Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

THE COPS CHILDREN

Cuando se adueñaron de la cancha de microfútbol lo mejor era desaparecer. Jhon antes andaba con chucho (familia protestante), era buen jugador de futbol y tenían la misma edad. Cuando las cosas se ponían peludas con los Scorpions, chucho se llevaba a los enanos Bobby, German, el mono y alverjita (el primer pato de los buses del pueblo invisible) al río.

Jhon tenía fama de chico rebelde, atrás de su casa había una casa prefabricada allí vivía esmeralda, una niña de 13 años. Bobby tenía tres menos, ella era antepenúltima de seis hermanas, quienes tenían nombres bonitos: Esperanza (alias pera), Marlen, Carmen, Diana. Sucy y Esmeralda... ahhhhhh la chica le besaba en las mejillas. En esa época los niños no se juntaban con las niñas, habían juegos exclusivos. Los pistoleros sólo era para niños, la golosa era mixto, reguito caliente niños y la casita y la cocina de niñas. Paseo al rio con niños en bola, con niñas en calzoncillos.

Una de las tantas veces en que los Scorpions-boy abusaban la cancha para fumar cigarrillos chistosos se apoderaron del balón de los enanos. Chucho se les enfrentó y logró ganarse su respeto; ese día los enanos y los brabucones fueron al rio.

Los scopions aullaban con las colillas de cigarrillos que quemaban todo el monte, les daban calvazos o los invitaban a fumar. Chucho le decía que no jodieran, que se fueran a la mierda, y las chicas cangrejo emocionadas... De donde apareció ese
hombrecito y dijo: que si dejaban en paz al grupo, se fumaba un cigarrillo y así lo hizo.

Los brabucones no sabían nadar; Chucho lo hacía como un pez. Jhon le prestó los calzoncillos y se sentó a mirar en una piedra. Se divertía con las chicas cangrejo que se metieron en cucos y camiseta. Los Scorpions empelotaron a Bobby y lo echaron al río, casi se ahoga; Chucho lo sacó y las chicas se reían viéndole el pipí. Se puso rojo, iba a llorar, cuando la hija del policía - Esmeralda - le dio un beso en la boca y le dio sus cucos, porque no quería quitarse la camisa y mostrarles las tetas a los Scorpions.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com