Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SOBRE LA SITUACION Y CONTEXTO POLITICO EN VENEZUELA

Por: Jazmín Grajales Clavijo.*
Fecha de publicación: 1 de marzo de 2015.



El irrestricto apoyo de la mayoría del pueblo venezolano hacia Nicolás Maduro se demuestra en las urnas y en las calles, como las acostumbradas mareas rojas de apoyo así lo manifiestan. Foto: Comando Hugo Chávez.



Los últimos días de la coyuntura en Venezuela han estado marcados por la denuncia pública, por parte del presidente Nicolás Maduro y sectores revolucionarios, sobres las amenazas constantes en intento generar un Golpe de Estado.

Dentro de las denuncias se ha venido demostrando una serie de acciones en el plano económico, mediático y militar, insistiendo que estos planes están siendo diseñados y orientados desde los intereses transnacionales imperialistas (principalmente estadounidenses) en fuerte articulación con el grueso del liderazgo de la oposición venezolana.


En lo económico se mantiene la “guerra económica”, principalmente por medio de la especulación, contrabando de extracción de productos sensibles a la población, acaparamiento y retención en bodegas de productos sensibles a la población, provocar filas y retrasos a la hora de hacer las compras. La guerra económica está dirigida principalmente a generar malestar en la población y descargar esta molestia contra el presidente Maduro. Aunque sin duda alguna las medidas del gobierno han venido haciendo frente y conteniendo esta situación, sí se ha logrado atizar el descontento popular, incluyendo importantes sectores chavistas y populares del país.


La guerra mediática, principalmente está dirigida hacia el plano internacional. El principal laboratorio de desinformación lo conforma el triangulo USA – Colombia – España. De forma general, se ha construido la impresión internacional de que Venezuela está en el colapso generalizado, en medio de un régimen opresor, violador de los DDHH y que ante esto, la única salida posible es la rebelión interna y/o la intervención internacional. En este escenario, la voz hegemónica la tienen las grandes corporaciones del gran capital aunque ha sido determinante y fundamental el apoyo hacia el gobierno revolucionario, por parte de diversos bloques y países del mundo como los China, Rusia y una buena parte de los países Nuestroamericanos.


En lo militar se ha denunciado una serie de intentos de magnicidio hacia el Presidente y diversos líderes del chávismo. Recientemente se desmanteló un plan para bombardear ciertos lugares del país para resguardar acciones por tierra. Aunque se contaría con algunas fuerzas en el seno de las estructuras militares y policiales del país en alianza con el golpismo, todo indica que en realidad no tiene la suficiente fuerza para desarrollar un golpe de estado (ya lo habrían hecho); por lo que se la están jugando con sectores juveniles estudiantiles a través de las guarimbas y de forma preocupante, con tejido paramilitar sembrado desde Colombia. Cabe resaltar que uno de los principales ideólogos de la desestabilización contra Venezuela es el senaador Uribe Vélez. La presencia y acciones paramilitares, se han venido denunciando fuertemente en los últimos días, llamando al pueblo a estar alertas y constante movilización.


En relación a las guarimbas, en este momento no han tenido la fuerza esperada por la oposición, no han contado con muchas gente, pero sí están generando zonas focalizadas de algunas ciudades como Mérida y San Cristobal. Es importante insistir que este tipo de confrontación no es una realidad generalizada, sino en ciertos focos, pero con una cobertura y difusión mediática muy fuerte. En los últimos días ha aumentado, desde el lado de las guarimbas, el uso de armas de fuego buscando forzar la presencia de muertos que puedan radicalizar el descontento hacia el gobierno. De igual forma que en el año anterior, la oposición reporta muertes causadas por la represión “castrochavista”, aunque en realidad los muertos sean chavistas o víctimas de los guarimberos. Este escenario de “buscar un muerto”, se refuerza debido a que el arresto del líder opositor Antonio Ledezma no provocó una respuesta de calle masiva y contundente.


* Trabajadora social, estudoante de Maestría en Ciencias Sociales Universidad de Caldas.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com