Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EN CARTA ABIERTA YURI NEIRA DENUNCIA HOSTIGAMIENTOS DE LA POLICIA NACIONAL

Por: Yuri Enrique Neira Salamanca.*
Fecha de publicación: 28 de junio de 2012.

Señores:
GENERAL ROBERTO LEÓN RIAÑO
POLICIA NACIONAL
Director Nacional

Asunto: Denuncia Hostigamientos de la Policía Nacional

http://a2.sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc7/s720x720/381141_10150567268227165_1900121440_n.jpg

En mi calidad de integrante del Capitulo Bogotá del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y de la Campaña contra la brutalidad Policial y por desmonte del ESMAD y como padre de Nicolás Neira, un niño de 15 años asesinado el 1° de mayo de 2005 por integrantes del ESMAD, me permito poner en conocimiento que el viernes pasado, 15 de junio 2012, la señora Patricia Rodríguez, capitán a cargo del departamento de Derechos Humanos de la Policía metropolitana de Bogotá , visitó en su domicilio a mi madre bajo el pretexto de hacerme extensiva una invitación a un curso de Derechos Humanos (tema del cual son los mayores violadores en el país). 

Afirmó la capitán que fue hasta mi casa, porque fue imposible comunicarse conmigo, que no contesté sus llamadas, resulta curioso que la señora Patricia Rodríguez, intentara contactarme en mi casa materna, recordando que mientras estuve en Colombia, nunca recepcionó ni le dió trámite a mis denuncias sobre las actuaciones irregulares de algunos, que son la mayoría, integrantes de la Policía Nacional y más curioso resulta que sólo hasta ese día se entera que tuve que salir del país por amenazas contra mi vida e integridad personal. ¿Acaso no existe registro en las entidades migratorias sobre mi salida del país? Es de conocimiento público que fue necesario salir de Colombia para evitar otro, o el quinto atentado contra mi vida, es increíble que casi tres meses después de mi salida, la Policía Nacional no esté enterada ¿Qué pasa con su tan cacareada “inteligencia"?

Cabe recordar los montajes realizados y las acciones de intimidación ejercidas en mi contra por parte de integrantes de su institución, los cuales nunca han sido investigados ni por el encargado de Derechos Humanos a nivel nacional, el señor John Arango, Teniente Coronel, ni por la delegada para este tema en la Metropolitana de Bogotá, señora Patricia Rodríguez, esta situación se ratifica, entre otros (ya que me han detenido ilegalmente 25 veces), con los hechos ocurridos el 1° de mayo del año 2011, en donde fuí víctima de una detención ilegal, acompañada de una golpiza; han transcurrido 424 días y hasta el momento no he recibido ninguna respuesta por ningún medio; es por esta razón que considero sospechosa la visita realizada a mi casa para invitarme a un evento de derechos humanos. 

¿Será que finalmente la Policía Nacional ha optado por proteger los derechos humanos en vez de vulnerarlos? Y pretenden hacer olvidar los casos de jóvenes asesinados y comunidades que han sido victimas de represión, basta recordar los casos de Oscar Salas, Jhonny Silva, Nicolás Neira, Gustavo Marulanda, Simón Torres, Diego Becerra, Wilmer Bernal, entre otros, y los abusos en contra de 200 familias de la comunidad de mineros, en su gran mayoría afrocolombianos a los cuales les lanzan gases lacrimógenos y golpeándolos con los bastones de mando y a patadas, entre muchos otros abusos.

Es bueno recordarles que para efectos de notificarme una decisión o hacerme llegar una invitación, el conducto regular es enviar dichas comunicaciones a la oficina del Movice (Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado) o con mis abogados, en lugar de hacerse presentes en la casa de una valiente mujer, madre y abuela de mas de 70 años, que la policía le asesina a su único nieto varon de la forma mas bárbara que puede existir…¡a garrote!

¿Cuál era la intención de la señora Patricia Rodríguez, capitán de la policía, intimidar o darle un mensaje a mi familia? ¿O será que estaba señalando el camino a los sicarios para que esta vez no fallen? (recordemos que el tercer atentado en mi contra fue a 100 metros de mi casa materna, la misma que acaba de visitar la señora Patricia Rodríguez). Su jefe, el señor Jhon Arango ¿lo sabe? ¿La envío? Se me viene a la mente sólo una frase… “concierto para delinquir."

Señores de la Policía Nacional, dejo constancia que si yo o algún integrante de mi familia somos amenazados, perseguidos y/o desaparecidos o en el peor de los casos asesinados, es por el proceso de denuncia y búsqueda de justicia por el asesinato de mi hijo Nicolás Neira a manos de efectivos del Esmad, así como las denuncias presentadas por las distintas violaciones a los derechos humanos cometidas por integrantes de la Policía Nacional y/o por la “tan amable y desinteresada” visita de la señora Patricia Rodríguez y el silencio administrativo del señor Jhon Arango, miembros del departamento de Derechos Humanos de la policía nacional. 

Dejo en claro que más temprano que tarde, nuevamente estaré en las calles protestando y denunciando las violaciones de los derechos humanos, por no decir las barbaridades habituales y/o asesinatos, de la Policía Nacional. Ustedes podrán tener armas, entrenamiento y tecnología, y mucho más, pero no quedarán impunes sus crímenes ni reinaran por siempre, porque yo estaré ahí, de pie y buscando la verdad contra su impunidad y con actitud de ganador, porque yo tengo el amor a mi hijo (asesinado por ustedes hace 2.616 días – 62.784 horas) y tengo a mi gente, el pueblo colombiano, que ya esta cansado de su barbarie.

¡MI VOZ LA QUE ESTA GRITANDO, MI SUEÑO EL QUE SIGUE ENTERO Y SEPAN QUE SÓLO MUERO SI USTEDES VAN AFLOJANDO...!
 
* yuristoteles3@gmail.com

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com