Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

AL HERMANO LEO

Por: G.L.C.
Fecha de publicación: 27 de junio de 2014.



Aquí es donde trato de imaginar que no es cierto lo que dicen,
que las llamadas mencionan a un desconocido,
una borrasca de letras sin sonido.

Mi cabeza es un caleidoscopio relleno de escenas a tu lado,
pero me resisto a detenerme en cada una de ellas
como si no pensara,
como si tampoco estuviera;
me llegas por retazos,
en tu voz grave y precisa
viene la manera singular de entender el tiempo,
de asumirlo,
porque es todo lo que tenemos,
para hacer,
para transformar.

Por lo menos
Ya no habrá quien te pida cosas que no quieres,
nadie tratará de encerrar tu voz
ni invocará sus rejas;
no habrá consejos absurdos sobre la ficción
a la que nunca le diste el sí,
ni tendrás que huir cuando te persigan los sátrapas,
ya nadie te podrá alcanzar.

Pero, ¿quién nos cura el dolor de tu ausencia?
¿Quién peleará tus batallas,
tejerá el viento,
traerá la vida,
llamará la fiesta,
sembrará la dicha,
recibirá a la gente?

¿Cómo recogeremos el camino de tus pasos,
tus calles,
tus adivinanzas?
¿Qué es lo que sucede entre nosotros
que hay un abismo infinito colmado de tristeza?

El ruido de la llamada traía la desolación anclada a tu nombre,
conjugando una presencia en el vacío;
la ira que recorre mis entrañas quiere borrar este día de la tierra.

No hay manera de desbaratar esta multitud de lágrimas con el olvido,
no hay cómo.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com