Comunicación Alternativa // ISSN 2145-390X

FUNZA EN EL MAPA DE RIESGOS ELECTORALES DE LA MOE

Por: El Libelo.*
Fecha de publicación: 28 de febrero de 2014.


Para esta época es usual la manipulación electoral por parte de las maquinarias políticas, que son también causantes de la inestabilidad democrática. Foto: Archivo particular.


En un documento interinstitucional liderado por la Misión de Observación Electoral (MOE) se detectan y analizan los factores de riesgo electoral de todo el país para las próximas elecciones legislativas a cumplirse en un par de días. Según el estudio de 220 páginas, es “alarmante” que se detecten 386 municipios del país con “factores indicativos de fraude.” Para el caso concreto del municipio de Funza, éste es es uno de los 38 municipios de Cundinamarca que, según el observador electoral, representa un riesgo medio de fraude en lo concerniente a la Cámara de Representantes. Cundinamarca, en este aspecto, sólo es superado por Antioquia como uno de los departamentos más sensibles al fraude.

En Funza las causales de fraude, según el estudio, son dos: la variación del censo electoral del municipio y el riesgo por la atención y reparación de víctimas. La primera representa un riesgo por el crecimiento progresivo y atípicamente alto del censo electoral en el municipio: en el periodo comprendido entre 2007 y 2010 (siendo alcalde Jorge Rey) aumentó un 10.98%; y para el 2010 – 2011 alcanzó un alza del 21.38%, es decir cuando Jorge Machuca salió electo como alcalde con una votación de 17144 votos. A esto se suma la inscripción irregular de cédulas que de nuevo fue detectada en Funza, siendo nuestra ciudad
uno de los 20 municipios en las miras de los organismos de vigilancia por este hecho.

La MOE señala en su estudio que la “causa para los aumentos atípicamente altos del censo electoral (...) puede ser el interés de grupos políticos por movilizar personas y hacerlas inscribirse como votantes en otros municipios, con el fin de obtener votos suficientes para acceder a cargos de elección popular, alterando así el correcto funcionamiento de los mecanismos electorales.” Añade la MOE que los resultados en cifras de cambios en el censo “son indicios de riesgo electoral, útiles para guiar futuras investigaciones que expliquen si esos aumentos para elecciones donde hay una participación atípicamente alta pueden ser provocados por alteraciones y manipulaciones al correcto funcionamiento del proceso electoral.” En Funza, ciertamente, en las más recientes elecciones locales para elegir alcalde y concejales, la abstención fue menor que en el resto del país, registrando un 68.83% de participación efectiva de los ciudadanos. En el aledaño municipio de Mosquera se presentó una situación similar, dado que un aumento atípico del censo electoral, que subió del 2010 al 2011 20.87%, ocasionó por inercia una participación alta de votantes, contra los registros típicos nacionales: ¡72.55% de sufragantes aptos para votar acudieron a las urnas en dicha cita, en donde salió electo el candidato del partido de la U, Nicolás García! En una ciudad como Bogotá, por ejemplo, para la época, participó apenas un 47.41% de los sufragantes aptos para votar, menos de la mitad de los habilitados... ¿por qué en la sabana se presentan comicios tan irregulares en relación con el promedio nacional?

Dado que en un par de días son otras las elecciones (Congreso de la República y Parlamento Andino), dice la MOE: “en este sentido, es interesante observar que los municipios con variaciones atípicas suelen presentar comportamientos muy disímiles antes de unas elecciones locales y de unas nacionales. Esto puede reflejar la presencia de actores políticos interesados en manipular el proceso electoral mediante la movilización de inscritos para votar, y puede mostrar también en qué tipo de cargos (de nivel nacional, departamental o municipal) están interesados esos actores políticos.”

En Funza, el otro factor que puede suscitar el fraude es la deficiente atención y reparación a las víctimas, ubicándose el municipio en la moratoria de riesgo medio. Un somero balance realizado por El Libelo detecta en este aspecto que la principal institución pública del municipio encargada de la defensa de los derechos humanos y atención a víctimas, la Personería Municipal, no adelanta en este tiempo programas para esta población marginalizada, y que “desconoce” si la Alcaldía Municipal está realizando lo propio. Según la MOE el riesgo precisamente “está relacionado con fallas institucionales en la implementación de la Ley 1448 de 2011 y el documento CONPES 3726, que incentivan a diferentes agentes a manipular a las víctimas para obtener un provecho económico o político. La coyuntura electoral aumenta el riesgo de manipular a las organizaciones de víctimas y sus representantes locales para financiar o acceder a proyectos de asistencia humanitaria, vivienda de interés social y prioritario, cupos escolares, acueductos y puestos de salud.” No es raro, pues, observar que los partidos políticos tradicionales usen los programas sociales o las viviendas como fortín electoral, haciendo llenar fichas enumeradas con la promesa incluso de participar en rifas de casas, o de ser el primer paso para la inscripción a un subsidio a un vivienda, entre otras acciones.

Funza está advertida, y los organismos de control atentos. Cualquier acto irregular el día de las votaciones, como lechonas regaladas, buses transportando gente, entrega de publicidad política, un trencito recorriendo las calles, una fiesta en una junta de acción comunal, etc., puede ser indicio de quiénes podrían estar alterando el normal funcionamiento de la democracia local; y actuando de acuerdo a sus intereses particulares, que en definitiva no son los mismos del pueblo.

* El Libelo es el proceso de comunicación alternativa gestada y apoyada por El Macarenazoo en el municipio de Funza, Cundinamarca.


Si usted desea pautar en nuestra página web y/o redes sociales escribanos a dispronatural@gmail.com