Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EJERCITO NACIONAL SIEMBRA TERROR EN LA SABANA DE BOGOTA

Por: Defensores de Derechos Humanos de Facatativá y sabana occidente de Cundinamarca, Movimiento Popular Regional.
Fecha de publicación: 18 de octubre de 2016.

A continuación se describen los tres aterradores casos ocurridos entre el 10 y el 12 de octubre pasado donde integrantes del Ejército nacional vulneraron la libertad de prensa, la defensa de los derechos humanos y realizaron retenciones ilegales, más conocidas como batidas ilegales, prohibidas por la Corte Constitucional.

Militares impiden libertad de prensa y atacan a periodista

El militar que, realizando operaciones de reclutamiento forzado, intimidó al periodista en Madrid, Cundinamarca. Foto: Mauricio Romero.

El lunes 10 de octubre de 2016 siendo aproximadamente las 11 de la mañana en el municipio de Madrid (Cundinamarca), barrio Puertas del Sol, sobre la carrera 20 con calle 6, el periodista Mauricio Romero Gómez del medio MRG Radio, presenció que personal del Ejército solicitaba documentos - en específico la libreta militar - a jóvenes del sector mientras se transportaban en un camión tipo NPR de placas VZR 733, cabina color blanco. Procedió el periodista a tomar registro fotográfico y de video, siendo abordado de inmediato por un uniformado de camuflado de apellido Sierra, y un civil conductor del camión quienes le solicitaron de manera intimidante y vulgar que se identificara. El comunicador se negó a hacerlo en razón a la forma grotesca como se dirigieron hacia él, entorpeciendo gravemente la libertad de prensa y refiriéndole: “¿Cuál es su arrechera? Usted no me puede grabar sin autorización… yo soy de la fuerza pública, soy del Estado… Nosotros los militares no le tenemos que dar explicaciones a usted, usted es un civil…”

Cabe anotar que el informador había recibido llamadas de la comunidad donde denunciaban “batidas ilegales” en el municipio de Madrid, lo que originó que como periodista saliera a cumplir su labor investigativa e informativa.




Militares que hacían reclutamientos forzados macartizan el trabajo de un defensor de derechos humanos, y lo tratan de hijueputa
El día martes 11 de octubre de 2016, siendo aproximadamente las 10 p.m., en el municipio de Mosquera (Cundinamarca), barrio La Arboleda, personal al parecer del Ejército Nacional portaban monogafas, pasamontañas y chaqueta tipo fillat lo que ocultaba sus presillas y demás datos de identificación. Estos se transportaban en 7 motos y un camión tipo NPR color blanco, realizando reclutamientos ilegales más conocidos como “batidas Ilegales”, cuando fueron abordados por el defensor de Derechos Humanos Juan David Ortega, quien al acercarse al grupo de militares y observar un aproximado de 10 jóvenes en la parte trasera del camión, les refirió que el procedimiento era completamente ilegal y prohibido, recibiendo intimidaciones y amenazas, siendo requisado de manera abusiva pateando sus elementos personales y cuestionando sus textos de estudio de la Universidad Pedagógica Nacional de la cual hace parte como estudiante. Los militares le  expresaron: “con razón este hp es así… eso móntelo al camión a esa gonorrea que ahorita lo arreglamos y le quitamos esa alzadéz (sic) que tiene…”

Luego el joven víctima les replicó que era defensor de Derechos Humanos y documentaría el caso, lo que causó que un tipo que le decían el teniente, de acento costeño, que tenía el mando, se le acercó y le dijo: “mire, sabe qué gran hijueputa, usted se pone de sapo malparido y lo arreglamos…” Dio la orden a los demás que abandonaran la zona, y pateó las cosas al defensor de DDHH (carpetas y maleta con textos de estudio), expresándole: “todo bien gran hijueputa que nos estamos viendo en la calle…”.

Cabe anotar que estos procedimientos con la población civil en esta zona son constantes de acuerdo a lo expresado por los habitantes de la zona.


Militares extorsionan a trabajadores para no ser reclutados de manera forzada
El miércoles 12 de octubre de 2016 siendo aproximadamente las 08:15 a.m., defensores de Derechos Humanos de Facatativá, recibieron una llamada vía celular de un habitante de municipio quien reportó una batida ilegal a la salida occidental del mismo. Media hora más tarde se recibió otra llamada, donde se decía que la persona que estaban reclutando de manera forzada, ya estaba en libertad y había sido dejada a las afueras del municipio zona occidental. Al parecer a la vítima lo bajaron de un camión del Ejército del cual había estado retenido desde varias horas. Se tiene conocimiento que esta persona quedó en libertad, luego de dar dinero exigido por los uniformados, expresando temor por el caso, por perder su empleo y represalias. Cabe anotar que esta persona fue interceptada por el Ejército antes de ingresar a una empresa de flores ubicada en el referido sector.


Bastante preocupante que en la zona sabana occidente de Cundinamarca (Madrid, Mosquera y Facatativá, en específico) cundan los abusos de los militares, como amenazas, intimidaciones, maltratos verbales y físicos, sumado a retenciones ilegales en contra de la población civil, como trabajadores, periodistas, defensores de Derechos Humanos y demás población civil.

Por lo anterior hacemos un urgente llamado a las autoridades nacionales, departamentales y locales; así como a los mandatarios locales y Personerías municipales de Mosquera, Madrid y Facatativá para tomar cartas en el asunto y el inicio de las respectivas investigaciones para identificar a los responsables. Así mismo al Ministro de Defensa, General Director de Reclutamiento, para el estricto cumplimiento de lo ordenado por la Corte Constitucional en el tema; así como garantías para la libertad de prensa, defensa de los Derechos Humanos y la libre circulación de los ciudadanos de la región.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com