Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

PARA ESTE 14 DE MARZO: ¡VOTE!

Por: Comité Editorial El Libelo*

Este domingo 14 de marzo se elegirá nuevo Congreso de la República, y por primera vez en la historia del país, se designarán democráticamente a los representantes del país ante el Parlamento Andino. Por la importancia que tiene esta fecha, El Libelo responde algunas preguntas básicas que se hacen algunos ciudadanos sobre el tema, y también sugiere alternativas de participación para este día tan importante.

¿Qué se elige? Se elegirá el nuevo Congreso de la República, que está dividido en la Cámara de Representantes (168 escaños) y Senado (102 senadores); y por primera vez los cinco representantes de Colombia ante el Parlamento Andino, que es la plataforma creada desde la CAN (Comunidad Andina de Naciones), para dirimir problemas y proyectos de los países de la región, que son Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia, y donde hay otros seis países asociados y observadores. Los ciudadanos sólo podrán votar una vez en cada tarjetón de los tres correspondientes, y también, si lo desean, solicitar los tarjetones de consultas presidenciales de partidos políticos.

 

¿Si no inscribí mi cédula puedo votar? Esta pregunta la hemos escuchado varias veces. La respuesta es que sí, ya que todo colombiano con cédula de ciudadanía (excepto presos y miembros de la fuerza pública) pueden votar. Lo hacen en el lugar que votaron más recientemente. Sólo inscriben su cédula aquellas personas que hayan cambiado de domicilio, deseen votar en un lugar más cercano, o hayan aceptado “trastear” su voto. Si no inscribió la cédula, puede votar donde lo hizo por última vez. Para quien vaya a votar por primera vez, lo hace en el municipio donde haya sacado su documento. Recomendamos revisar con tiempo dónde le corresponde, en caso de tener dudas, y de querer participar en las elecciones. En la página Web de la Registraduría Nacional se puede consultar, con su número de cédula, lugar exacto de votación.

 

¿Cómo es el tarjetón de votación? El tarjetón de Senado está dividido en dos partes, se le solicita al elector sólo diligenciar una de las dos. La parte A corresponde a la circunscripción nacional, y la B a la Circunscripción Especial Indígena. El tarjetón de la Cámara de Representantes varía de acuerdo al departamento; en nuestro caso, Cundinamarca, éste está dividido en tres partes, la A, correspondiente a  la Circunscripción de departamento; la B, Circunscripción especial de comunidades indígenas, y la C, a la Circunscripción especial de comunidades negras. Se encontrarán los logos de los partidos y movimientos políticos, y una serie de números según sea el caso. Existe el voto preferente o no preferente, en el primero es necesario marcar el número del candidato, en el segundo basta con marcar con una equis el partido. Y recuerde: en el tarjetón no aparecen nombres ni fotos de candidatos, y sólo se debe diligenciar una de las tres partes de cada tarjetón, inclusive si se vota en blanco.

 

¿Cómo participar? ¿Por quién votar?

En el país, el 80% de los ciudadanos habilitados para votar no lo hace. Apenas un 20% escoge los representantes ante estos órganos.

Pero Colombia en los últimos meses ha sufrido un interesante proceso de politización, donde incluso la derecha ha salido a marchar en favor de las políticas de represión. Frente a la abstención común, ha surgido la abstención activa, posición que consiste en asumir una actitud de protesta con el orden de las elecciones y los efectos que éstas tienen. Es lógico pensar que votar no va a solucionar en mayor medida el actual estado de cosas, y que por el contrario el hecho de asistir puede validar los hechos de fraude, corrupción, compra y trasteo de votos que ya están anunciados para este domingo. La Misión de Observación Electoral (MOE), dice que en la mitad de los municipios del país (546) existe riesgo de que se presenten fraudes de este tipo. Teniendo en cuenta estas consideraciones, la abstención activa es una oportunidad para mostrarse en desacuerdo con esas normas anómalas.

 

Otra posición que se ha asumido por parte de varios ciudadanos, es votar en blanco. Se cree que no es necesario promover la abstención, porque ésta ya va a existir; entonces, se propone que los indecisos de todos modos sí acudan a las urnas, y voten en blanco, que contrario a las opiniones de algunos, sí vale. El voto en blanco es supremamente valioso: Según la reglamentación vigente, si el voto en blanco llega a ganar en unas elecciones (cosa que nunca ha pasado en el país), éstas deben ser repetidas con candidatos nuevos. ¡Eso es fabuloso, colapsaría el sistema! La campaña por el voto en blanco sigue su rumbo, pero creemos que aún así no podrá lograr su fin de ganar por encima de todos los demás candidatos: es complicado destruir la maquinaria electoral de cerca de 1.000 candidatos. Por ello, El Libelo invita, como un acto voluntario, de adhesión no paga, a apoyar la siguiente propuesta:

 

Votar, pero no hacerlo por algún movimiento o partido político involucrado en la narcopolítica, para-política y para-uribismo, que a la postre es lo mismo. Dichos partidos son los que conforman la actual coalición de gobierno, involucrados en los escándalos que el país conoció, y donde el 80% de sus integrantes han sido investigados por relaciones con grupos criminales. Es hora de elegir un nuevo rumbo de país. No se puede reelegir la corrupción y el crimen. Basta recordar las palabras del jefe paramilitar Salvatore Mancuso: “nosotros controlamos el 35% del Congreso.” No vote por La U, por PIN, por el Partido Conservador, por Cambio Radical, por Alas, sectores que albergan y albergaron a todos los políticos condenados por crímenes de lesa humanidad (masacres, desplazamiento, etc.). Apoyar y votar al Senado por Aida Quilcué, líder indígena en defensa de la madre tierra, en contra del lesivo Tratado de Libre Comercio, y además porque en su condición de consejera mayor del CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca) fue objeto de un atentado por parte del Estado donde resultó asesinado su esposo, Edwin Legarda; esto demuestra que para el establecimiento es una figura de fundamental interés, y queremos que represente dignamente al pueblo colombiano que no está endosado a las políticas mafiosas del gobierno central (Movimiento Social e Indígena, No. 201, parte B del tarjetón, circunscripción especial indígena). A la Cámara de Representantes por alguna de las tres opciones posibles: César Manrique (Polo, No. 101), José Hebert Rodríguez, del Partido Comunista (Polo, 103), o Voto en Blanco. Y en el Parlamento Andino por Fabiola Piñacué, representante de Coca-nasa y líder indígena, que defenderá la soberanía nacional y alimentaria, los recursos naturales y evitará la incursión de bases militares extranjeras en Latinoamérica (Polo, 502). 

* El Libelo es el proceso de información y comunicación adelantado por El Macarenazoo en Funza (Cundinamarca).

 


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com