Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE CUNDINAMARCA SIGUEN EN HUELGA DE HAMBRE

Por: Cristina Sánchez.
Fecha de publicación: 18 de septiembre de 2012.

¿Y entonces los estudiantes de la Universidad de Cundinamarca siguen en huelga de hambre?

http://3.bp.blogspot.com/-lweA1LSFfxw/UFaBEyNCeUI/AAAAAAAACTs/BrArnA4iuLw/s1600/huelga.jpg

Desde hace más de una semana, cuando me enteré, me he estado haciendo esa misma cuestión y me encuentro con que pasadas más de 228 horas de resistencia, los estudiantes siguen con los estómagos vacíos , las cabezas llenas de ideas y las bocas llenas de palabras para discutir. ¿H
asta cuándo? Los historiadores no solemos hacer predicciones, pero usualmente se nos antojan unas respuestas, por ejemplo a mí se me ocurre pensar que los oídos sordos se deben a la falta de experiencia negociadora, es más fácil reprimir que debatir, es más fácil reproducir el orden jerárquico del “cada quién en su lugar” que aceptar que los otros, los estudiantes, también son interlocutores políticos. Pero eso no es algo nuevo, los que tengan un poco de memoria a largo plazo recordarán que ha sido el común denominador de la historia del movimiento estudiantil colombiano, creo yo, porque hay una tendencia a la subvaloración de su capacidad organizativa autónoma. Se les ha leído como víctimas de la ideologización y se les ha desconocido sus construcciones intelectuales y políticas propias, claro: en esto tenemos gran responsabilidad quienes nos decimos maestros… 

Ahora bien, el camino está abonado, los estudiantes de la UDEC, movilizados o no, han ido comprendiendo que la acción violenta no es el repertorio de protesta idóneo para el contexto colombiano, pretender que la violencia es el único camino disponible para los futuros profesionales colombianos es limitar la construcción de nuevos caminos de movilización social. Los eventos de los últimos meses nos han demostrado que podemos aprender de otras experiencias -pienso en los estudiantes chilenos- y también que es posible construir un movimiento estudiantil diferente, lejos de anquilosamientos ideológicos. Aplaudo la resistencia, aplaudo los repertorios de protesta pacíficos, aunque no desconozco que la huelga de hambre es una acción violenta contra su propio cuerpo, que se convierte en cuerpo expuesto, cuerpo político, cuerpo que resiste. Admiro la entereza de los estudiantes y respaldo el diálogo y la negociación. Espero que éste sea un ejemplo nacional e histórico y que el saldo de la protesta sea mucho más que unos kilos menos. Aguardo por noticias positivas y desde aquí les envío un abrazo a todos los estudiantes pensantes y críticos que apuestan por una renovación en la realidad educativa.


SOLIDARIDAD DESDE BRASIL PARA LOS HUELGUISTAS DE LA UNIVERSIDAD DE CUNDINAMARCA

 

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com