Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

FUNZA RETROCEDE EN GARANTIA DE DERECHOS A LA INFANCIA DEL MUNICIPIO

Por: El Libelo*.
Fecha de publicación: 8 de marzo de 2013.
 


Estudiantes de la Institución Educativa Miguel Antonio Caro, en donde se presentó un delicado caso de matoneo en contra de menor de 7 años. Foto Archivo: Line Producciones.


Por negligencia institucional y ausencia de una clara política pública de protección a la niñez, atención prioritaria y participación social, una madre en el municipio de Funza aún no ha podido instaurar una denuncia en contra de una serie de estudiantes que maltrataron a su hijo en una institución educativa. Los hechos en los cuales resultó herido un estudiante de la Escuela Miguel Antonio Caro, por acción del matoneo de sus compañeros en contra de la integridad del menor agredido de 7 años de edad, sucedieron el 15 de febrero pasado; sin embargo, por la no atención de las autoridades locales, sólo hasta el pasado lunes 4 de marzo el secretario de educación, Francisco Rodríguez, conoció el caso, luego de que la madre afectada, Yuri Andrea Sánchez Montiel, interpuso la denuncia en medios de comunicación a nivel nacional.

Narra Yuri Andrea que a su hijo Juan Sebastián Rueda lo golpearon al interior del centro de estudios, en el estomago, cabeza, brazos y piernas, producto de lo cual no sólo tuvo que cambiar a un colegio de Mosquera sino que el menor quedó con un severo impacto psicológico. Ningún profesor respondió; el rector Luís Echeverri dice desconocer lo sucedido y no se solidarizó con la familia; y en las instancias administrativas del municipio reina el desorden institucional, pues a Yuri Andrea la envían constantemente de un lado a otro, como asegura, de la Secretaría de Educación a la Comisaría de Familia y viceversa... Otras entidades como la Personería, encargada de velar por los derechos humanos, y la dirección de infancia y adolescencia de la Policía Nacional, que ha aumentado su pie de fuerza en el municipio, han brillado por su ausencia.

"Ante la negligencia de la institución y de las autoridades del municipio, decidí poner en conocimiento público estos hechos, para evitar que otros menores pasen por los mismos ataques", dijo Yuri Andrea citada por El Tiempo, uno de los medios que publicó esta noticia en días pasados. El caso se suma a denuncias según las cuales en las instituciones públicas del municipio aumentan los casos de matoneo y a señalamientos contra la institución por no denunciar que hay estudiantes que portan armas blancas en las aulas. Igualmente, sucede días después de que la Policía local aceptara que grabó un video dramatizado de una captura a un microtraficante, cuyo escenario fue la entrada de un colegio público, lo cual no sólo desató el infundado señalamiento hacia la institución educativa sino la reacción de la comunidad en contra del proceder de los uniformados.

Realmente se necesita no sólo informar, sino exigir que una política interinstitucional de protección a los derechos de la niñez se pueda ejecutar en el municipio, más teniendo en cuenta el desorden administrativo que sobre la materia existe, entre otras cosas porque el hecho sucedió en una de las sedes de la escuela Miguel Antonio Caro, mientras la principal
se encuentra en este momento en proceso de demolición pese a no tener fallas estructurales que permitieran justificar la arbitrariedad de la destrucción del patrimonio público.

 


De las pocas veces que el acalde municipal, Jorge Machuca, sale a las calles, no a dialogar con los menores de edad, sino a perseguirlos bajo la ley del toque de queda. Esto hay que cambiarlo, Foto: Alcaldía de Funza.

* El Libelo es el proceso de comunicación alternativa gestado por El Macarenazo en el municipio de Funza, Cundinamarca.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com