Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DECENAS DE PERSONAS HACEN FILA TODA LA NOCHE EN FUNZA PARA TENER CITA CON EL ALCALDE

Por: Guillermo Castro, opinión.*
Fecha de publicación: 30 de enero de 2015.
 

https://pbs.twimg.com/media/B8kDB7yIEAAQXoO.jpg
Panorama de la fila que el 29 de enero, hacia las 8 p.m., se comenzaba a alargar en la puerta de la Alcaldía del municipio de Funza. Foto: Darwin Pineda.
 

Cien personas pasaron la noche a la intemperie esperando una cita con el alcalde de Funza, Jorge Machuca. En la tarde del 29 de enero, hacia las 5 p.m., apenas cuando estaba atardeciendo, llegó la primera persona a hacer una fila que se extendió hasta las 8 a.m., es decir 13 horas esperando por una cita con el burgomaestre. Esa primera persona, una habitante del municipio que quería solicitarle un empleo para una familiar, fue testigo de primera mano de varias decenas de pobladores más, que con similares necesidades, llegaron detrás de ella. Hacia las 2 a.m., según el testimonio de una persona que se encontraba en la fila, habían cerca de cien personas, que urgían hablar con el alcalde para que éste les resolviera problemas relacionados con el empleo, la salud, la vivienda, etc.

La escena medieval y surrealista fue subsanada el 30 de enero, cuando el alcalde al llegar les ofreció almojabanas y bebida a quienes lo habían esperado desde el día anterior. El hecho, sin embargo, adquiere una especial relevancia en un municipio donde el populismo ha sido el mejor caballito de batalla para moldear las creencias y costumbres de los pobladores. Por añadidura cada acción cultural, deportiva, política, o en términos generales, cualquier acto social, de las dependencias de la Administración, se muestran como gestionadas y realizadas directamente por el mandatario, exaltando la condición seudo carismática del mismo. Esto es lo que se concibe como la función pública centralizada.

Ninguna de las personas que hicieron fila para poder tener la cita con el alcalde, habría tenido la necesidad de hacerlo si las dependencias, secretarías y oficinas de la Alcaldía, que tienen como fin y objetivo la atención al público en sus respectivas áreas, hubieran hecho lo pertinente para dar trámite a las solicitudes de los pobladores; por ejemplo, dar solución a una necesidad de empleabilidad o gestionar la ocupación; recibir papeles para postularse a un beneficio de vivienda, etc., según fuera el caso.

Se evidencia, así, la consolidación del poder neopopulista en Funza. Pero también urge descentralizar funciones públicas del rango administrativo de acuerdo a los reclamos del pueblo. Si se tiene en cuenta las necesidades de la comunidad, es necesario abrir unas secretarías específicas, mínimo, de empleo, vivienda y juventud. La descentralización permitiría evitar bochornosos espectáculos que muestren a una Funza medieval, en donde el alcalde es quien les da empleo y vivienda a quien haga la fila, casi que con una condición especial de quien cumple y entrega requisitos ante un despacho destinado para ello. Pero también la política de descentralizar, precisamente, obligaría a distribuir las responsabilidades de los funcionarios públicos, y dar mejor servicio al ciudadano. Por sobre todas las cosas la descentralización permitirá la pluralidad. La actual estructura no permite que los subordinados puedan ascender en los cargos, y lo peor, que mantiene intacto el poder elitista del demiurgo, del que lo sabe y está en todo.

En síntesis, en Funza hay gente a las que nos indigna ver a personas mayores pasando una noche a la intemperie; y sabemos que la solución no es una almojabana, ni una aguapanela.

* Secretario de Asuntos Políticos del Polo Democrático Alternativo del municipio de Funza.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com