Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LA VIOLENCIA POLICIAL EN EL CARTUCHITO

La policía arremete de forma violenta a manifestantes trabajadores del sector de El Cartuchito.


El día de hoy, luego de muchas negociaciones fallidas la población de coroteros y recicladores ubicados en el sector conocido como El Cartuchito, en las afueras de Corabastos, decidió hacer una toma pacífica de la avenida Ciudad de Cali a la altura de la calle 38. Esta toma pretendía hacer valer los acuerdos incumplidos por parte de la institución en la mesa que estaba funcionando hace más de siete meses, conformada por miembros comunitarios, personal de la institución, organizaciones sociales del sector, junto a coroteros y recicladores.

 

En esta mesa se había acordado generar procesos como huertas, trabajo cultural y pedagógico, escuelas deportivas y desarrollo de piezas comunicativas, buscando la dignificación del trabajo y de los derechos fundamentales de quienes han sido víctimas de una sociedad excluyente. Si bien algunos de estos procesos ya se estaban implementando, desde hace tres semanas, el martes 27 de octubre, la policía hizo el primero de los desalojos. De allí en adelante su presión ha impedido que estas personas puedan trabajar con un mínimo de dignidad.

 

La población de coroteros en vista de la presión policial se había organizado para dejar el sector aseado, trabajar en un horario determinado (6-11am), acabar el consumo de sustancias alucinógenas y riego de desperdicios en el sector, de todas formas esto no ha sido suficiente para la institución y para un sector de la comunidad, que han decidido desalojar por la fuerza a esta población.

 

Después de que la policía les cerrara el espacio y a algunos les recogiera su mercancía, los coroteros decidieron tomar la vía de Transmilenio hacia las siete de la mañana. Luego de dejar cruzar algunos buses por solicitud de la policía, más de cien miembros del ESMAD acometieron ferozmente contra la población de coroteros y recicladores. Los gasearon, golpearon, retuvieron y maltrataron de la peor forma y de manera indiscriminada, niños, mujeres y ancianos fueron agredidos sin ninguna misericordia. Luego pidieron representantes para entablar una mesa con la alcaldía. Pero lo que hicieron fue llevar detenidos a los representantes que fueron elegidos por la comunidad y que lo que habían hecho era dispersar a la población y disuadirla para solucionar pacíficamente el inconveniente.

 

Hasta este momento, la policía mantiene detenidas a estas personas que lo único que piden es su derecho al trabajo para poder sobrevivir. No da información sobre su estado, y los retiene como delincuentes. Esta es la forma en la que se solucionan los problemas  en Techotiba (Kennedy) según el alcalde, que además afirmó que le habían robado el celular a su conductor, lo agredieron y rayaron su carro, cuando hay videos que prueban que él no se encontraba en el sector sino en la alcaldía.

Hacemos un llamado a los defensores de derechos humanos, a las organizaciones sociales, a la Minga y a todo el que sienta fraternidad con la violación a los derechos de estos hermanos a que nos acompañe en el plantón que estamos realizando en este momento en frente de la alcaldía de Techotiba, Kennedy, para exigir que suelten a los detenidos, que se restablezca la mesa y que se cumplan los acuerdos incumplidos por la institución y su celador: la policía y que se respeten los derechos de esta población. La solidaridad con  estos hermanos es urgente pues este es el comienzo de una serie de reformas que piensan introducir en el sector. Esperamos que no sólo se quede sentado leyendo esta nota sino que la rote y venga a darnos una mano.

 

 

MINGA URBANA EN TECHOTIBA


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com