Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SE ENCADENA FOTOGRAFO EXIGIENDO RESTITUCION DE GALERIA DECOMISADA POR LA POLICIA

PORQUE LA CULTURA ES UN DERECHO QUE TODO PUEBLO DEBE TENER PARA QUE NUNCA PIERDA SU AMOR POR LA LIBERTAD, ME  HE ENCADENADO PARA EXIGIR LA DEVOLUCIÓN DE LA GALERIA DE LA MEMORIA SECUESTRADA POR LOS HEROES DE LA POLICIA NACIONAL.


Por: Carlos Alberto Castaño Martínez.
Fecha de publicación: 9 de abril de 2012, 2 p.m. (Hora de inicio de encadenamiento en la Personería Distrital)

La cadena que me ata, es el símbolo de la opresión a la que está sometida  la Colombia marginada, explotada y pisoteada.

Soy el creador y expositor de la Galería de la  Memoria.  Teniendo en cuenta que uno de los principales problemas que prolongan el ya largo conflicto social y armado en Colombia, tiene que ver con la Ignorancia política y  falta de memoria, desde el año 2.003 me dediqué a crear y fortalecer la Galería fotográfica de la Memoria, la cual he denominado “Realidades, porque el ojo y el lente no mienten." Como el Pueblo es humilde y sencillo, la exposición es tal cual, sencilla y  popular.  Detesto los museos donde el pueblo, para tener acceso a la cultura, tiene que limpiarse los zapatos, pagar boletas  caras, hacer silencio y estar  vigilado. Los considero excluyentes y para gente que poco se parece al pueblo.  El mejor escenario para esta exposición es la calle, el parque, la escuela, el colegio, la universidad, la vereda y la plaza. Para mí es el mejor escenario, porque es  ahí donde está el pueblo, la sabiduría, la solidaridad, la humildad, el afecto, el amor, la razón  y la ternura.

En la calle es donde está la gente que día a día lucha para sobrevivir, que sufre y  llora  por todas las injusticias que le impone el régimen. Pero donde también está el pueblo que a pesar de todas esas infamias, es alegre y por eso ríe y goza. Es en la calle donde está el pueblo excluído, explotado y  humillado. El pueblo al que el gobierno  con su política neoliberal, lo somete y le viola todos sus derechos hasta el de poder vivir. En la calle es donde están los sentimientos encontrados de un pueblo que ha puesto los muertos, derramado la sangre, abarrotado los sueños, torturados y  desterrados. En la calle están los inconformes, los que pasan el día con aguapanela porque no hay para comer, donde está la rabia y el odio porque la guerra les ha dejado hondas heridas que no cicatrizan. Es en  la calle  donde está mi pueblo al  que  la tiranía  le esconde y le  borra la memoria.

A este pueblo es al que yo amo y represento en esta maravillosa obra, la Galería de la Memoria. La exposición ha tenido el mejor de los éxitos y mucha aceptación, no sólo en Colombia, sino también en el exterior ya que ha trascendido las fronteras de países como Venezuela, España, Italia, Ecuador, Perú y Bolivia. Desde que fue creada, se ha expuesto de la misma manera, colgada al aire libre, porque la cultura y el espacio público deben ser libres como el viento y las mariposas. Pero los politiqueros, que representan a una minoría que los elige, aplican la política del neoliberalismo, que es la de privatizar todo, hasta nuestros sueños. Expiden normas para privatizar el espacio público que es de todos. Nos prohíben pensar, trabajar, educarnos, enfermarnos, comer y vivir.


El pasado viernes 6 de abril, como ya era costumbre, salí a exponer la Galería de la Memoria a la carrera Séptima entre calles 18 y 19 de Bogotá y la policía atropelló, e irrespetó la Memoria. Justificando "invasión al espacio público" decomisaron  la Memoria, violando los siguientes artículos consagrados en la Constitución Nacional: 13, derecho a la igualdad; 20, derecho a la libre expresión; 25, derecho al trabajo; 27, libertad de enseñanza; 67, la educación es un derecho; 70, acceso a la cultura; 71, la expresión artística debe ser libre; y 82, el espacio público debe tener un uso común, el cual prevalece sobre el interés particular. En ese sentido, cuando la Galería de la Memoria ocupa un lugar público es para que mucha gente se beneficie del conocimiento  y de la información. Por lo tanto no es para beneficio particular (Click Aquí para ampliar información).

Encadenado y rodeado del pueblo, hago la siguiente denuncia pública y nis exigencias son las siguientes:

1 De acuerdo a los documentos que exhibo públicamente, dejo  claro que agoté el procedimiento legal para solicitar el debido permiso para exponer la Galería de la Memoria. Pero los burócratas que están empotrados en las oficinas públicas que nada  saben  de arte, cultura y memoria  violando el  derecho a la igualdad, me exigen tener unos módulos y firmar unas pólizas para poder exponer la Galería de la Memoria. Una  obra que más que mía, es un patrimonio del pueblo y para el pueblo.

2 Que ante este pueblo presente, interfiera la Personería para exigirle al señor alcalde quien se ha referido a la necesidad de visibilizar  y reparar a las víctimas, que igual   utiliza como eslogan de su administración "Bogotá Humana", para que de una vez por todas otorgue un permiso especial para que yo pueda, a nombre de las  miles de víctimas, seguir  visibilizando, educando  y creando  conciencia a través de esta Galería de la Memoria.


3 De acuerdo a los objetivos de la Policía Nacional, este cuerpo policial está destinada a proteger los derechos fundamentales tal como está consagrado en la Constitución Nacional. Por lo tanto, la policía no puede contrariar ni reprimir mi actividad educativa que es de bien común y está consagrada en el artículo 20 de la carta magna como es el derecho a la libre expresión. En ese sentido exijo que la policía públicamente  presente disculpas al pueblo, al que se le pisoteo la dignidad y la memoria.

4 Que en este mismo acto de resistencia y dignidad, la policía haga entrega de las  93 láminas que suman un total de 186 fotografías que fueron decomisadas el pasado viernes 6 de Abril de 2.012 en la carrera séptima entre 18 y 19 a las 12:40 pm.


"Para el pueblo lo que es del pueblo, resistencia y diginidad son caminos para la libertad."


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com