Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

NO SOMOS LOS MEDIOS DEL PUEBLO SOMOS EL PUEBLO HACIENDO MEDIOS

Por: Periódico Techotiba (Editorial).
Fecha de publicación: 28 de abril de 2015
.


Hace poco escuchamos una conversación en donde un maestro se adjudicaba el hecho de ser el promotor de una movilización por la localidad. Es decir que sin él dicho recorrido no se hubiera dado. Sigue entonces apareciendo esa idea que implica la necesidad de uno u otro líder para movilizar las masas. Lo que se desconoce es que más allá del trazo de un recorrido, la idea de dejar de asistir al marchódromo de la Séptima y empezar a hacer movilizaciones locales es un proceso que se ha venido promoviendo por las organizaciones sociales de la localidad y de Bosa desde el primero de mayo del 2009, cuando muchos sentían la necesidad de asumir su compromiso con el territorio y dejar de pensar que un político o gobernante iba a venir a solucionar el entuerto y la grave situación socieconómica que afrontan nuestras comunidades.

La convicción de estas movilizaciones locales es producto también de una transformación política que se ha dado a nivel mundial en vista de la actitud perversa de los sistemas políticos que priorizan la ganancia de bancos y empresas por encima del bienestar humano. Pero ello también está relacionado con la salida de ese aletargamiento originado por el asesinato masivo de lideres populares, comunitarios y sindicales (que aún sucede) en las anteriores décadas que nos dejó con la consigna: aquí al que piensa lo matan.

Con el ideal de la paz y la promoción de una cultura de cambio en la actual administración distrital ese miedo se ha ido transformando. Si bien es cierto que aún los medios masivos nos bombardean confundiéndonos con el ideal de sus adinerados patrocinadores, cada vez los que les creen son menos. Y muchos consideran que es necesario dar transformaciones desde nosotros mismos sin esperar que decidan por nosotros.

Techotiba continúa en ese sentido siendo un proceso de educación y comunicación popular que propende por ese cambio a través de sus artículos y mensajes. La paz no se da en los discursos y menos en los diálogos de La Habana. La paz se consigue saliendo de la ignorancia, exigiendo la justicia social que propenda por garantizar derechos básicos como la comida, la salud y la educación. Quienes se han lucrado con el negocio de la guerra poniéndonos una cortina de humo sobre la corrupción, nos siguen invitando a acceder a una justicia relacionada con la muerte de un bando de colombianos que piensan distinto sin escucharlos. Nadie justifica la muerte de colombianos, ni de un lado, ni de otro, y menos cuando sabemos que casi siempre la sangre de la guerra es puesta por los de abajo que han sido incorporados a un lado o a otro mientras quienes decretan la guerra siguen enriqueciéndose con la sangre de la gente, sin ensuciarse un pelo.

Saludamos entonces las masivas movilizaciones sociales que se han dado en la localidad y aportamos materiales para el debate que van desde los justos reclamos a la mafia del sistema de salud, pasando por la controversia frente a la construcción de una universidad pública y un parque metropolitano en la localidad, un homenaje al periodista Eduardo Galeano, reseñas sobre algunos de los procesos sociales y comunitarios de nuestra gente, la crítica situación de nuestros hermanos indígenas del Cauca, el golpe de estado mediático y comercial a Venezuela, la falta de financiación de nuestro sistema educativo, las implicaciones ambientales, económicas y culturales del Fracking para la extracción del petróleo y distintos textos literarios que propenden por otra forma de ver el mundo.

Esperamos que esta información se despegue de las hojas para trascender hacia la conscientización de nuestras comunidades sobre la necesidad de construir un discurso propio que devenga en acciones que aporten a la construcción de ese mundo nuevo desde nosotros mismos y no sólo desde la politiquería de afuera.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com