Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

AYER VENCIMOS, MAÑANA TAMBIÉN VENCEREMOS.

Por: Sergio Vargas.

Con el ímpetu en que el Estado elaboró pruebas falsas y capturó decenas de personas el año pasado para justificar los millonarios recursos que degradan el conflicto colombiano, y convierten al sistema en uno de los principales victimarios, este nuevo año ha iniciado con nuevos señalamientos, sindicaciones y atentados terroristas contra los defensores de derechos humanos, líderes sociales y, en general, contra todo aquel que desee pensar libremente. El viernes pasado (16 de enero), bajo disposiciones arbitrarias e ilegales, miembros del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) hicieron efectiva la orden de la fiscal 304 de la Unidad Antiterrorismo, en el sentido de allanar en busca de “material subversivo, armas, bombas, alucinógenos” y demás, las instalaciones del Centro Cultural El Salmón, punto de encuentro de distintas manifestaciones políticas, culturales y artísticas de los jóvenes de la ciudad.

 

Cerca de 25 hombres con fusil y armas en mano, trataron de ingresar cuando ni siquiera el dueño del inmueble se encontraba. Con maldad, alcanzaron a destruir varias chapas, antes de que la rápida movilización de allegados y amigos impidiese la fabricación de los renombrados “falsos positivos.” A la llegada de Yury Neira, quien figura como el dueño del establecimiento, las autoridades hicieron lo posible para impedir su ingreso, y así mismo para que su abogada mirase las ordenes; ante lo cual, fue necesario convocar a entes como la Defensoría del Pueblo, la Comisión de Derechos Humanos del Senado, el Movimiento de Víctimas Crímenes de Estado, para que velasen por los intereses de la comunidad y, por supuesto de su propietario, una víctima más de este sanguinario para Estado.

 

La presión de la gente en la calle, la presencia de algunas personalidades, y sobretodo el acompañamiento fueron claves para que los organismos estatales desistiesen del intento de silenciar el lugar como uno de los centros de la resistencia; de que se colocasen distintos elementos que a la larga hubieran comprobado actividades clandestinas e ilegales en el lugar. Empero, el allanamiento se hizo, más de seis horas fueron necesarias para que los idiotas útiles descubrieran que en algunas paredes había afiches donde se decía que la policía era asesina; también para encontrar debajo de algunas mantas, instrumentos musicales apertrechados. Según las denuncias recibidas, el allanamiento sí fue ilegal, ya que la orden firmada por la Fiscal 304 y otros 5 fiscales más, sólo confería la revisión del inmueble ubicado en el primer piso de la Avenida 32 No. 13-45, y no los restantes pisos, que tenían otra nomenclatura.

 

Este hecho se suma a los montajes judiciales y violaciones a los derechos humanos que han encabezado, entre otros, el propio DAS. La anterior directora de este organismo, María del Pilar Hurtado, se encargó de señalar el año pasado a varios grupos y líderes estudiantiles como colaboradores de las FARC (colocando de esta manera en grave riesgo no solamente su integridad personal, sino su vida y la de sus familiares), asimismo encabezó las chuzadas telefónicas ilegales a reconocidos líderes políticos de la oposición; y hoy en día, por supuesto, ha sido premiada por Álvaro Uribe con la embajada en Francia, igual que como el presidente lo hizo en su momento con Salvador Arana, ex gobernador del Sucre, y miembro activo de la dirigencia narcoparamilitar. La estrategia de la lucha antiterrorista de la Seguridad Democrática legitima los actos mercenarios y terroristas del actual régimen. Son sus dependencias (la Casa de Nari, donde entran reconocidos jefes paramilitares y narcotraficantes; el DAS; el Ministerio de Defensa Nacional, que de una forma cínica admite “sólo” 25 denuncias de falsos positivos; etc.) las que deben ser allanadas y destruidas de inmediato. El viernes ya pasó como una advertencia, en la que vencimos, en la que demostramos, como lo dijera Yury Neira, papá del asesinado Nicolás Neira: “Acá nosotros tenemos todo lo que ellos no tienen, lo legal.” Ayer vencimos, mañana también venceremos.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com