Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

RESPUESTA DE FISCALIA DEL ECUADOR A DESAPARICION DE CAROLINA GARZON

Fecha de publicación: 4 de febrero de 2017.

La imagen puede contener: 1 persona, textoEl director de El Macarenazoo, Guillermo Andrés Castro Rozo, envío comunicaciones el pasado mes de enero a varias dependencias institucionales de Ecuador y Colombia, exigiendo celeridad en las investigaciones que conduzcan al esclarecimiento de la desaparición y búsqueda de Carolina Garzón Ardila, estudiante colombiana y miembro de este medio de comunicación, de quien se perdió el rastro el 28 de abril de 2012. Hemos recibido varias respuestas, y compartimos con ustedes en especial, la carta del fiscal general del Ecuador, y en adjunto la del subsecretario de Justicia del hermano país; y de parte de Colombia, la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, y la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.


Por:
Galo Chiriboga Zambrano, Fiscal General de Ecuador (documento original firmado).

Confirmo la recepción de los correos S/N del mes de enero de 2017, que tienen relación con aspectos puntuales de la investigación que se adelanta por la desaparición de Stephany Carolina Garzón Ardila.

Yo, Galo Chiriboga Zambrano, Fiscal General del Ecuador, en acuerdo con el Fiscal General de la Nación de Colombia, Dr. Luis Eduardo Montealegre Lynett, asumimos como labor conjunta investigar la desaparición de Stephany Carolina Garzón Ardila desde el conocimiento de la noticia de su desaparición, la misma que tiene una constante y coordinada atención. Ambos estados, Ecuador y Colombia, continúan trabajando en obtener resultados que permitan dar una respuesta positiva a los familiares de Carolina Garzón, lo cual ha sido comunicado en innúmeras ocasiones a los familiares y a la sociedad en general. El interés del Estado ecuatoriano en conocer las circunstancias de la desaparición de Carolina Garzón y de todas las personas desaparecidas es prioritaria, Ecuador es uno de los pocos países que actualmente tiene una red de Fiscalías Especializadas para la investigación de Personas Desaparecidas, en la misma línea y de conformidad a lo dispuesto en el Código Orgánico Integral Penal, no se pueden archivar ni cerrar las investigaciones por desaparecimiento hasta dar con la ubicación de las personas desaparecidas.

La situación de las personas desaparecidas en el país es un tema prioritario y trascendental para el Estado ecuatoriano, tanto que semestralmente realiza reuniones lideradas por el Presidente de la República, con la asistencia de la Fiscalía General del Estado, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Justicia, el Consejo Nacional de la Judicatura entre las principales instituciones; reuniones en las que los familiares presentan sus inquietudes y se revisan los avances efectuados, promoviendo iniciativas que apoyen la preocupación del primer mandatario y sus secretarios de Estado.

Por otra parte, como Fiscal General del Estado, mantengo periódicamente reuniones individualizadas con los familiares de las personas desaparecidas, habiendo creado adicionalmente una Coordinación Nacional de Fiscalías Especializadas de Investigación de Personas Desaparecidas, cuyo titular se dedica exclusivamente al tema de las desapariciones, estableciendo un nexo de información permanente entre el Fiscal General y las acciones que adelantan las fiscalías especializadas a nivel nacional. La Fiscalía General del Estado se encuentra constantemente elaborando protocolos y estableciendo convenios para fortalecer la labor realizada en los casos de personas desaparecidas en el Ecuador, como el Protocolo de actuación de Personas Desaparecidas promulgada por el Consejo de la Judicatura y el protocolo de actuación de la Fiscalía, entre otros.

Informo que en cumplimiento de nuestras competencias y obligaciones, en el caso de Carolina Garzón se han adelantado impulsos fiscales sustentados en ochenta y siete cuerpos investigativos, los que se encuentran disponibles para consulta, revisión y seguimiento por el denunciante y sus familiares. Lamentablemente, pese al esfuerzo realizado, todavía no se ha logrado dar con el paradero de Carolina Garzón, sin embargo en el Ecuador, y específicamente en la actual administración de la Fiscalía, se han resuelto casos de mayor o igual dificultad como el de Angie Carrillo, Elías Suarez, Luz Estela Meneses, Estrella Campaña, entre otros, y confiamos que en un futuro cercano se incluya en el anterior listado el caso resuelto de Carolina Garzón Ardila.

La investigación de la desaparición de Carolina Garzón Ardila no puede estar sujeta a amenazas o intimidaciones veladas o directas por parte de terceros que por obvias razones desconocen el trabajo y esfuerzos empeñados en la búsqueda exhaustiva realizada por el Estado ecuatoriano en sus diferentes ámbitos. Quienes desconocen y replican sin mayor criterio un mismo texto promovido por fuentes ajenas e interesadas en prevalecer sus agendas, con el asesoramiento de una profesional del derecho quien se ha beneficiado económicamente de una relación impropia con el Ministerio de Justicia; y, que frente a la investigación, en atención a sus intereses, ha quedado demostrado el efecto adverso de sus intervenciones, afectando negativamente los esfuerzos realizados por la Fiscalía General del Estado, que tiene como única finalidad procesal encontrar a Stephany Carolina Garzón Ardila.

El extravió de la cámara fotográfica en la Fiscalía de Colombia es un tema que el Estado colombiano deberá responder, y realizar las averiguaciones pertinentes para su recuperación. Por su parte el Estado ecuatoriano aspira a que Colombia demuestre el mismo interés para resolver el caso del señor Ibarra, quien hace cinco años fue asesinado en Ipiales a consecuencia de un secuestro extorsivo, y no se ha informado de los avances en la investigación que permitan su esclarecimiento.

El Estado ecuatoriano y sus principales autoridades, y específicamente el Fiscal General del Estado, los fiscales de las diferentes causas, y la Coordinación de personas Desaparecidas, responden a sus competencias y obligaciones con denodado esfuerzo que ha repercutido en la solución de varios casos, por lo que es inaceptable las pretensiones de desviar un caso en particular con el objetivo de orientarlo a obtener intereses inconfesables pero predecibles ante Instituciones Internacionales de Derechos Humanos. De igual manera es deleznable hacer responsables a las instituciones que son parte de la investigación por la desaparición de Stephany Carolina, de los lamentables fallecimientos de sus familiares, utilizando el dolor de esta familia con objetivos distintos a los que deben primar en la solución del tema que nos ocupa.

Otras respuestas.

 

 

 

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com