Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

COMUNICADO DEL MZO CON OCASIÓN DEL PARO EN LA UD.

Por: Comité Editorial EL MACARENAZOO (MZO)

Fecha de publicación: 27 octubre 2009.

Socializado en la Asamblea General del Paro de la Universidad Distrital.

 

El acto espontáneo que desencadenó la situación actual de la Universidad Distrital, el pasado miércoles 21 de octubre, cuando se realizó un tropel en la sede Macarena, y todos los que allí estaban salieron en masa hacia la 40, indica, por un lado, que la gente se mueve más con furor que pensando de manera organizativa, aunque se resalta que se mueva aún sea a deshoras (después del paro nacional universitario – 13 y 14 de octubre – y la visita de la minga social, comunitaria e indígena), y por el otro, que existe un desconocimiento real de las políticas y planes institucionales que vulneran el derecho a la educación, lo que conlleva a exigir peticiones que resultan ser producto de las soluciones paliativas, o netamente particulares. La Universidad Distrital se encuentra en Paro General, avalado por el Consejo Académico que emitió un comunicado en el que afirma que hasta el miércoles 28 de octubre no habrá clases normales, es decir que estos tres primeros días de la semana, deben ser para generar las discusiones y actividades necesarias que propendan a empoderar realmente a la comunidad de sus problemáticas y soluciones.

 

Se ha institucionalizado el hecho de que cada que se presenta un movimiento generado desde la base, aún éste sea desorganizado, llegan promotores de iniciativas, que sólo están en esas situaciones. Es decir, llegan distintos paracaidistas a tomar el rumbo y llevar las riendas del movimiento endógeno. Aunque es imprescindible contar con liderazgos visibles, es cuestionable el hecho de que estos mismos paracaidistas moderen la situación a su antojo, y muestra de ello es que históricamente los debates y las proposiciones de la gente no son tenidos en cuenta a la hora de redactar actas, protocolos, o relatorías, que, si se supiera bien lo que significaran tales conceptos, se expondrían todas las posiciones de las partes, para llegar a una conclusión. Esto no pasa así, y es por tal motivo, que el tomarse un micrófono, hablar en público, o levantar la mano para opinar se convierte en un acto catártico, o de desahogo, más que una intervención que pudiera ser tenida en cuenta. Este escrito es catarsis.

 

Desde esta trinchera del pensamiento y la oposición, que se ha movido en espacios burocráticos, académicos, populares y alternativos por igual, se ha insistido en tomar posturas argumentadas en las prácticas del discurso; por ello, se ha recabado en la propuesta del Kurríkulo Alterno (KA) como una alternativa de organización educativa desde la base, desde los educandos en sus espacios naturales, las clases, las salidas académicas, u otros. El génesis de este proceso fue hace más de un par de años, donde también se produjo el paro universitario, de envergadura, donde se paralizó todo, y se buscaban alternativas de solución. Fue ese el único espacio temporal en que la propuesta sirvió de algo en la universidad, pues hasta el Consejo Superior Universitario, le dio vía libre a la iniciativa, pero debido al cierre de semestre, la persistencia de las posiciones demagogas, entre otras razones, éste desapareció, y apenas ahora se vuelve a generar movimiento. El KA sigue funcionando en las comunidades, en procesos de educación popular donde la institución no existe o su participación es escasa, y donde se ha cualificado la propuesta pasando por siete ediciones o reescrituras del texto. Ya no se va insistir con el KA en la Universidad Distrital, porque está demostrado que acá no funciona, pero sí se insistirá en creer utópicamente (la utopía es lo ideal, no lo imposible) que en los espacios normales de la academia, sea la carrera o facultad que sea, habrán espacios de discusión, con documentos en mano, que generen conocimiento para todos, y no solamente para quienes se mueven en las esferas burocráticas del poder local o asistan a las Asambleas. En estos días, debido al desconocimiento generalizado de la comunidad, se hace necesario abrir esos espacios, que vayan más allá de la representación de los estudiantes en mesas de discusión,  o en la creación de consejos estudiantiles, donde, de todos modos, prevalecerán las posturas de los llamados paracaidistas.

 

Desde este espacio, también, se ha defendido la protesta, en todo nivel, y tomando las acciones que sean necesarias, aún estas rayen en la violencia, incluso se ha criticado el hecho de tomar posiciones dignas de los pacifistas burdos, postura que consiste básicamente en asumir roles que borran todo nicho de descontento, rabia, dolor, agresión, en los sectores oprimidos, y negándoles de plano el derecho a responder de la forma en que se debe, es decir, “todo se debe hacer por las buenas” o “no así compañero”, como dirían muchos. Cerrar instalaciones y sedes con el bloqueo genera que los estudiantes tengan que participar, pero también se corre el riesgo documentado de que estos simplemente se vayan o no asistan; e históricamente, esto último ha prevalecido, por eso vemos la necesidad de combatir el ausentismo con asistencia real y obligada a las clases, no para ver las materias correspondientes, sino para debatir con la posibilidad de interpelar al otro cuando se quiera, y no como sucede en las Asambleas, que por tiempo, no se puede uno explayar lo suficiente en su argumentación. También el hecho de bloquear sedes administrativas, obliga a que los funcionarios que allí permanecen habitualmente dejen de ir y realizar sus acciones normales, y no son en la UD unos cuantos, sino varios los trabajadores que hay. Eso implica que se les están pagando los días libres a todos los funcionarios. A nivel particular, dos miembros del MZO, necesitaban con premura obtener de vicerrectoría, a través de Bienestar Institucional, unos recursos para poder viajar a un encuentro académico, donde son ponentes y realizarán labor de prensa. Ellos ya están de viaje, con recursos propios, debido a la imposibilidad que se tuvo tanto jueves como viernes para destrabar ese organismo. Esto genera dudas, pues el bloqueo no sólo puede legitimar acciones de hecho que atenten contra la integridad de los estudiantes (como el ingreso de la fuerza policiva), sino también podría justificarse el desfalco financiero de la institución o la utilización de recursos en lo que no corresponde (eso, a propósito, lo que nos convoca hoy a movilizarnos en paro).

 

Frente al hecho de crear mecanismos de comunicación propicios para movilizar a la comunidad, nuestro aporte va en el sentido de complementar las propuestas que los compañeros de las mesas de comunicación e información han hecho, en el sentido de mirar más a alargo plazo, que a corto. Es así, como inicialmente reiteramos que este grupo no es excluyente, ni sectario, y que dada la condición de estudiantes (rol temporal que asume un ciudadano) que propiciaron un medio de comunicación desde el 2005, apoyado por la universidad, éste es de nosotros, de ustedes, este es uno de los medios que se deben aprovechar para difundir las cosas, a través de la plataforma virtual de la página Web, correos y servidores externos como Facebook. Asimismo, con el ánimo de apoyar una de las propuestas, que es crear la mesa de comunicaciones, recordamos que este medio, en conjunto con Gavia y Jícara, ya habían trabajado hace un par de años en la consolidación no sólo de una Mesa, sino de una política integral de comunicaciones, donde la institución brindase las garantías necesarias para apoyar y gestar medios de los universitarios. Es más un fin, que una propuesta coyuntural. En este sentido, El Macarenazoo ha trabajado afuera y adentro de la universidad por igual; afuera, en específico, lo que tiene que ver con liderar uno de los sectores de la Mesa Distrital de Comunicaciones, órgano asesor de la Alcaldía Mayor en materia de políticas públicas de comunicación comunitaria y alternativa: El sector de estudiantes universitarios que gesten, trabajen o desarrollen medios de comunicación universitarios. Este proceso lleva un año desarrollándose desde la posesión de la mesa en octubre pasado. La normatividad obliga a que este sector rinda un informe público y a que elija nuevos representantes, por este motivo habíamos convocado para el jueves 22 de octubre a esa Asamblea sectorial en la UD, pero no se pudo desarrollar por obvias razones. Por este motivo, y aprovechando el interés de la comunidad universitaria en general, invitamos quienes estén interesados en participar, a asistir a la Asamblea que se llevará a cabo este viernes 30 de octubre en el Planetario; asimismo, al sector de TIC´s, donde como MZO queremos ocupar una de las dos representaciones. Esto beneficiaría a la larga en gran medida la realización de políticas internas de comunicación y mesas de comunicación, amparadas en la reglamentación del propio Distrito.

 

Finalmente, recordar que son muchos los puntos que se deben y pueden tratar. Y este medio ha contribuido a generar debate, análisis y propuestas. Muchos puntos que acá no se expresan, se han publicado en otros artículos, por lo que se invita también a consultarlos en el periódico virtual e impreso.

 

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com