Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL TOP DE LOS FINANCIADORES DE PABLO MALO QUE ADEMAS SI RECIBIERON RETRIBUCION DE LA ALCALDIA

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 28 de marzo de 2017.

https://scontent.feoh1-1.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/17457951_953251771478595_9099682746756219848_n.jpg?_nc_eui2=v1%3AAeHUEVwOKxDI7JFmTiT7QYCPNyglZCU7hiCkYyCWWmWZFAkSQ1h3xZlYaNJGVUPLvAqKQWRanGkGHa-G5KdjZa_ZAErgpMwVruVB0Iz__EgzUg&oh=80359dd0f13b6cf6b21894f9954d8d9c&oe=595F4A94

A raíz de la publicación de un artículo en la Revista Semana titulado “El top 20 de los financiadores de campañas que luego recibieron contratos”, la Alcaldía de Facatativá, Cundinamarca, que aparece en el puesto No. 13 del ránking, reaccionó tildando de “falsa” la infomación. A las pocas horas, Semana decidió retirar el artículo afirmando que “después de contrastar la información que allí aparece con los soportes entregados por gobernadores y algunas empresas que se comunicaron con el portal, se pudo determinar que el informe de la Auditoría tiene alguna información inexacta y otra falsa.”

El informe de Facatativá se centraba en un aportante de la campaña de Pablo Malo en 2015, y cómo esa empresa terminó obteniendo jugosos contratos en la sabana: “La campaña de Pablo Emilio Malo García a la alcaldía de Facatativá, la Administradora de Servicios Universal E.U. aportó $50 millones. Le fueron entregados contratos con los Hospitales de San Rafael (de Facatativá) y Hospital San Matilde de Madrid por $ 960 millones.”

A raíz del escándalo mediático, que duró hasta que Semana quitó su artículo periodístico, Pablo Malo en un comunicado afirmó: “Para nosotros es claro que cualquier persona que participe en la financiación de campañas políticas está inhabilitado para contratar con la entidad.” Pese a la retractación del medio de comunicación, El Macarenazoo se puso a investigar y encontró que la Alcaldía de Pablo Malo sí retribuyó a algunos de sus aportantes de campaña, evidenciando la falsedad de las palabras del burgomaestre.


En el papel el principal aportante de la campaña del alcalde Malo, del Partido Liberal, fue Jesús Enrique Collazos Martínez, quien dio 69 millones de pesos. En retribución el alcalde lo nombró Secretario de desarrollo urbano, cartera duramente cuestionada en momentos en que se denuncian las prácticas ilegales de las constructoras sobre el municipio, y que tienen el beneplácito de una administración municipal que no ve el deterioro ambiental y el abuso de poder de varias empresas del sector.

El segundo mayor aportante, en el papel, de la campaña de Malo fue Héctor Ignacio Vanegas González, quien cedió un total de $57'810.768, en la carrera proselitista del 2015. Nuestra investigación detectó que Vanegas recibió dos contratos en 2016 por parte del Instituto de Deportes Y Recreación de la Alcaldía de Facatativá. Curiosamente los dos contratos se firmaron el mismo día, el 20 de diciembre, uno por valor de $9'950.000 y el otro de $12'950.000; ambos destinados a la adquisición de ropa deportiva. Por supuesto que estos dos contratos no “retribuyen” todo el dinero que Vanegas invirtió en el alcalde, pero curiosamente en otros municipios de Cundinamarca se le abrieron las puertas de los contratos: en Tibirita, uno de $16'949.500; con la Cámara de Comercio de Facatativá (donde otro aportante de la campaña de Malo es miembro principal en representación del Gobierno Nacional en la Junta Directiva), un contrato por un millón de pesos; en Chipaque, uno por $20'500.000, otro por $12'950.000, y uno más por doce millones de pesos; con el Concejo Municipal de Guayabetal, uno de $957.000 y otro con la Alcaldía de alí por $14'400.000; con el Instituto Municipal de Deportes, Recreación, Cultura y Turismo, Imdelcultur, de El Rosal, uno de $9'235.000. Desde que Malo es alcalde de Facatativá, Vanegas ha recibido en contratos en Cundinamarca un total de $110'891.500, lo que significa una retribución del 192% en lo invertido en campaña, mediante la vía de la contratación pública.

La imagen puede contener: texto
**
La imagen puede contener: texto
Contratos de Héctor Ignacio Vanegas González, financiador de ,la campaña de Pablo Malo.

¿Pero por qué se le llama retribución del aporte en campaña a los contratos que se firman en otros lugares? Pues se ha evidenciado un modus operandi, mediante el cual principales aportantes de campañas a las alcaldías en 2015, ligadas a la gobernación de Jorge Rey, obtienen ahora contratos en diferentes municipios que son cercanos políticamente con el gobernador. De tal manera que se evita la perspicacia de señalar a una alcaldía electa como una que devuelva favores a quienes les dieron dineros en campaña… Los hospitales y las alcaldías, así, de buena parte de Cundinamarca, son manejados por Rey… y Rey mantiene las mejores relaciones con su amigo Pablo Malo….

http://jorgerey.com.co/wp-content/uploads/2015/09/Reuni%C3%B3n-Sanchez-.jpg
La imagen de la campaña proselitista en Facatativá. Pablo Malo, izquierda, con la mano alzada con Jorge Rey, en el centro, y Óscar Sánchez, representante a la cámara por Cundinamarca. Los aportantes de la campaña de Malo terminaron con contratos en municipios donde Rey tiene padrinazgo político.

El caso de la administradora de servicios Universal EU, referenciado por Semana, es de esos casos donde gracias a la mano de la Gobernación de Cundinamarca se retribuye lo invertido en campaña en Facatativá en otro municipio para mostrar la supuesta transparencia. Pablo Malo refuerza esa idea justamente. En su comunicado adujo que los “contratos adjudicados por empresas no tienen nada que ver con el gobierno municipal.” Aunque la empresa contrata con un Hospital en Facatativá que es autónomo de la administración, no deja de llamar la atención que en San Rafael puedan haber contratos con esa financiadora. Lo mismo en el de Madrid, donde el Hospital Santa Matilde le ha dado $88'842.236 a Universal EU, el último año, a través de cuatro contratos. Pero acá no termina el meollo con esta empresa de aseo. Su representante legal, Martha Doris Saavedra Bernal, aportó 20 millones a la campaña de Pablo Malo. Es decir los aportes naturales y jurídicos para Malo fueron de 70 millones, comprobando esta sumatoria que Saavedra y/o su empresa fueron los reales mayores aportantes de campaña. Sólo con el hospital de Madrid significa acá que la retribución de lo donado en campaña es del 127%, hasta ahora.

Héctor Manuel Gómez, exsecretario de educación en la alcaldía de Óscar Sánchez, aportó 40 millones de pesos. Hoy es secretario general de la actual administración.

Fanny María Arias de Cifuentes aportó 12 millones a la campaña de Malo. Hoy, su hijo, Néstor Iván Cifuentes, funge como asesor de despacho en la Alcaldía.

Finalmente sobre los aportantes de la campaña de Malo, a quien ya se le adelanta un proceso tendiente a su revocatoria de mandato, sobresale también el nombre de Héctor Iván Morales Henao, miembro principal en representación del Gobierno Nacional en la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Facatativá, y designado así el 24 de octubre de 2016. Aportó 40 millones.

Top de aportantes de la campaña de Pablo Malo (cifras en pesos)
Tomado de Cuentas Claras

Administradora de servicios Universal EU, más
Martha Doris Saavedra Bernal: 70 millones (50 de la persona jurídica y 20 de la persona natural).
Jesús Enrique Collazos Martínez: 69 millones.
Héctor Ignacio Vanegas González: 57'810.768.
Luis Jairo Guevara Contreras: 50 millones.
Héctor Manuel Gómez: 40 millones.
Héctor Iván Morales Henao: 40 millones.
Fanny María Arias de Cifuentes: 12 millones
Claudia Alexandra Jiménez Leal: 10 millones.
Olga Isabel Fonseca Martínez: 10 millones.
Cristián Orlando Jiménez Bustos: 7'500.000.
Orlando Galán Nieto: 5 millones
Jorge Enrique Urquijo Bastos: 5 millones.
José Orlando Urquijo Bastos: 5 millones.
Wilson García Ariza: 3 millones.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com