Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EN FUNZA YA ES INSTITUCIONAL EL DIA DEL RIO BOGOTA Y DEL HUMEDAL GUALI

Por: Veeduría Nuestro Río Bogotá, Funza.
Fecha de publicación: 15 de julio de 2013.
 


Segundo debate en plenaria en donde por unanimidad se aprobó el acuerdo municipal. Fotos: Rafael Quiroga.


El día de hoy fue aprobado en plenaria del Concejo de Funza, Cundinamarca, el acuerdo municipal No, 006 que estipula la declaración del 12 de mayo como día del río Bogotá y el 5 de junio como el día del humedal Gualí.

El río Bogotá nace en el páramo de Guacheneque, municipio de Villapinzón, y desemboca en el río grande de la Magdalena; y sus aguas mezcladas llegan hasta bocas de ceniza en el mar Caribe. Nos evoca el recuerdo histórico que permitió el desarrollo del interior del país a través de esta importantísima vía fluvial. Nada más cierto que decir que el desarrollo del país se hizo teniendo como eje fundamental el río Bogotá, pero desafortunadamente basta mirar hoy cómo sus laderas están llenas de urbanismo, siendo ésta la zona rural más urbanizada del país. Lo más grave en este desarrollo desenfrenado es que lo convertimos en el eje de la evacuación de todos nuestros desechos. Esto es el reflejo mismo de lo que somos como ciudadanos con alta indiferencia (¡la vida es agua!).
 


Infografía Felipe Calderón Sáenz. Más información click Aquí.


Nuestro humedal Gualí, cuya extensión es de 1264 hectáreas es comparado en Cundinamarca como el segundo elemento hídrico natural más importante de la región después de la laguna de Fúquene. Su extensión pertenece en un 87% al municipio de Funza, 3% del municipio de Tenjo y 10% del municipio de Mosquera, esto unido al Distrito de riego y drenaje La Ramada. La problemática latente en este sistema hídrico se clasifica en siete componentes: recepción de aguas negras, excesivo crecimiento de plantas acuáticas, disminución de la disponibilidad de oxígeno, disminución de la biodiversidad, aumento de la producción de metano, el efecto invernadero y la contaminación aire ruido y vertimientos de aguas del aeropuerto El Dorado. Dentro de los principales efluentes de aguas negras (hervidas) se encuentran el pozo No. 1, el nacimiento de la Ciénaga, la bocatoma de la EMAAF (el acueducto local, cerca de 100 mil habitantes en promedio), la descarga de las aguas industriales negras y el gran problema de la compuerta de la CAR que permite el paso directo de las aguas contaminadas del río Bogotá al humedal en determinados tiempos.
 


La ponente del acuerdo Doris Riaño junto con el secretario general de Asurio y veedor ambiental de Funza, Jairo Espinosa.


La ponencia del acuerdo fue presentada por la concejal Doris Riaño de la comisión Tercera en compañía de la secretaría de desarrollo económico, la Personería, el delegado directivo de la red de veedurías Jorge Enrique Achury, la veeduría Nuestro Río Bogotá de Funza, y el secretario general de la Asociación de usuarios del río Bogotá, ingeniero Jairo Espinosa. El acuerdo fue aprobado por unanimidad por los 15 miembros del Concejo Municipal de Funza, resaltando que en el mes de junio de cada año se efectuará un balance del plan de desarrollo que se estipule para la descontaminación del río y del humedal, el cual será desarrollado en una mesa especializada de la administración, el concejo y los entes de control y participación ciudadana.

Este esfuerzo no puede quedar en el papel, hay que desarrollar un sentido crítico de conciencia ciudadana, en donde se interiorice el rol de que somos parte del problema y haremos parte de la solución.



La comisión de apoyo a la ponencia del acuerdo municipal: de izquierda a derecha, Jairo Espinosa, Jorge Enrique Achury, la secretaria de desarrollo económico y el delegado de la Personería. 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com