Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

SEGUIMIENTO A LA SITUACION DE LAS FAMILIAS DESALOJADAS DEL EDIFICIO DEL ICBF

Por: Maureén Maya
Fecha públicación: 14 de marzo 2011; 5:00 p.m.

Continúa espera de familias desplazadas. Hoy se esperaba el inicio de una mesa de negociación. No sucedió. Las familias continúan en el limbo.

 

9:49 AM. Las familias desplazadas esperan en el Hotel Bogotá la llegada de los funcionarios delegados por el Estado y el Distrito para atender su situación y ofrecer medidas efectivas de solución.

 

Esta mañana los visitó el dueño del hotel, a quien llaman “don Leonardo” para orar con ellos. No han recibido ayuda distinta a la espiritual y la visita de una brigada de “salud a su casa”, que en este momento se encuentra valorando la situación de los 34 niños. Luego serán revisados los adultos heridos. 

 

En total son 61 personas. La cifra de los 48 heridos es por tanto incorrecta. 

 

Milton Rosales, líder de éstas familias y quien fuera amenazado de muerte por un agente de la policía el día del despojo, cuenta que el viernes pasado recibieron una citación para acudir hoy a la UAO, pero que ellos la rechazaron, argumentado dificultades de transporte a falta de dinero. Además la citación se hizo por separado a cada núcleo familiar, siendo el último Rosales. Temen que a través de esta supuesta estrategia se quiera romper su unidad y por ello también se niegan a asistir a la UAO. Esperan que los funcionarios hagan presencia en el hotel.

 

Afirman que entre más se dilate el proceso de negociación, más costoso le resultará al Distrito. Su posición es no abandonar el hotel en tanto no se les garantice una vivienda digna para todos, así ésta sea de manera transitoria. 

 

11:33 AM. Hasta el momento ninguna autoridad ha hecho presencia en el Hotel Bogotá. Las once familias continúan a la expectativa y no saben si ésta noche dormirán en el mismo sitio, en la calle o en un nuevo hogar transitorio. Ni siquiera saben si tendrán almuerzo el día de hoy.

 

En este momento, con el apoyo de la organización Lazos de Dignidad, los líderes de los desplazados trabajan en el pliego de peticiones que presentarán al gobierno nacional y en un derecho de petición que será enviado en la tarde para que las entidades del Estado y el Distrito convoquen a una mesa de concertación.

 

Las familias se mantienen en su posición. No abandonarán el hotel hasta que no se les dé solución definitiva a su problema de vivienda.

 

Los niños en edad escolar, y a los que sus padres alcanzaron a empacarles ropa y zapatos regresaron hoy al colegio, los demás permanecen en el hotel junto a sus padres en revisión médica.

 
http://a6.sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/190644_196012903762788_100000622396234_598531_457787_n.jpg
Producto de la acción bárbara de la policía nacional contra los desplazados, 10 adultos fueron incapacitados entre 6 y 15 días. Debido a esto, los niños tienen miedo y todos aguantan hambre

2:29 PM. Seguimiento a la tragedia que enfrentan las familias desalojadas del edificio del ICBF.  

 

La situación no mejora. En un estancamiento lamentable, se encuentra el proceso de reubicación de  las familias que fueron desalojadas por la fuerza el jueves 10 de marzo.  

 

Siguen en el Hotel Bogotá en espera de una solución.  

 

Su futuro es más incierto que nunca. Los organismos responsables de brindar solución a su grave crisis, como ACCIÓN SOCIAL, no han hecho presencia en el lugar. Tampoco han llegado ayudas. Se mantienen con pan y leche que algunos ciudadanos conmovidos con su penosa situación, les han llevado.

 

La valoración médica de esta mañana, estableció la incapacidad de por lo menos a 10 adultos. Milton fue incapacitado por 9 días, Luís Felipe con 7 días, Ángela Maritza con 12 días, Jairo Exequiel con 12 días, Efraín Enríquez con 8 días, Eliana López con 8 días, Amaury con 6 días, Néstor Raúl con 15 días, Jairo Humberto con 8 días, Ana Lilia Tovar con 8 días.

 

Los menores aún están afectados por los hechos de violencia que presenciaron, algunos están nerviosos y tienen dificultades para conciliar el sueño pensando que de nuevo puede llegar la policía con bolillos a golpear a sus padres o lanzando gases.  

 

Al medio día los visitó un funcionario de Convivencia del Distrito para solicitar la cuenta del hotel. Se molestó porque pidieron una comida, aunque han querido no han podido pedir más, y cuando las familias les informaron que no abandonarían el hotel en tanto no les asegurarán una vivienda digna para los 61 desplazados, entre los que contabilizan 34 menores de edad, el hombre lamentó la decisión y salió presuroso del hotel para informar a sus superiores sobre  este nuevo hecho.

 

Si bien al Distrito le cabe cierta responsabilidad en esta tragedia, es Acción Social, el organismo encargado por Presidencia de la República para atender a la población víctima del desplazamiento forzado.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com