Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

PRONUNCIAMIENTO SOBRE PROPUESTAS DE LA COMISIÒN TRIPARTITA. – UD

Por: Sergio Vargas. Opinión.

Fecha publicación: 19 octubre 2009

 

En la Facultad de Ciencias y Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas  se organizó una comisión tripartita con ocasión de una serie de coyunturas presentadas en las últimas semanas. Específicamente, después de una serie de hechos que ocurrieron hacia mediados de septiembre. En la última Asamblea que se realizó de cara a la comunidad universitaria, el secretario académico de la Facultad, Jorge Rodríguez Bejarano, presentó lo que se denominó un Plan de Acción redactado por la Tripartita. Según él, este documento fue distribuido y difundido para su análisis, en días anteriores, lo cual carece de credibilidad y se convierte en una cruel mentira y engaño con que los funcionarios tratan a los estudiantes, pues ese Plan sólo fue socializado hasta dicho día.

 

Puesto que la comunidad universitaria no venía preparada para abordar un análisis serio, propositivo y argumentativo de fondo, el documento generó distintas interpretaciones y lecturas del caso. Muchos, legítimamente, se opusieron a la mayoría de propuestas redactadas por la Tripartita, policivas y restrictivas de libertades y derechos conquistados por el movimiento. La única respuesta de las directivas, en cabeza del secretario académico, fue la de argüir el argumento de que este fue un órgano de representación de la comunidad y elegida por ésta en Asamblea anterior, lo que según él, le daba credibilidad a las propuestas, y que dizque representaban el pensamiento de la mayoría de estudiantes. Nada más absurdo, pues es sabido que la comunidad universitaria si siquiera conoce a las personas que participaron en la Tripartita, y la Asamblea (que no es representativa de toda la comunidad) tampoco eligió unánimemente la creación de este colectivo. Sólo por ejemplificar la situación, miembros de El Macarenazoo presentes, votaron en favor de la implementación de un Kurríkulo Alterno, no de un ente de representación cualitativa elegida al azar, que puede ser permeado por la politiquería y la despolitización reinante.

 

Durante la Asamblea en la cual las directivas, con auspicio de algunos estudiantes y profesores (por un lado desinformados, y por el otro sumisos), presentaron el documento, expresamos públicamente nuestro malestar por el hecho de no haberse socializado la propuesta con antelación, y propusimos que se nos facilitara para que pudiese ser cargada en la página web del MZO, y allí todos pudiesen opinar con argumentos serios, y no con meras opiniones tergiversadas. Frente a la petición, el secretario académico, y precandidato a la rectoría de la universidad para el próximo periodo. Jorge Rodríguez Bejarano, en una actitud hostil y arribista, decidió apagar el computador portátil donde se encontraba el susodicho documento, evitando de esta forma que nos la lleváramos en una memoria USB. Como un típico agitador infundamentado, y frente a nuestro reclamo airado, aseguró que no podía volver a encender el PC, pero que por correo electrónico llegaría la información, no solamente al medio de comunicación de la universidad, sino a los estudiantes en general. Ello ocurrió el lunes 21 de septiembre, y hoy, casi un mes después (donde incluso se cambió la dirección de la Decanatura), aún no ha llegado.

 

Frente a estos hechos, tenemos que decir lo siguiente:

1.   Puesto que la Comisión Tripartita carece de representatividad, y fue elegida al azar, sin saber cuáles son sus fines y miembros, los documentos y propuestas que esta produzca no son legítimamente avalados por el conjunto de la comunidad universitaria. Es necesario además establecer el papel de las directivas en ésta.

2.   Dentro de las propuestas que se expusieron en el documento, se escucharon ítems que son supremamente perjudiciales para la comunidad universitaria; muchos de ellos pueden atentar contra la integridad física de las personas. Se debe crear un ambiente de cordialidad y de bienestar al interior del campus, no una esfera de poder donde todos deban estar identificados y vigilados, como lo propone la supuesta Tripartita. Esto crea una atmósfera de desconfianza.

3.   El secretario académico debe renunciar a su cargo si quiere postularse a la rectoría de la universidad, y no convocar desde su puesto de trabajo a egresados en actos proselitistas en su favor, como este medio lo ha comprobado. Asimismo, mientras se encuentra en este cargo, establecer contactos cordiales entre la comunidad y este estamento, como no lo ha hecho hasta ahora, y prueba de ello es la actitud agresiva que asume cuando estos le proponen salidas, como quedó demostrado cuando El Macarenazoo le sugirió facilitar el documento de la Tipartita.

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com