Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

FUNZA: PIRÁMIDE DE JORGE REY ALCALDE PONE EN PELIGRO LA EMAAF.

 

En la Edición número 30, que circulará de manera impresa desde este 10 de diciembre, El Libelo celebra un año de existencia, pero también revela la corrupción de la administración municipal de Funza.

Por: El Libelo.

Según lo relata Carlos Julio Buitrago en una de las columnas de opinión del periódico La Tribuna, edición de noviembre, “las únicas pirámides no eran las de DMG y Agro Ingreso Seguro (llamado por otros Agro Robo Seguro), presumiblemente aquí existen algunas (“invierta” 10 millones y le devuelvo 100).” Se refiere a las recientes denuncias que se realizaron en el Concejo Municipal de Funza, en relación con un alto y preocupante incremento y visibilización de los casos de corrupción al interior de las instituciones del municipio. Más específicamente, lo que tiene que ver con la Empresa Municipal de Acueducto y Alcantarillado de Funza (EMAAF), que, como las pirámides destruidas por el régimen nacional y los medios masivos de comunicación, actúa como una empresa piramidal, de carácter clientelista, donde quien invierte unos cuantos millones gana en poco tiempo y por arte de magia, contratos con sumas mucho mayores a las depositadas inicialmente.


La sesión del Concejo del 18 de noviembre, permitió sacar a la luz una serie de pruebas que, a medida que se van esclareciendo y conociendo más, van acrecentando los argumentos de la ciudadanía contra el gobierno local de turno. Veamos inicialmente algunos hechos irregulares permitidos por la máxima autoridad del municipio. Según las pruebas de los denunciantes (dentro de los que se encuentra el vocal de control, Carlos Julio Rodríguez Sandoval y la concejala Sandra Patricia Granados), y conocidas por El Libelo, es “muy curioso” que el mayor donante o contribuyente de la campaña del entonces candidato Jorge Emilio Rey Ángel, para la Alcaldía de Funza, Antonio José Giraldo Duque, que depositó quince millones de pesos, hoy en día, cuando Rey es alcalde, sea uno de los principales contratistas de la EMAAF, con contratos que oscilan en los 109 millones de pesos cada uno. Éste en específico, es un contrato que se suscribió entre el ex gerente de la EMAAF, Rafael Arturo Cubillos Campos, y la empresa que maneja Giraldo Duque; el objeto del mismo es el “suministro de materiales para obras de infraestructura y mantenimiento en acueducto y alcantarillado.” Según las cotizaciones que presentó el socio de esta pirámide, Giraldo Duque, por ejemplo, un motor sumergible marca Franklin Electric, cuesta $23.600.000, mucho más que los $21.940.000 que ofrecía otra empresa proponente (Global Hidroelectric E.U.) por el mismo aparato. Entonces, ¿por qué la administración decidió escoger una oferta más cara, teniendo en cuenta que los dos elementos ofrecían las mismas garantías?

Según las denuncias, de esta forma actúa la pirámide local, donde amigos y donantes de la campaña de Jorge Rey son los principales beneficiados de sus contratos.


Pero esto va más allá, y afecta no sólo la credibilidad de una administración local, sino también el bolsillo de todos los usuarios del Acueducto que con su plata están beneficiando el emporio piramidal de los corruptos municipales. Y los usuarios somos todos nosotros, que con el recibo del agua y aseo, permitimos que estas personas sigan robándose nuestra plata con tal de seguir teniendo intacta la pirámide de la ciudad deficiente. El lucro de estas personas y la aquiescencia del gobierno ha hecho que una de las empresas más sólidas del municipio, esté ad portas de una bancarrota, como lo dicen los números: de 2.300 millones de pesos de utilidad que tenía la EMAAF en 2008, se pasó a 811 millones en septiembre de 2009, una suma que causa risa, teniendo en cuenta las proporciones de ésta.


 

Y eso que sólo estamos enumerando algunos casos muy puntuales, porque asimismo, en un municipio donde la corrupción campea y se traslada en bólidos naranjas, las pruebas de los “valientes ciudadanos”, dicen mucho más. Estamos viendo la punta del iceberg. La firma calificadora de valores BRC Investor Services S.A., alertó a la EMAAF sobre el riesgo que correría si esta, en su afán por salvarse, se endeudara en 2.500 millones de pesos (lo que incrementaría el nivel de deuda en un 35.73%); pero pese a las recomendaciones técnicas y serias de la Firma, la administración la objetó y decidió autorizar el crédito, lo que indica que es inminente un desfalco de la empresa.


 

Ahora bien, toca tener en cuenta que quien autorizó la mayoría de estas operaciones irregulares, propias del accionar de la pirámide que colaboró en el ascenso de Jorge Rey alcalde, Rafael Cubillos, ya fue destituido, tal vez por la angustia que causó en el despacho municipal la revelación de semejantes pruebas, y en su reemplazo fue designado Carlos Héctor Espinoza, quien antes ya había sido gerente de la EMAAF, y fue sacado abruptamente sin conocer motivos o razones de credibilidad.


El silencio del pueblo asusta, y sea tal vez por la desinformación, o la matización de la información que se ve en boletines naranjas o folletos adjuntos del recibo de pago. Es lógico que la sociedad reaccione cuando haya un aumento exagerado e inexplicable de los precios del servicio, por ejemplo; frente a estos robos que son facturados, asimismo, debería existir un levantamiento masivo, o una exigencia hacia las autoridades de que rindan informes claros y veraces. “Esto es suficiente para que en España, Europa, y en otros lugares de Latinoamérica, y de la misma Colombia, la gente salga a las calles y proteste; e incluso, suficiente para retirar del cargo a un alcalde,” como lo manifestó uno de los denunciantes. Estamos en deuda con nuestra misión ciudadana de velar por el interés público, y esperamos contribuir al florecimiento de la sociedad propositiva, veedora y emancipada de los mismos esquemas que la oligarquía ha diseñado para el pueblo.



Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com