Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

URIBE PERMITIÓ RESCATE MILITAR DE REHENES POR PARTE DE LOS ESTADOS UNIDOS EN TERRITORIO COLOMBIANO

Por: El Macarenazoo.
Resumen del cable: 04BOGOTA8900 (Cablegate: WikiLeaks), publicado el 8 de diciembre de 2010.

El cable revelado este miércoles festivo por WikiLeaks permite comprender parte del accionar estadounidense en suelo colombiano. En la comunicación del 2 de septiembre de 2004, el entonces embajador de Estados Unidos en Bogotá, William Wood, solicita con premura a su gobierno realizar el rescate militar de tres estadounidenses retenidos por las FARC. Se trata de Thomas Howes, Marc Gonsalves, y Keith Stansell, identificados claramente en la comunicación como “miembros de la tripulación del Comando Sur de América”, es decir soldados activos del Ejército estadounidense que fueron presentados, sin embargo, ante los medios de comunicación mundiales y ante la opinión pública como contratistas que no ejercían labores militares.

El embajador asegura que tras dieciocho meses desde su captura es necesario tomar acciones urgentes para el rescate de estos tres soldados, y así lo manifiesta: “En base a los análisis de la formación del Ejército colombiano, el equipo y las tácticas, el ejército colombiano no es capaz de llevar a cabo una operación de rescate de rehenes sin poner en peligro las vidas de los rehenes. El presidente Uribe nos ha dicho que permitiría un esfuerzo unilateral de EE.UU. para liberar a los rehenes, y creemos que las fuerzas de seguridad - con algunas plumas erizadas - aceptarían la decisión de hacerlo. Es evidente, sin embargo, dada la probable ubicación remota de los rehenes, y si se intenta un rescate por las fuerzas de EE.UU., que la participación de algunos militares colombianos sea inevitable. El grado en que podemos contar con la participación de militares colombianas dependerá de la naturaleza de nuestra cooperación y nuestra relación con las unidades de rescate militares colombianas.”

Esta comunicación puede convertirse en parte fundamental del proceso penal que se le sigue al ex presidente Álvaro Uribe por traición a la patria, al ceder territorio colombiano como base de operaciones militares, en siete puntos estratégicos de la nación. El ex presidente, según la misiva del embajador estadounidense en Bogotá, acepta que una operación liderada exclusivamente por elementos castrenses norteamericanos actuara en territorio colombiano, violando así tratados vigentes en torno a la soberanía nacional contemplados desde la constitución nacional de Colombia.

Así mismo, es preocupante el nivel de autonomía que pueden llegar a tener los Estados Unidos en Colombia con operaciones tan delicadas como éstas, sin ninguna regulación interna. Finaliza el cable: “En consecuencia, se recomienda que comiencen los preparativos para una operación liderada por Estados Unidos que podría actuar con la inteligencia rápidamente. También se recomienda la identificación de unidades de EE.UU. que tomen la iniciativa en cualquier operación de rescate para que podamos empezar a familiarizarnos con la zona de operaciones. Hay que revisar las reglas de enfrentamiento para los EE.UU., las fuerzas que intervienen específicamente en rescate de rehenes, para que puedan actuar con eficacia si la inteligencia accionable se recoge,” puntualiza así el embajador estadounidense este documento que hasta ahora era clasificado como confidencial.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com