Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL CAMBIO CLIMATICO DE CARA AL POT Y A LA PARTICIPACION CIUDADANA

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 10 de marzp de 2013.

http://www.redesbogota.com/images/avatar/group/6dfd4085a0864fdf50106c25.pngLa comunicación pública para la movilización es la consigna de los medios de comunicación comunitarios y alternativos de Bogotá, para fortalecer y propiciar los espacios de participación ciudadana a lo largo de la ciudad. En concordancia con este preceptos, el Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal, IDPAC, adelanta el Convenio 838 de 2012 con la Fundación Nexos y los medios de la capital, para fortalecer, crear y consolidar redes locales de comunicación y las sectoriales de discapacidad, interétnica y de defensores ambientales y del agua. En especial con esta última red y con el fin de fortalecer las redes locales que se están realizando, este medio inicia una serie de reportajes de acompañamiento a las iniciativas ciudadanas y gubernamentales sobre la materia.

Estos procesos de participación que adelanta la Alcaldía de Bogotá con la comunidad, empero, deben estar ligados a las propuestas transversales de la ciudad que permitan realmente tener una visión política clara de la problemática. Así, para este primer informe, vamos a revisar el contexto que los defensores del agua, que deberían ser todos los ciudadanos y en especial los beneficiarios del mínimo vital gratuito, deben valorar: el cambio climático y la consecuente propuesta de ciudad del gobierno de Gustavo Petro para hacerle frente.

El cambio climático...

Es evidente que los eventos naturales han cambiado bruscamente por acción de la fuerte contaminación en el mundo. Los períodos de lluvias y sequías son más frecuentes e intensos; ejemplo de ello son los fuertes periodos de calor en contra de condiciones climáticas de fuerte invierno. Bogotá ha demostrado estar inadaptada al cambio climático; es evidente que los golpes que se reciben por acción del desbarajuste natural reflejan un colapso y gran afectación a la población, curiosamente la ubicada cerca de los recursos hídricos, como sucedió el año pasado con la inundación de amplias zonas de Kennedy y Bosa. Según cifras oficiales se puede estar hablando de 19.131 personas, agrupadas en 4.545 familias, que son susceptibles – de primera mano – al daño del cambio climático en la ciudad, dada su exposición a factores de riesgo como vivir cerca de humedales y ríos, o laderas de la montaña. El problema no proviene de la ciudad, es global; sin embargo sí se puede manejar el territorio previniendo, atenuando y enfrentando la situación.

El Macarenazoo consultó a Germán Galindo Hernández, de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, para conocer más sobre las iniciativas y propuestas de planificación que permitan a la ciudad tener un derrotero de salida. Galindo asegura que enfrentar el cambio climático se realiza desde el ordenamiento planificado del territorio que actualmente abarca la ciudad, y tiene como ejes de articulación los relacionados con el nuevo modelo de ocupación, los incentivos a la conservación medio ambiental, el agua como ordenador del territorio y el relacionamiento con los actores sociales.


… de cara al POT...


Ciudadanía participando en el proceso de revisión de la modificación del POT. En la fotografía, pobladores de Teusaquillo en el cabildo ciudadano realizado el 9 de marzo. Foto: MZO
 

Para el fin expuesto de rediseñar la ciudad en torno a un modelo de sostenibilidad ambiental, la ciudad aborda los problemas supra municipales (1), “porque es el objetivo del Plan de Desarrollo distrital de la Bogotá Humana; y para eso las entidades deben prestar acompañamiento oportuno a los ajustes de los Planes de Ordenamiento Territorial y contar con estrategias como buscar alternativas a la ilegalidad de la venta de agua en bloque a usuarios de la empresa distrital,” afirma Galindo. Entre otros, el Plan de Desarrollo, de obligatorio cumplimiento, aduce esta figura en varios artículos (2), que deben ser revisados y exigidos por los próximos y actuales defensores medioambientales de la red del sector.

La iniciativa de Bogotá podría denotar un redireccionamiento de la calidad de vida. Las comunidades ahora deben ser las que validen, redirigan y posicionen los temas, precisamente, en sintonía con la modificación excepcional del POT, que plantea crecer hacia arriba, “una ciudad compacta”, en las palabras de Gustavo Petro, quien asegura que así las ciudades “son económicamente razonables, conservando las zonas centrales (en donde crecería la ciudad verticalmente) para los más pobres.” Según Diego Cala, director de espacio público de la Secretaría de Planeación, esto permitirá tener “más espacios para la naturaleza, es decir protección de ríos, cerros, etc., disminuyendo el riesgo para esta.”

Pese a que la modificación está en el tintero desde el año pasado, e incluso en la administración anterior se tomó la decisión, aún hay veedores y defensores del agua y ambientalistas, que no han participado por falta de información sobre el proceso. Aduce Linna Martínez, veedora de la localidad de Rafael Uribe Uribe, que “es muy poca la información que está circulando al respecto (…) No sé qué tan integral sea, es decir qué tan en cuenta se están tomando los procesos, la comunidad en general en términos de garantías... en casos, si los llega a haber, de reubicación, ¿no será por ejemplo como lo de los cerros, donde mucha gente termina afectada y nadie responde?”

… y la participación ciudadana.


Cabildo ciudadano en círculo de la palabra, a propósito de la discusión de los temas que atañen a la modificación del POT. Foto: MZO.
 

Para coadyuvar al fin de la información oportuna y contrarrestar la desinformación, se están creando las redes descritas anteriormente, tanto las 20 locales como la del sector en pro de la gobernanza del agua. Éstas no serán espacios físicos única y exclusivamente, sino que también harán uso de las nuevas tecnologías a través de la plataforma virtual www.redesbogota.com, en donde a través de dos sencillos pasos, se podrá crear un usuario, unirse a la red o redes deseadas e interactuar con la comunidad, al talante de lo que son las redes sociales y lo que significan actualmente para los procesos políticos y de participación pública.

Para los defensores del agua y los comunicadores populares, la modificación excepcional de las normas urbanísticas del Plan de Ordenamiento Territorial, debe contarse como líneas transversales de la discusión junto con el Plan de desarrollo y los programas y proyectos que ya ejecuta la institucionalidad. Precisamente el gobierno ha querido desarrollar este proceso con el acompañamiento de las comunidades, quienes no solamente (sino más bien excepcionalmente) se han organizado por años en torno a estos problemas por la iniciativa oficial; pululan los gestores y defensores del agua, sus organizaciones, sus redes: hay una ventana para potenciar sus propuestas.
 

Reportaje apoyado por: Convenio 838 de 2012


Notas:
(1): Lo que antes se denominaba ciudad-región, o el fin de una articulación administrativa de Bogotá con el territorio regional, es a lo que se le define como supramunicipal: las iniciativas que lidere la ciudad en beneficio de su entorno inmediato de la sabana. Una habitante de este sector, y concejala de Mosquera, Ivonnet Tapia, le dijo a El Macarenazo: “mientras el territorio se ordene alrededor del agua y como eje fundamental, la protección del medio ambiente y la mitigación del impacto negativo del cambio climático tal como lo propuso el alcalde Petro en su Plan de Gobierno, materializado posteriormente en el Plan de Desarrollo Distrital, el impacto de las modificaciones del POT de Bogota, en relación con la región será positivo. Esto en razón a que la política de integración y desarrollo regional, define que Bogota no puede seguir expandiéndose hacia la Sabana, urbanizando las tierras mas productivas de la región central. El cambio en los usos del suelo, de forma desmedida y poco planificada que se dieron en años anteriores, sólo le dejaron a la región impactos negativos, procesos de conurbación desorganizada y sin condiciones sociales para garantizar vida digna.”

Sobre el tema de la defensa del agua señaló la concejal: “en cuanto al impacto ambiental, la política de protección de los humedales y el cuidado y respeto por las fuentes de agua, son impactos positivos sobre la región,. La apuesta de la Bogota Humana en este sentido permite que se inviertan más recursos en la recuperación y protección de los ecosistemas que beneficien a la ciudad y a la región, ejemplo de esto es que todo lo que le corresponde a la ciudad capital por concepto de regalías, se están invirtiendo en proyectos ambientales del departamento.”

Y finalmente, al ser interrogada sobre la iniciativa de las redes de protección medio ambiental y las de comunicación adujo su necesidad de exteriorizarlas: “magnifico que se promuevan y apoyen por la administración; obviamente no basta sólo con crearlas, hay que apoyarlas y empoderarlas para que realmente ejerzan un papel protágonico y cumplan la función para lo cual son creadas. Obviamente se hace necesario hacer las redes por lo menos en el caso de los defensores del agua en el departamento, lastimosamente por parte de la Gobernación creo que no habra ningun interes de crearlo ni apoyarlo, peo desde la base desde la sociedad civil, debemos construir las redes y generar espacios de debate y acción en torno a la protección del agua (…), sobretodo nosotros que tenemos unas problematicas muy particulares relacionadas con el río Bogota y los humedales.”
 


Un territorio ordenado alrededor del agua. Fíjese que los actores sociales son la base del proceso. Diagrama: Germán Galindo.


(2) El Artículo 2 define que “es objetivo del Plan de Desarrollo contribuir al ordenamiento del territorio alrededor del agua”, permitiendo de esta manera minimizar “las vulnerabilidades futuras derivadas del cambio climático y protegiendo en forma prioritaria la estructura ecológica principal de la ciudad como base de un nuevo modelo de crecimiento urbano.”

El Artículo 25 habla se estrategias para adquirir y mantener zonas de conservación de recursos hídricos; esta figura materializa la propuesta de la no venta de agua en bloque para nuevos proyectos urbanísticos en la sabana de Bogotá que se encuentren por fuera de los perímetros urbanos; en especial teniendo en cuenta que la ciudad pretende adoptar al final de mandato una vigilancia y protección especial a la sabana, región que los funcionarios públicos (EAAB, Germán Galindo) consideran poseedora de fortalezas capaces de cualificar la propuesta urbana: tiene un alto nivel paisajístico, una moderada riqueza hídrica superficial y una alta diversidad de ecosistemas, suelos y aguas subterráneas. Todo esto abocado, sin embargo, a amenazas como la urbanización descontrolada, la contaminación, pavimentación de suelos aptos para agricultura, entre otros.

El denominado “Programa Bogotá, territorio en la región”, artículo 32 de la carta de navegación, explicita como objetivo “mejorar la capacidad de la ciudad para atender problemas supramunicipales y reconocer y mitigar impactos sobre la región (...)” Esta regionalización del problema, que es causante de inestabilidad territorial, cuenta con proyectos en el nivel de la cooperación, institucionalización de la integración y coordinación del desarrollo regional. Sin embargo, basta ver las divisiones políticas que ha causado en el departamento estas iniciativas para asegurar que llegar a un punto de diálogo mutuo es complicado: la asamblea departamental de Cundinamarca, por ejemplo, declaró persona no grata a quien estuviera a cargo de la Empresa de Acueducto Diego Bravo, principal interlocutor de la ciudad con la región; igualmente, el gobernador, Álvaro Cruz, sigue apoyando lo que el Plan de desarrollo de Bogotá critica tanto: la urbanización desaforada y el cambio de uso de suelo en regiones con vocación agrícola. Pese a que “la venta de agua en bloque es el antónimo de la gestión integral del recurso hídrico”, como lo asegura Galindo, parece que a algunos funcionarios regionales parece no importarles la defensa medio ambiental por el tema del agua.



Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com