Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EN HONDURAS: EL GOLPE CONTINÚA

Por: Mario Ardón Mejía
Fecha publicación: 1° de mayo de 2010



A propósito he prolongado la escritura de este artículo, esperando por meses que el nuevo gobierno instaurado de forma ilegal e ilegítima bajo el golpe de estado, diera señales de cambios verdaderos e innovadores en la forma de reposicionarse como nuevo gobierno que pretende diferenciarse de los propulsores originales del golpe de estado militar y político-empresarial hondureño, pero esto no ha sucedido y este gobierno repartido sigue empecinado en dar continuidad al golpe de estado por numerosísimas razones:

1. De lo que menos tiene este gobierno es de unidad y reconciliación nacional. Pues desde la conformación del gabinete, se siguió una lógica de un gobierno repartido entre los cabecillas de los partidos políticos tradicionales (todos los partidos políticos participantes en las elecciones espurias son tradicionales) que aún con la renuencia de las bases, aceptaron cargos públicos muchos de ellos aún sin contar con las capacidades elementales para desempeñarse en dichos cargos, pues sólo lo están haciendo para cobrarse el haber callado, negado y contribuido al pretendido lavado del golpe de estado.

2. Los principales actores intelectuales y materiales del golpe de estado, han sido premiados por el nuevo gobierno en puestos desde donde podrán ejercer mayor control para garantizar la continuidad del golpe de estado y asegurarse la posibilidad de continuar realizando acciones antidemocráticas en contra del pueblo hondureño.

3. Más recientemente personajes de la política tradicional y fuertemente afines al golpe de estado perpetrado en Honduras el 28 de junio del 2009, están siendo nombrados en representaciones internacionales como las naciones unidas, con lo cual las amenazas antidemocráticas hacia el futuro serían mucho más perversas y precisas.

4. El nuevo gobierno sigue desconociendo la legitimidad y el protagonismo del Frente Nacional de Resistencia en Contra del Golpe de Estado. Por primera vez en la historia hondureña, se ha dado un movimiento de organización, articulación y en proceso de consolidación social con la participación activa de una amplia mayoría de diversos sectores de la población hondureña a nivel nacional e internacional. Es de aclarar que el Frente Nacional de Resistencia en estos momentos demanda el respeto, el reconocimiento y no la participación en la repartición del nuevo gobierno, pues ello sería como contribuir a lavar el golpe de estado hondureño y legitimar su continuidad.


5. La tan cacareada comisión de la verdad, ha sido conformada por personas muy afines al golpe de estado y de ninguna manera garantiza alguna posibilidad de confiabilidad en sus resultados. Tal es el caso de una de sus integrantes que ha sido incluso capaz de mentir, sobre un hecho nada trascendental como la agresión sufrida por ella por parte un policía en plena represión y de la cual todo mundo fue testigo y ahora esta señora rectora de la UNAH dice que no la agredieron, manifestando algo así como que ella así se cae.

6. Los protagonistas intelectuales y ejecutores del golpe de estado, siguen presentes en la Corte Suprema de Justicia y en el Ministerio Público, sin ser sometidos a un proceso de cuestionamiento por parte del Congreso Nacional que más que actuar pertinentemente , sigue empecinado en lavar el golpe de estado y en asegurar una vía expedita para realizar acciones de proselitismo político, para el siguiente periodo presidencial a pesar de que todavía éste gobierno no arranca con su gestión por estar más preocupados en lavar el golpe de estado y en lograr un reconocimiento internacional.

7. Por otra parte, es de resaltar la despreocupación de este gobierno continuador del golpe de estado en avanzar hacia el logro del respeto, reconocimiento y legitimidad de las acciones para lograr el reconocimiento de la amplia mayoría del pueblo hondureño organizado y articulado en torno al Frente Nacional de Resistencia al Golpe de Estado, para el inicio de proceso serio, encaminado a la necesaria reconciliación nacional, pero no en el sentido promovido por los cabecillas de las iglesias evangélicas y católica, sino en el sentido de garantizar un mayor respeto y reconocimiento de la legitimidad del pueblo hondureño, representado en la amplia mayoría que aglutina a diversos sectores sociales en el Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras.



Existen muchas más razones para afirmar que el golpe de estado se perpetua, pero creo es el momento para que el pueblo hondureño organizado, articulado y en proceso progresivo de consolidación y acción dentro del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, tenga más en cuenta de no caer en las provocaciones de divisionismo que pueden surgir, como una de las armas más lesivas que pueden impedir alcanzar un proceso social con consistencia y pertinencia. No es posible que se siga repitiendo en la historia de Honduras, de América Latina y del mundo, la premisa de que unos pocos vienen y siguen controlando a las amplias mayorías, debido a la reproducción de la desunión de los diversos actores que conformamos la nación hondureña.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com