Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

INICIA OFICIALMENTE LA RECOLECCION DE FIRMAS PARA REVOCAR EL MANDATO AL ALCALDE DE FUNZA

Por: Sergio Vargas.
Fecha de publicación: 31 de enero de 2013.


Ciudadanos valientes e indignados del municipio de Funza, Cundinamarca, han empezado a recolectar desde hace un par de semanas las primeras firmas para impulsar la revocatoria del mandato al alcalde de la población, Jorge Enrique Machuca, de las toldas de Cambio Radical. Sin embargo, sólo hasta ahora han empezado a salir a la calle a recogerlas, y así oficializar legítimamente la iniciativa popular; pese a los resultados electorales del 2011, la ciudadanía responde positivamente a la convocatoria y ya decenas de habitantes han firmado y están empezando a firmar la planilla oficial que el grupo convocante ha propuesto. Los sondeos que se habían realizado por este medio de comunicación a finales del año pasado, señalaron que un 80% de los encuestados estaría de acuerdo con revocarle el mandato al alcalde del municipio, lo que a su vez conllevó a que fuera escogido por los mismos lectores como el antipersonaje del 2012 a nivel local.

Los pasos de la revocatoria:
La iniciativa está delimitada y protegida legalmente por la Ley 131 de 1994, y su modificatoria, la Ley 741 de 2002. Es decir, se constituye como uno más de los disímiles mecanismos de participación ciudadana aprobados por la Constitución, la normatividad y las mismas leyes; por ende, aparte de convertirse en una acción eminentemente legítima de los ciudadanos para ejercer control político sobre los funcionarios públicos, también merece que las mismas autoridades civiles y policiales den garantías para el pleno ejercicio de este derecho.

En Funza se deben recolectar mínimo 6857 firmas de ciudadanos que sean parte del censo electoral del municipio para poder realizar la solicitud de la revocatoria; no importa incluso si estas personas no votaron en la elección de octubre de 2011, en la que se designó al mandatario que la ciudadanía desea destituir. El número de firmas resulta del conteo del 40% de votos que obtuvo Machuca cuando resultó ganador; vale recordar que Machuca obtuvo 17.144 votos en total, Diego Mora, de ASI, 12.887, y Carlos Julio Buitrago, del Polo, 605. Las firmas deberán entregarse con un memorial de las razones por las cuales se solicita la revocatoria; para el caso existen dos opciones legales para poder hacerse, la insatisfacción general de la ciudadanía con el mandatario, o por incumplimiento del plan de gobierno. Puesto que el plan de gobierno se reflejó en lo que fue el Plan de desarrollo Funza Avanza, y que es tan poco ambicioso (por ejemplo, sólo plantea dos capacitaciones anuales para las veedurías ciudadanas del municipio), y por ende ajustado a las propias necesidades y expectativas de los dirigentes locales, la comunidad ha decidido seleccionar como razón de la revocatoria la insatisfacción general de la ciudadanía, reflejada ésta en el inconformismo que genera la delincuencia, la inseguridad, la corrupción, el clientelismo, los procesos sociales amañados y cooptados por la administración, el cobro de los espacios públicos, la censura, la persecución, que el burgomastre esté siendo investigado por cobros de plusvalía y violación a las normas electorales, el no apoyo a las organizaciones sociales, que se destruya el patrimonio público, que no se garantice la salud a la gente, la inexistencia de presupuestos participativos y de canales de diálogo directos con la comunidad, etc., todas razones que se suman al creciente rechazo y repulsión del público hacia la figura del alcalde.

Cuando la Registraduría llegue a avalar el número de firmas reseñadas anteriormente, se tendría que convocar al mes siguiente a la realización del acto de consulta popular mediante el voto para definir si se le revoca el mandato o no al alcalde. En el caso de Funza, y como lo dice la Ley, tendrían que votar mínimo el 55% de la población que votó en la elección del 2011, esto significa 17.921 personas, pues en total fueron válidos 32.585 votos en ese entonces, resultado de la sumatoria de los sufragios de los candidatos (30636) más los votos en blanco (1949). Con una participación del 68.83% del censo electoral del municipio en aquella ocasión, Funza superó el promedio nacional de abstención, lo que significó una amplia deliberación de la gente. Con ese mínimo de 17.921 personas votando la revocatoria, tendría que ganar el sí con la mitad más uno de los votos ese día; sólo de esa manera sería válido el resultado y se podrá dar como un hecho la destitución popular del alcalde. Dos meses después se tendrían que realizar nuevos comicios, si llega a realizarse la revocatoria este año, o el gobernador, de lo contrario, tendría que escoger a un alcalde encargado.

Como bien lo aseguran los medios de comunicación, desde que se promulgó la Ley en 1994 no se ha llegado con éxito a revocar a un alcalde o gobernador. Sin embargo, los mecanismos de participación están allí estipulados, y vale la pena usarlos en beneficio del interés general, público y masivo, y para eso es que en Funza los valientes e indignados ciudadanos que no se financian de ningún partido o movimiento político están ya recogiendo las firmas en la calle y llamando a nuevos adherentes. Invitan a firmar, promover, y no dejarse intimidar por las presiones oficiales que puedan acaecer, ahora que ya es un hecho la iniciativa para revocarle el mandato a quien hasta el día de hoy sigue sin ser con respeto y altura el alcalde de un municipio de cien mil habitantes...

Descargue
acá el formulario de recolección de firmas.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com