Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

DECLARACION POLITICA DE CULTIVADORES DE COCA AMAPOLA Y MARIHUANA

Por: organizaciones y cultivadores de coca, amapola y marihuana.*
Fecha de publicaación: 29 de septiembre de 2014.

 

http://radiomacondo.fm/wp-content/uploads/2013/11/coca.jpg
Foto: Archivo.


Nos hemos reunido cultivadores de hoja de coca, amapola y marihuana, organizaciones  del suroccidente colombiano y del país para debatir y dar propuestas sobre la problemática de los cultivos mal llamados de uso ilícito, el fenómeno del narcotráfico y el consumo de drogas ilícitas. Tomamos como transversales a estas problemáticas, los acuerdos parciales y salvedades del punto No. 4 de la mesa de diálogos en La Habana,í como la importancia de avanzar hacia un proceso constituyente

En el desarrollo de nuestro Encuentro participamos en las siguientes mesas de discusión:
1. Despenalización de los cultivos y sus usos ancestrales, medicinales y alimentarios.
2. Consumo de drogas ilícitas ¿criminalización o salud pública?
3. Aplicación de la política antidroga, a nivel nacional e internacional.
4. ¿Cómo sería un plan nacional de sustitución?

Nuestras discusiones arrojaron los siguientes insumos.

El comercio ilegal de la producción masiva de la hoja de coca hoy beneficia a los grandes monopolios narcotraficantes; la ilegalidad de la planta hace que su demanda sea elevada; la problemática de los cultivos ilícitos giran en torno a problemas sociales estructurales. Es difícil entender como solución la simple sustitución de cultivos o la promoción de nuevos si no existe la posibilidad de comercializarlos, si no hay vías en buen estado, ni apoyo estatal en subsidios.

Para la despenalización de los cultivos de coca, amapola y marihuana se debe seguir impulsando la reforma agraria, el reconocimiento de los usos ancestrales, medicinales y alimentarios que han defendido comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes.

La producción frente a los beneficios medicinales y alimentarios de las tres plantas requiere de un proceso educativo técnico y tecnológico, que difunda los usos de las plantas, para concienzar a la población, combatir la estigmatización que existe, aclarando que los campesinos no son narcotraficantes. La despenalización debe tener por bandera la soberanía alimentaria e impedir que se aprovechen las multinacionales de sus usos medicinales y alimentarios.

En cuanto al consumo de drogas ilícitas la solución no es criminalizar el consumo, sino tratarlo como problema de salud pública, que requiere de la intervención estatal a través de políticas públicas con autonomía de las comunidades para asumir y proponer programas de prevención, formación y difusión.

Tratar el consumo como un problema de salud pública implica regular el cultivo, teniendo en cuenta la diferencia que debe hacerse entre el tráfico y la acumulación del capital que este mismo representa.

La política antidrogas que creó EE.UU e implementaron los países latinoamericanos como nuestro país ha fracasado: en los más de 40 años que lleva su ejecución no ha logrado dar fin a este problema, sino que por el contrario lo ha profundizado. Políticas intervencionistas como el Plan Colombia ha generado que nuestro país pierda su autonomía y soberanía, convirtiéndose en un país servil a los intereses del capital, expuesto a la expropiación de nuestros recursos y criminalizando el agro, siendo el raspachin, el pequeño productor y los campesinos los más afectados con estas políticas terroristas implementadas por el Estado colombiano.

La política antidrogas ha generado un gran problema ambiental por todos los métodos que se implementan para contrarrestar los cultivos de coca, amapola y marihuana, en especial las aspersiones aéreas con el glifosato, como la contaminación de las fuentes hídricas, destrucción de la fauna y flora, y generación de enfermedades en los seres humanos. 

Asamblea nacional constituyente: es necesario el ejercicio de una nueva constituyente que resuma y pretenda solucionar los problemas estructurales que tiene la sociedad colombiana, entre estos el de los cultivos ilícitos. A cambio de la política antidrogas exigimos que se implemente una política de soberanía alimentaria y que a los cultivos de coca, marihuana y amapola se les reconozcan su sentido ancestral.


Sobre la sustitución de los cultivos debe darse garantías reales de esos programas, pues el gobierno en reiteradas ocasiones ha incumplido sus acuerdos. Estas garantías incluyen vida digna, descentralización de la tierra, respeto de los derechos de los campesinos, la autonomía y soberanía de los territorios y de la siembra del campesinado en Colombia.

Al estar la problemática de los cultivos de uso ilícito dentro del conflicto armado y social, se exige la solución política al conflicto armado y social, soberanía nacional, la liberación de prisioneros y prisioneras políticas que fueron detenidos durante la resistencia cocalera, democratización de los medios de comunicación y el establecimiento de la comisión de la verdad.  La paz con justicia social es un derecho propio que tenemos que construir.

En este Segundo Encuentro, realizado en Santander de Quilichao (Cauca), los cultivadores de hoja de coca, amapola y marihuana proponemos movilizarnos, eliminar y derogar las leyes antipopulares, consolidar un bloque unitario, reestructurar los mandatos que hay en la Constitución Política de 1991, a través de un proceso constituyente construido desde las bases.

Para lograr una verdadera paz debemos actuar conjuntamente y construir una unidad sólida que confluya en la lucha por el país que queremos. Le apostamos a la Constituyente nacional de productores.
 

Porque la coca es vida, es ancestral, es soberanía, dignidad y resistencia.
Yinzenñiza ñicitewes yose tos cuat cuat tinzeboi
Con la coca vivimos en buena salud, brindando nuestro espíritus de nuestra madre tierra

¡Viva el Segundo Encuentro de cultivadores de hoja de coca, amapola y marihuana!
¡Vivan las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes que resisten y defienden los territorios!

* ANDAS VALLE; MOVIMIENTO DE LOS SIN TIERRA; NIETOS DE MANUEL QUINTIN LAME; ASCABAL; FEU CALI; ASOJUNTAS; ADIECOL; CPDH VALLE; AGROPATIA; FEU CAUCA; TUTO GONZALEZ; ANZORC; ACIC; ASOCRET; ASOCROS; ASOMINUMA; AITROAJ; ZRC ALTO NAYA BUENOS AIRES; CONSTITUYENTES POR LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL; GRUPOS MUSICALES DE PUEBLO NUEVO, TORIBIÓ, AGUABLANCA-SANTANDER DE QUILICHAO; FENSUAGRO; PUPSOC.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com