Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

EL EJERCITO NACIONAL TOMA EL CAN COMO CAMPO DE ENTRENAMIENTO

Por: El Macarenazoo.
Fecha de publicación: 28 de octubre de 2014.

 

Las maniobras con helicopteros se han realizado los dos últimos días en el Centro Urbano Antonio Nariño en Bogotá. Foto: Fernando Cely.

Los habitantes del Centro Urbano Antonio Nariño (CUAN) denuncian la intromisión del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana en la privacidad y tranquilidad de los habitantes de este sector popular de la capital de la República. La zona, con una alta densidad poblacional, ha sido tomada en las últimas horas para realizar ejercicios militares en contravención del Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos de los residentes. Por lo menos son casi mil las familias afectadas por estas operaciones, las cuales han denunciado que ni el Ejército ni el Estado colombiano informaron sobre esta situación, creando zozobra sobre sus apartamentos, y en casas de barrios aledaños, entre los que se incluye el centro Internacional de Negocios y Exposiciones, Corferias.

Desde ayer los helicopteros se han posado sobre los techos de los apartamentos, violando todos los protocolos establecidos para esta clase de ejercicios militares. El hecho es de especial interés y relevancia también por tratarse de una acción ejecutada en pleno casco urbano de la capital, y muy cerca de las sedes de instituciones públicas oficiales como el SuperCADE de la Avenida de las Américas con carrera 30, la Universidad Nacional, entre otras. Los residentes aseguran que los soldados estarían realizando un supuesto “simulacro” y para ello utilizando como helipuerto el Edificio B4 del CUAN, adyacente a la Avenida La Esperanza.

Pese a las acciones militares, sin embargo, los habitantes no tenían ninguna información sobre la razón de estos operativos. Apenas en la noche anterior recibieron un panfleto anónimo que afirmaba: “a solicitud del Ejército, durante los días 28 y 29 de octubre en horas de la mañana llevaran (sic) a cabo un simulacro, solicitamos cerrar ventanas y cortinas.” El papel, que fue depositado debajo de la puertas de los residentes, no contenía firma alguna y mostraba sendos errores ortográficos en su redacción.
 

Facsimil del panfleto anunciando y dando cuenta de la razón de la maniobra militar en el CUAN.

La preocupación de los habitantes de esta zona poblada de la capital, crece, pues tendrán que aguantar, según el comunicado, un día más de zozobra e incertidumbre sobre su propia integridad, vida, tranquilidad, privacidad y seguridad del propio mobiliario que se ve claramente afectado por estas acciones. Esta clase de entrenamientos militares violan el Derecho Internacional Humanitario (DIH) que estipula una prohibición a las fuerzas armadas legales o irregulares ubicarse cerca de o en las viviendas y residencias de la población civil, haciendo ocupación de terrenos comunitarios; por si fuera poco es una estrategia para vincular de manera ilegal a la comunidad al conflicto armado. Por lo tanto se recomienda y exige al Ejército y demás Fuerzas Armadas cumplir las convenciones y protocolos en el marco del DIH y cancelar sus operaciones militares sobre éste y cualquier barrio de Bogotá.

Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com