Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

LA SERVIDUMBRE MODERNA EL MODELO DE ESCLAVITUD VOLUNTARIA

Por: Jersson Alonso Alvarez.
Fecha de publicación: 21 de octubre de 2013.

http://a403.idata.over-blog.com/302x475/3/33/60/94/le-discours-de-la-servitude-volontaire.jpeg


Deseo desenvainar algunas ideas expuestas por La Boétie en el escrito Discurso Sobre La Servidumbre Voluntaria o El Contra Uno (Discours de la servitude volontaire ou le Contr'un), observarlas desde las obesidades del establecimiento social actual, del sistema-mundo-capitalista; le quisiera llamar “La servidumbre moderna: El modelo de esclavitud voluntaria.”

Es una “extraña” modernidad ésta, donde se esclaviza a una clase sin que se dé por enterada, sin saberlo, o sin querer saberlo, como si el uso de la razón pasara por un plano de abstracción tal, que se despoja a esta clase de su conciencia sobre la explotación y alienación de las cuales es “víctima”.

Es clave para ello cuestionarse sobre cómo pueden tantos hombres, tantos pueblos, tantas ciudades, tantas naciones, soportar a veces la tiranía. Tiranía que no dispone de más poder "que el que le es otorgado por los subyugados”, y esto se da por medio de esa esclavitud que también se moderniza y genera procesos de mistificación que ocultan la misma, que domestican el instinto, ese que plasma La Boétie cuando afirma que “la naturaleza hizo a los hombres iguales”.

Buscando las herramientas por las cuales el sistema implanta "el modelo de esclavitud voluntaria”, se encontraran, si bien los llamados vicios: las tabernas, los burdeles, los espectáculos de masas, las drogas, etc., quisiera llamar también herramienta, en este caso al sufragio, puesto que es la forma más diserta en la cual nos hacemos cómplices de la tiranía, ya que los amos existen por los esclavos, recordemos a Max Weber en "Los Tipos de Dominación" cuando afirma que “la dominación está más relacionada con la autoridad que del poder o influencia; tiene una relación con el consentimiento de los dominados respecto a la dominación a la cual son sometidos”. Los amos existen por los esclavos y reafirmaría esto con Herbert Marcuse y esta frase del texto El Hombre Unidimensional:  "La democracia aparecerá como el sistema más eficaz de dominación”.

Con la fantasía de la democracia liberal, esa democracia “representativa” donde se extirpa toda forma de reflexión y de crítica, situación que lleva a elegir de forma “colectiva”, masificada, generalizada, vulgarizada (desde luego, para no utilizar la palabra "popular"), al tipo de tirano promedio que el sistema actual por excelencia nos entrega: ¡El traidor! Aunque no podemos dejar atrás a los otros dos; el que por medio de las armas gobierna: ese que tiene sed de poder; y aquel que está allí por herencia: el propietario del gobierno.

La otra herramienta es la mediática e “irreal”, aquella que construye una subjetividad dominada; son los medios entonces formas de disuasión a la servidumbre. En este punto entra otra herramienta de la actualidad: los medios monopólicos de info-comunicación, estos que son utilizados por el tirano, en búsqueda de crear amnesia generalizada y debilitar la voluntad, enajenan y alienan en torno a otros “placeres”, aíslan a los hombres de sus semejantes, los divierten pero distraen, hombres que hacen de su vida cualquier cosa y fingen ser orgullosos de ello… ¡Es un engaño! Lo que poseemos nos posee, invitando a una búsqueda inmediatista de placer por medio del consumo, se da un sentido limitado a la existencia, la oferta condiciona la demanda… aparecen nuevas necesidades consideradas “vitales”;  habría entonces un problema en definir la realidad para poder subvertirla y es allí donde el “sistema democrático liberal” adquiere una mejor definición, como un “sistema totalitario mercantil”, ¡tiránico! Y la clase renuncia y se resigna a la fuente de sus desgracias… La rebelión es desprovista de su potencial subversivo.

Pero como escribiría Miguel Abensour y Marcel Gauchet en el prólogo de La Boétie, Etienne de El discurso de la servidumbre voluntaria: “La Boétie habría escrito del lado de la libertad y a favor del pueblo”, y por lo tanto, siempre existe oportunidad de cuestionarse, de buscar la verdad, sólo la verdad es revolucionaria.

Frente a la situación de la esclavitud voluntaria, la única forma de transformar el contexto (la irealidad), es por medio de La Rebelión. La rebelión es la única acción legítima de los explotados para salir de la esclavitud, es un acto de valentía, el cual se hace ineludible cuando falta la libertad; es cuando son los hombres capaces de grandes acciones en busca de su condición natural, aquella que hizo a los hombres iguales.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com