Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LO QUE SUCEDE CON SALUDCOOP EN FACATATIVA

Por: Alexander Ovalle Fajardo.
Fecha de publicación: 16 de enero de 2014.

http://www.caracol.com.co/images_remote/198/1982149_n_vir1.jpgCreo que ya es hora de que nos preguntemos: ¿Qué diablos sucede con Saludcoop? Esta EPS se ha especializado en asaltar en su buena fe a la comunidad facatativeña y sus alrededores; casos puntuales como las acreencias con las clínicas Cedimed, Sabana de Occidente, que obligaron a sus cierres y dejaron sin el sustento a cientos de familias que hoy siguen esperando cual Penélopes a que se les cancelen sus derechos. Ahora se suma el incumplimiento con clínica Santa Ana lo que obliga a la negación de los servicios por parte de esta entidad, y la deja en una situación muy compleja. Por una parte sentimientos de zozobra entre los empleados, quienes sentimos que SaludCoop vuelve a timar a las instituciones de nuestra ciudad perjudicando gravemente a quienes laboramos en estas entidades,; a las IPS, que se ven en situación vulnerable y su capacidad de respuesta mermada, desprotegidas frente a este tiburón de la corrupción; y por supuesto a los cientos de usuarios a quienes no se les presta la atención requerida en nuestra ciudad, y los ponen en un ir y venir tocando puertas para ser atendidos,. Cabe resaltar que al usuario se le está enviando a Bogotá y que allí se le está negando atención porque nuestra capital sufre su propio viacrucis, además porque el centro de atención debe estar en el lugar de residencia, eso es apenas elemental.

¿Qué pasa con la red de prestación de servicios? ¿Acaso no es obligación de la secretaría de salud asegurar que esta red sea realidad? Olvida la secretaria y el señor alcalde - como representante del Estado - que la salud es un derecho fundamental y que es su deber garantizar que se preste debidamente este servicio; no como una dadiva o favor, sino dentro de la responsabilidad, dignidad y respeto que los hijos de Facatativá merecen. Y la peor parte la llevan los usuarios que vienen de poblaciones aledañas, sin los recursos para desplazarse hasta otros lugares, es decir que aquí entra en juego también las alcaldías, secretarías de salud, personeros, de aproximadamente siete municipios afectados, y debe entrar también la gobernación. Pero nada, nadie dice ni hace nada, Saludcoop, viene roba y se va como si nada, no presta los servicios a los que está obligada; campantemente le saca el cuerpo a su responsabilidad, le hace conejo a las clínicas y no pasa nada de nada, no hay quién meta en cintura a este cartel de la salud.

Desde el día 19 de febrero del año anterior, fecha en que se cerró la clínica Sabana de Occidente, hemos venido denunciando el abuso de todas las EPS en Facatativá, en especial Saludcoop: El Comité por el derecho a la salud en Facatativá y sabana occidente en repetidas ocasiones denunció el atropello y abuso de esta EPS.  Ya llevamos un año y hasta el momento, antes de solucionar la situación, cada día empeora más y más, porque a esta altura del partido ya ni siquiera se presta la atención básica a los usuarios colocándolos en serio peligro, y dejando al sector salud al borde de la peor debacle de los últimos años.

La comunidad debe manifestarse, en especial los usuarios de Saludcoop, Cruz Blanca y Cafesalud, porque si estos señores abusan y las autoridades no se dan por enteradas es porque nosotros no hacemos nada, nos vulneran nuestros derechos y fuera de utilizar palabras de gran calibre con los empleados de las clínicas y hospital, no hacemos nada, como si maltratar a los funcionarios nos solucionara algo; posición maleducada además de estéril, porque los funcionarios sólo cumplimos con los convenios establecidos, y quienes tienen el deber de garantizar la salud son los representantes del Estado y las EPS que en ultimas se quedan con los descuentos que se le hace a cada trabajador y los aportes que hace el Estado y que literalmente las EPS se lo roban.

Aún no conozco cuál es la posición de la secretaria de salud frente a la negligencia y abuso de Saludcoop, y su incapacidad de garantizar la red en nuestra ciudad. Por ahora la única certeza es que los ex empleados de Sabana de Occidente Facatativá, nos sentimos burlados; y quienes prestamos nuestros servicios en la clínica Santa Ana nos sentimos en el limbo por el incumplimiento de Saludcoop. Los usuarios, como siempre, víctimas de un sistema que favorece el robo y el abuso, que le llena el bolsillo a las EPS's a costa de la integridad y de la vida de los colombianos, en especial de los hijos de Facatativá, sin tener en sus autoridades el respaldo que garantice el respeto por sus derechos. Da fastidio esta situación y la indiferencia de todos.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com