Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

CONCLUYEN LOS AJUSTES AL ACUERDO DE LA HABANA

Por: Carlos Medina Gallego.
Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2016.


Jornada de trabajo en La Habana. 10 de noviembre de 2016. Foto: Ivan Cepeda.

Largas jornadas de trabajo se han desarrollado en La Habana para dar curso a las más de 500 propuestas presentadas por los representantes del "No" y organizadas en 57 temas de discusión.


La voluntad del Gobierno y de las FARC para revisar los acuerdos e incorporar las sugerencias posibles que no desfiguren la naturaleza del mismo ha tenido curso en medio de serenas y acaloradas discusiones nunca desprovistas de voluntad de paz de las partes y de compromiso real con la revisión juiciosa de las propuestas del "No". Durante las últimas semanas las FARC se reunieron con los delegados del "No" que quisieron ir a conversar con ellos. Aclararon sus dudas e introdujeron los ajustes y las claridades necesarias.

Ni la libertad de cultos, ni la familia, ni los enfoques de genero, ni la propiedad han sido amenazados, ni son amenaza, para el funcionamiento de la vida nacional en el reconocimiento de su complejidad diversa y múltiple en los acuerdos.

Los temas de participación política fueron abordados en profundidad, y se recogió de ellos lo que resulta relevante para ampliar y profundizar la democracia, sin deterioro alguno de la institucionalidad política, lo que no significa renunciar a que se produzcan los cambios y ajustes necesarios en el régimen de partidos, el sistema electoral y la expedición de un vigoroso y garantista Estatuto de Oposición, que es una vieja deuda que se tiene con el país y la Constitución del 91.

En materia de Justicia se sostiene el principio que los derechos de las víctimas son el centro del acuerdo y que esos derechos están unidos a la verdad, la justicia, la reparación integral y el compromiso de no repetición. Amplias discusiones que se dieron son la privación de la libertad y la restricción de la misma, tomando en consideración distintas posibilidades en materia de justicia transaccional. Se hizo claridad que el único responsable del conflicto armado no son las FARC y que los demás responsables deben igualmente pasar por los tribunales de justicia, cuando los procesos los involucren en los crímenes cometidos durante el desarrollo de conflicto. .

En su esencia las propuestas del Centro Democrático y en general de las distintas vertientes del "No", se construyen sobre tres ideas centrales: (i) sostenimiento del Status Quo de las elites terratenientes en el país, (ii) el cierre de los espacios democráticos a los sectores sociales y populares a través de la defensa del sistema cerrado de partidos y el control del sistema electoral por los mismos, en un modelo de democracia dirigido a mantener privilegios de la clases políticas tradicionales; y (iii) un modelo de justicia subordinado a la justicia ordinaria, en el marco de una propuesta de impunidad con enfoque diferenciado, donde el peso de la justicia recae sobre las FARC, y alivia la responsabilidad, hasta evadirla, de los otros actores del conflicto.

La mesa de ajustes mostró la mayor voluntad para sacar adelante las discusiones en relación con la posibilidad real de cada propuesta y las incorporó al acuerdo; y aunque todavía no se han dado a conocer es urgente comenzar a pensar la fase de refrendación vía parlamentaria y la correspondiente implementación de lo acordado.

Hoy se requiere del mayor apoyo social a este proceso, para garantizar su refrendación e implementación inmediata.

Los anuncios en las partes:




 

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com