Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL MOVIMIENTO CAMPESINO CRECE Y SE EXTIENDE

Por: Dorotea Montoya.
Fecha de publicación: 13 de septiembre de 2013.

 


El presidente Juan Manuel Santos instaló en la mañana del jueves 12 de septiembre, en un acto famélico, rodeado de burócratas, de unos cuantos miembros de la Anuc y de la CGT y de algunas personas presentadas como “campesinos”, su acto de creación del denominado Pacto Agrario Nacional, en el auditorio de Compensar, al occidente de Bogotá.

Lo acompañaron los cuestionados Angelino y Luis Eduardo Garzón, ex izquierdistas, ex sindicalistas, ex “revolucionarios”, entregados al servicio de la oligarquía, haciéndoles el mandado a los empresarios terratenientes de la SAC y otros gremios parecidos con los que se pretende un acuerdo, en últimas destinado a que el poder del latifundio siga intacto.

Se trató de una farsa que no aguantó tres horas y que muestra a un Santos maniobrando para tratar de restarle peso al Paro Nacional Agrario y Popular, en marcha, y para que todo siga igual, sin soluciones estructurales a la situación del campo y de los campesinos colombianos, como lo demuestra al nombrar ministro de Agricultura a Rubén Darío Lizarralde, otro cuestionado empresario del agro del Valle del Cauca.

Mientras tanto, como un nuevo elemento aglutinador de fuerzas sociales para impulsar la lucha contra el modelo económico neoliberal que lidera Santos, se cumplía en la Concha Acústica de la Universidad Nacional, en Bogotá, la Gran Cumbre Campesina y Popular.

La Cumbre es otro escenario del Paro Nacional Agropecuario y Popular que llega a su día número 25, y una respuesta al Pacto Agrario Nacional del Gobierno.

Este certamen cuenta con la participación de más de tres mil delegados de las organizaciones motoras del Paro Campesino, como son la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdos, MIA; el Coordinador Nacional Agrario, CNA; la Alianza por la Defensa de la Salud, Ansa; la Marcha Patriótica y el Congreso de los Pueblos, entre otras.

La Cumbre demuestra la capacidad de respuesta del movimiento campesino a la propuesta oficial de un pacto agrario con las élites, y los avances alcanzados por las organizaciones sociales en el desarrollo del paro agrario con la instalación de una mesa nacional de conversaciones.

De igual manera, la Cumbre Popular avanzará en la consolidación de un pliego único del movimiento campesino, al tiempo que constituirá un paso adelante en la construcción de una gran alianza social por la base.

Además, en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional se cumplío también el Acto de Sanción Universitaria del Proyecto de Ley Alternativo de Educación Superior, diseñado por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, Mane, en el marco del Foro Internacional sobre la Educación Pública convocado por la Mane y la Organización Continental Latinoamericana y del Caribe de Estudiantes, Oclae.

El movimiento campesino y popular colombiano no se detiene, ni cae en las trampas de la oligarquía. ¡Crece y se extiende!

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com