Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LA MATA

Por: A Media Cuadra
Fecha de publicación: 10 de septiembre de 2010

A moluk, al paisa

A que no adivinan señoras y señores lo que tengo aquí entre mis manos, no es un talismán pero casí. No señora, tampoco es una pomada pero podría ser. ¿Un pollito?, no niño, no es un pollito, pero si está viva como una lombriz. No, tampoco es una tortuga pero también lo podría ser. Voy a dejar que la huelan por un orificio que abriré aquí entre el meñique y el anular, pero antes la vamos a batir un poco, escuchen, casi suena como una maraca o como un cascabel. ¿A ver quién se arriesga? ¿Nadie? Muy bien señorita, usted es de esas mujeres que tienen levantado este país, además que bonita está, ponga su naricita aquí, husmee y nos cuenta. ¿A que le huele? ¿Le huele a tierra? Muy bien, pero no es solo tierra, a mi me huele como a toda una montaña ¿Y a usted caballero? ¿Qué le huele a plaza de mercado? Pero esperen uno por uno. La Señora del perrito dice que así huele el pantalón de su hija, muy graciosa, el niño dice que huele a perfume, el señor del ceño fruncido manda a decir que eso es puro vicio, al joven de la gorra le huele a mierda de caballo, que así huele su barrio dice esta niña, pero aléjense un poco que me van a tumbar, ya voy abrir mis manos. Si señoras y peatones es un moño de cannabis, marihuana seca, ya rascado, ahora lo lanzo al aire y miren, sólo son hojas y flores cortadas al viento. No la recoja señora déjela que se arrastre.

Pero la magia la guardo aquí en este maletín que ya se está abriendo ante mi propia curiosidad y que ya se abrió para no quitarles demasiado tiempo. Es la planta señoras y señores, la misma que cultivaron los chinos hace más de 7.000 años y con la cual el emperador Shen Nung, el divino granjero, curó muchos de sus males hace 6.000. Mírenla tan bonita es apenas una niña, apenas empieza a crecer dentro de su matera negra. Observen su felicidad de pluma ahora que siente el sol en sus puntiagudas hojas. Perejil para la conciencia, marihuana hecha con agua y con sol, es decir con el fundamento de cualquier dios. De esta planta nació el primer pedazo de papel que hicieran los humanos, durante milenios ha sido utilizada para hacer hilos, sogas, comida, ropa o medicinas. Espere señora no se me vaya que al final les voy a dar un regalito, ¿Qué dejó puestas las ollas? Llame por teléfono y que se las apaguen ¿Qué no tiene teléfono? Mejor para usted. Si, señoras y transeúntes, niños y niñas, como medicina. Ahí donde la ven tan verde y tan dormida, la planta tiene su poder, miren nada más, sirve para aliviar esos dolores de los huesos que se vienen con la edad, Plinio el viejo en la Antigua Roma la recomendaba como analgésico, Ha sido usada para abrir el apetito desde la memoria hasta nuestros días. Porque esta mata ha viajado mucho y en cada lugar ha encontrado su potencia ya sea para aliviar el reumatismo, los dolores menstruales, para encender frigideces crepusculares o torcer rigideces musculares, que calentura. Para aquellos que no pueden dormir sirve para doblegar los párpados pero sólo en la justa medida del sueño. Tómesela en té, úntesela en la coyuntura adolorida, sirve de ayuda esencial para los enfermos de glaucoma. Tranquilo joven, acaríciela suavemente, que ella no mata ni pica.

Que rote la mata para que todos escuchen y vean. ¿Que a la señorita le da miedo cogerla? ¿Que en el colegio le dijeron que eso era malo? ¿Acaso ella le está pidiendo que se la fume? Sólo háblele un poquito, consiéntala, no le tenga miedo, de miedo ya está lleno el mundo, no la maltrate que ya ha sido maltratada, los gringos la utilizaron para segregar a los mexicanos, diciendo que era una planta para hampones y forajidos, todavía dicen lo mismo, pero no fue lo único que se dijo; que hacía enloquecer a los cuerdos, que hacía florecer tetas en los hombres, que llevaba a las mujeres al paroxismo y a la perdición, que desintegraba a las familias, que hacía ver dragones. Dijeron que era la puerta de la tumba y nunca comprobaron nada, hasta inyectaron a un pobre perro con excesiva cannabis para advertir a los incrédulos, pero solo lograron que durmiera tres días, ¿O sería que resucitó? Uno nunca sabe, la mata siempre ha tenido algo de magia y de rincón. Eso señorita rócela con tan delicados dedos, ella se quedará quieta, como se queda en los arbustos y en los caminos.

¿Qué cuanto vale? La mata no está en venta. No la puedo vender, la quiero como a una hija, es la niña de mis ojos. Su comercio no sé permite por absurdas ordenanzas, pero les tengo una alternativa, una mejor idea, no hay que poner un solo peso. Ven este pequeño cofre, se lo gané a un arcángel en la cantina, también le gané esta espada, pero eso es lo de menos, dentro del cofre tengo un bosque, un bosque de la china o de la india, un bosque que cabe en cualquier patio de aquí o de allá. Dentro de la caja están los huevitos esperando que la tierra los desove. Aquí están, son semilla, como el maní o la papa, como la mostaza o el ajonjolí. No hace ningún daño al cuerpo ni al alma, si quieren pueden comérselas o preparar mantequilla. Voy a dejarlas en este trapo blanco mientras guardo la mata en el maletín, ¿dónde está la mata?, por favor devuélvanla. Aquí está. Muchas gracias Señora. Ahora la guardamos lentamente para no partirle las alas. Esperen que me está hablando, me dice que la matera ya está muy pequeña y que necesita crecer, que siente apretados los zapatos. Guarden las semillas de marihuana en la mochila y en los bolsillos, pónganlas a geminar y siémbrenlas en tierra firme, pero recójanlas pronto que ya viene la penosa ley. Para los que no alcanzaron a recoger les tengo estas otras semillas más redondas y también muy útiles como las primeras. Si señora, son semillas de cilantro, que se pueden sembrar en una matera en cocina o en el jardín para luego degustar su crecimiento.

¿Que qué me dice? ¿Que tengo que retirarme? Ya me voy señor policía, sólo recojo mis corotos y vuelo, tome unas semillas de cilantro, lléveselas a su señora, quedará como un rey, el cilantro mejora la digestión y muchos hablan de sus altos poderes afrodisiacos, y usted entenderá, pero uno nunca sabe a qué horas es que necesita un caldo.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com