Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

MINGA URBANA TECHOTIBA

MINGA URBANA EN TECHOTIBA
POR UN TERRITORIO DIGNO, POPULAR Y SOBERANO
Britalia 7 de Agosto de 2009
 
Techotiba:
Pésquese cómo es la vuelta, hay un territorio llamado Techotiba, pero este territorio no es un espacio diseñado administrativamente, ni siquiera es una localidad como tal, podría identificarse con un lugar llamado  Kennedy, pero es otra cosa y las diferencias saltan a la vista.  Kennedy es una localidad para agrupar y administrar gentes y recursos en pro de un presunto desarrollo, se llama así porque un señor gringo con ínfulas de emperador vino a decidir cómo deberíamos labrar nuestros destinos con su interesada ayuda. Techotiba es un territorio mucho más veterano en donde toda la gente (personas, animales, plantas) buscan y construyen un mejor vivir para las mismas gentes, o lo intentan hacer, lo que es casi lo mismo. 

Techotiba está aquí antes de la usurpación europea, hace más de quinientos años, tal vez tuvo otro nombre, y hasta otros brazos, pero ha ido cambiando, para ser también de las calles, del cemento y los parques, para volverse urbana como muchas de nuestras andanzas y nuestros días.  Techotiba es un territorio, un lugar que se prepara cada día con nuestras vidas y la de todos.
 
La Minga.
Caminando la palabra, en octubre pasado, llegaron los indígenas de todo el territorio que nuestros criollos adinerados llamaron Colombia (hasta nos fregaron con el nombre desde el principio). En ese recorrido trajeron consigo la esperanza de un mundo mejor, resistiendo al egoísmo que nos deja la dictadura del capital. Vinieron a compartir su experiencia de organización social autónoma más de veinte mil indígenas, de distintos géneros, edades y etnias. La palabra minga para muchos de nosotros era desconocida y más que entenderla la vivimos en contacto con nuestros hermanos indígenas; en sus círculos de la palabra, en la olla comunitaria, en su comida, producto de la siembra en armonía con la tierra, en sus canciones, en las palabras de todos alrededor del fuego. La minga es el trabajo colectivo y solidario, o es quizás también un verbo al que todos estamos invitados: yo mingeo, tu mingeas, él mingea, nosotros mingeamos, ustedes mingean, todos mingeamos. La idea es que todos minguemos.
 
Minga Urbana en Techotiba.
Pillen esto: si en realidad nos interesa la tierra y nuestra dignidad, la idea es que vayamos construyendo de manera consecuente nuestra realidad, generando una conciencia de cambio, un reconocimiento de donde venimos y por qué vivimos en este tipo de sociedad. Nuestra forma de vida no se está encaminando a una verdadera convivencia, sólo vivimos copiando modelos de los medios masivos, de la sociedad de consumo y de las instituciones. La Minga Urbana Techotiba es la búsqueda de la identidad, la construcción en la práctica de un territorio. Es una alternativa a esa cotidianidad que nos engancha y nos encierra.
 
Calle arriba, calle abajo, vamos cabizbajos de la casa al trabajo. Poco es lo que nos queda para pensar en reunirnos a escuchar y a que nos escuchen, a trabajar colectivamente, a pensar las transformaciones que nos conciernen. Eso se hace en la Minga Urbana Techotiba, conjugar esfuerzos desde distintas gentes del territorio para construir nuestro propio proceso de educación e independencia, un proceso que nos permita saber dónde estamos parados y hacia dónde caminar en parche, por eso en la minga todo se va haciendo; a través de siembras, toques, pintas, movimientos artísticos, círculos de la palabra y en la preparación del alimento, es decir, en lo fundamental.
     
El recorrido.
Desde finales del año pasado hemos estado afinando el paso en diversos lugares del territorio.   Reconociendo, observando, hablando con la vida y con la gente a través de diferentes actividades. Se realizó un campamento para protestar activamente en contra las ejecuciones extrajudiciales y la reiterada violación de derechos humanos por parte del Estado, una caminata nocturna contra las amenazas infames que lanzaron en los barrios de todo el país, un gran encuentro de organizaciones sociales para esbozar el camino, la marcha del primero de mayo desde Techotiva (saliendo de Radio Miseria), cine foros, bailes, toques, y todo para al fin darnos cuenta de lo qué sabemos: que es más fácil y divertido entre todos.
 
El movimiento.
¿Qué cómo lo hacemos? Pues fuimos cayendo de a uno, en otro. Es decir, todos para todos en lo que nos gustaba a todos, construir un mundo distinto. Entonces cada uno fue poniendo lo que tenía. En alguna olla  comunitaria caímos todos y después supimos que éramos parte de este movimiento. Luego vino la técnica, cuatro pasos. Primer paso: hablar de lo que somos, de lo que nos pasa y de lo que vemos. Segundo paso: conjurar una misma idea por todos y para todos, buscar entre todos, la fuerza necesaria para llevarla a cabo. Tercer paso: conocer el territorio en donde vamos a sembrar. Y un cuarto paso: sembrar y cosechar nuestra planta. A esto lo hemos llamado kurríkulo alterno (KA); Luego,  vamos, inquietamos, lo rotamos y caminamos junto a nuestros amigos buscando un territorio digno, popular y soberano.
 
La invitación.
La verdad son tres invitaciones, la primera es caminar con la Minga cada jueves en cualquier lugar del territorio. Para tener más señales es necesario inscribirse al correo: mingaurbanatechotiva@gmail.com
 
La segunda invitación es a participar en la minga urbana en Techotiba el 7 de agosto en salón comunal de Barrio Gran Britalia, para hablar de las transformaciones que se están dando en la ciudad y para construir la propia independencia,  que se llevará a cabo desde las 8 a.m. hasta las 6 p.m. No olvides tu menaje para la olla, tu lucha, tu baile, tu sombra libertaria y tus ganas de vivir.
 
Y la última es para participar en la minga social indígena  para que todos los territorios sean reunidos en la dignidad, hay que estar pendientes, tener abiertos los ojos y las manos.
 
 
 

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com