó a tomar complicadas decisiones en momentos cruciales de la historia del país, cuáles fueron sus aportes a la democracia, la educación y a la humanización de la Iglesia, cuál fue su compromiso vital y dónde reside su enorme trascendencia, ya ni siquiera es necesario leer sus escritos ni recurrir a complejos estudios sociológicos. Sabemos que la mayoría de periodistas en la actualidad y aquellos que alimentan los portales de la Internet no tienen el hábito de la lectura, no gustan de ella, pero bastaría una ligera repasada por algunas páginas web, incluso consultar la célebre y cuestionada Wikipedia, para hacerse una idea general sobre quién fue Camilo Torres Restrepo y por qué su legado permanece invicto, pese a que murió acribillado por tropas de la Quinta Brigada de Bucaramanga, bajo el mando del coronel Álvaro Valencia Tovar, hace casi medio siglo.

Más que un precursor de la Teología de la Liberación, que un genuino cristiano que abanderó las causas sociales y cuestionó la opulencia de la Iglesia Católica, que haber cofundado la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia junto al maestro Orlando Fals Borda, que ser profesor y capellán de esa misma universidad, y haber creado el movimiento ‘Frente Unido del Pueblo’ en oposición a la coalición de los partidos Liberal y Conservador que impedían una verdadera democracia en Colombia y sometían al pueblo al hambre y la violencia, Camilo fue un hombre sin tacha, un verdadero ser humano, un humanista integral que se convirtió en el símbolo ético más prominente de la historia contemporánea del continente.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com